10 hallazgos del diseño local que no te podés perder

Iluminación, vajilla, tejidos, blanquería, mobiliario y accesorios: recorrimos la Feria PuroDiseño y elegimos sus propuestas más destacadas, todas con procesos de producción o terminación artesanal
Romina Metti
(0)
27 de mayo de 2016  • 13:13

.

Diseño de frontera: lámparas de soga

A la distancia parecen panales de abejas, pero de cerca dejan ver su trama, resultado de una técnica artesanal que consiste en la costura de cordón de algodón haciendo zigzag. El paciente costurero detrás de estas piezas únicas es el artista textil y diseñador industrial Julián Cúneo, que junto con la diseñadora Valentina Marún comanda Fro, firma dedicada al diseño de muebles y objetos. "Es un sólo cordón que voy cosiendo en forma de espiral, torneándolo con la mano para darle forma. Buscaba la manera de llegar a un producto a través de la escultura textil, y después de mucha experimentación sucedió", cuenta Julián. Bajo el concepto de "diseño de frontera" transmiten la idea de un diseño que se hermana con el arte, pero también hablan de la frontera como lo que se está adelante y por venir, y de aquella otra que identifica a la Argentina como territorio austral.

Animales en la sopa: vajilla ilustrada

Pini Ponce es arquitecta, pero su gran obra está puesta en el dibujo: cambió planos y edificios por ilustraciones y vajilla, y hoy se dedica a tiempo completo a Pomelo. Los motivos de sus tazas, vasos, bowls, platos y lecheras surgen de la fauna y la flora, con protagonistas que transportan al bosque, a la selva y al fondo del mar. Cada pieza es horneada de manera individual y cuidada como si fuera (¡porque lo es!) única en el mundo. Los platos son de porcelana, los bowls y tazas de cerámica y los vasos de vidrio. Además de la ilustración de frente, casi todas tienen una interior.

Zoom in a la lana: tejidos para el hogar

Para Sofía Homolicsan el tejido atraviesa la vida de todos los días: su misión es crear piezas heredables. No por nada su marca se llama Ahuana, "tejer" en quichua. Todo lo que cuelga de las paredes o cubre el piso (alfombras, mantas, manteles, pies de cama, almohadones) es artesanía en estado puro: la alfombra de vellón tejida a dos agujas está en el top 10 de los más pedidos. Y para hacer caer en la tentación a cada visitante, Sofía invita a sacarse los zapatos y probar la sensación de caminarla descalzo. Los tejidos se insertan en lo que ella llama "megatexturas", una estética que trabaja con grandes puntos de tejido, revelando toda la trama y esencia del material (lana patagónica, yute e hilo de algodón).

La hora de la siesta: almohadones serigrafiados

Detrás de pilas suaves y mullidas de texiles se esconden las hermanas Giarcia: Florencia, Constanza y Carolina son las creadoras de Nap, piezas hechas a mano que invitan al descanso. Los almohadones son estampados y serigrafiados artesanalmente sobre lienzo de algodón con ilustraciones antiguas, frases y dibujos propios. También tienen accesorios y tapices tejidos en macramé.

Por siempre asado: parrilla portátil

Ramón Dodero y Carina Russo son dupla creativa en la vida, en el amor y en el trabajo. Ambos arquitectos y fanáticos de Amancio Williams, bautizaron a su marca en su honor. Desde Amancio revisitan objetos de uso cotidiano con una mirada personal sobre la forma y el material. La revelación de su nueva colección es la parrilla Nerón, un simpático y liviano cubo de chapa plegada compuesto por una cabina interior para hacer el fuego, un grill para asar carne o verduras y una tapa para cerrarla y avivar la cocción. La pequeñísima parrilla (20 x 20 x 30) está pintada con powder coat, revestimiento apto para altas temperaturas. También en chapa plegada tienen percheros, organizadores y papeleros, además de una serie de lámparas hechas con módulos planos de polipropileno plegado.

Cable a tierra: sillas de PVC

Con base en Tucumán, los diseñadores Alvaro Armanini, Pablo Castellini y Eugenia Orlando se iniciaron en el mundo de los asientos con la clásica Acapulco, pero al poco tiempo comenzaron a diseñar modelos propios de sillas y poltronas desde Diseño Acapulco. Todas tienen estructura de hierro -en algunos casos bañada en cobre- y el asiento es tejido a mano con cables de PCV de colores o lonjas de cuero, siguiendo distintos puntos y tramas. La misma técnica es aplicada a lámparas de pie, banquetas y sillas para niños.

Diversión con trama: juguetes textiles

Hilo sin Fin es una invitación interminable a esconderse bajo las sábanas, jugar arriba de una mantita o hacer una guerra de almohadas, pero con diseños pensados exclusivamente para ellos: los bebés y los niños. Creadas por ilustradores, artistas y diseñadores, las piezas de Hilo sin Fin están confeccionadas con fibras de algodón y estampados a mano con tintas al agua. La Texmat es una mantita de interacción para bebés: recrea un paisaje montañoso y combina texturas, sonidos y colores para estimular sus sentidos. "Con una paleta acotada y formas sintéticas y claras creamos un universo tranquilo que es contenedor", cuentan desde la marca. Es de gabardina base 100% algodón y estará serigrafiada con tinta al agua. Para los más grandes tienen la manta-escenario: una lona para colgar, usar en el piso o esconderse debajo, sobre la que caballeros y princesas esperan a sus compañeros de juego. Es de bull 100% algodón, serigrafiada artesanalmente.

Caja de sastre: tiradores temáticos

Arribados desde Córdoba, los tiradores de Taller DF son toda una revelación para quienes buscan una alternativa a los tiradores con flores o colores lisos. Diseñan los motivos y fabrican cada pieza artesanalmente en madera y cerámica, en algunos casos pintadas a mano. Entre los diseños más originales están los elementos de la tabla periódica, las ilustraciones vintage y las definiciones de diccionario. También producen tapas de madera para botellas de agua y de vino.

Modelo para armar: muebles de madera

Con la misma lógica de aquellas maquetas que se hacían en la escuela primaria con palitos de helado y recortes de madera balsa, pero con la idea y producción de Gastón Martini y la colaboración de artistas y diseñadores, llegó WOODA. Desarrollan muebles y objetos con un sistema de construcción orgánico y sustentable, pegando capas sucesivas de pequeñas maderas que permiten crear desde mobiliario y piezas de uso cotidiano hasta obras de arte e instalaciones. "WOODA elige la reutilización para la construcción de sus piezas, utilizando diversos materiales reciclados con los que explorar posibilidades compositivas en función a la idea a desarrollar", cuentan.

Casa tomada: suculentas en acción

Un cassette sin cinta, un juguete roto, un libro viejo o una cápsula de café vacía son potenciales recipientes para dar vida: Microscopio hace foco sobre esos falsos residuos y los transforma en hogares recuperados para su jardinería sustentable, hecha con plantas xerófitas. "Microscopio surge de una necesidad de combinar naturaleza, diseño, reciclaje, arte, experimentos", explican. Cuentan con distintos formatos: mates, libros, cassettes, teléfonos, vajilla, jardines verticales, reciclápsulas, juguetes, cubos de palletes, comederos de aves y troncos vivos, entre otros.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.