srcset

Tres Vecinos

3 vecinas. La alegría de vivir y trabajar en el mismo edificio que tus amigas

Viviana Alvarez
Arq. Eugenia Cides
(0)
6 de septiembre de 2019  

Cine al aire libre, picadas, festejos de cumpleaños y un constante ir y venir de triciclos y bicis. Todo sucede en torno al patio y al jardín de este particular edificio de Chacarita diseñado por el Estudio GMGR y habitado por una comunidad activa y conectada. Hoy, tres vecinas nos abren las puertas de sus deptos.

El complejo tiene dos edificios conectados por pasarelas que miran hacia el patio central.
El complejo tiene dos edificios conectados por pasarelas que miran hacia el patio central. Crédito: Daniel Karp

El primer volumen se construyó entre 2008 y 2010, con áreas comunes (como el patio y el jardín). En 2011, cuando se puso en venta el terreno de al lado, las socias vieron la oportunidad de ampliar el proyecto con un nuevo edificio que se une y complementa el primero. Así surgió una flamante construcción que sumó espacio para parrilla y SUM.

Tamar

La biblioteca llega hasta el techo, no tiene fondo para dejar pasar la luz y marca el límite entre el living y el hueco de la escalera. Abajo están el playroom, los cuartos y los baños; arriba, la terraza.
La biblioteca llega hasta el techo, no tiene fondo para dejar pasar la luz y marca el límite entre el living y el hueco de la escalera. Abajo están el playroom, los cuartos y los baños; arriba, la terraza. Crédito: Daniel Karp

Tamar Finzi es socióloga y vive aquí con su pareja Ezequiel y sus dos hijos varones. Conocían el edificio Dos Patios Dos porque son amigos de Bárbara Moyano Gacitúa y de Florencia Rausch. Cuando se enteraron de que el proyecto se iba a expandir, supieron que era la oportunidad de tener la casa que estaban buscando: en Capital, en una zona bien conectada con el Centro y que mantiene la mística del barrio; rodeados de vecinos-amigos y con la posibilidad de tener un jardín urbano.

En el living, la tapa de la mesa es un vidrio roto. Un amigo arquitecto lo reconstruyó y le sumó la base de hierro.
En el living, la tapa de la mesa es un vidrio roto. Un amigo arquitecto lo reconstruyó y le sumó la base de hierro. Crédito: Daniel Karp

Nos gustó mucho la propuesta de una comunidad en la que crecen los vínculos de amistad entre los chicos y los vecinos, a la vez que está garantizada la privacidad
Tamar Finzi

El ambiente principal tiene un sillón (Mesopotamia), lámpara de pie, sillones de hierro, de mimbre, sillón individual retapizado en lino (Mercado de Pulgas) y alfombra gris con rayas beige (Elementos Argentinos).

Al proyecto original sumaron un volumen que de un lado es espacio de guardado, en el frente es biblioteca, y en la cocina contiene la heladera. En la barra de incienso, banquetas (Net Muebles).
Al proyecto original sumaron un volumen que de un lado es espacio de guardado, en el frente es biblioteca, y en la cocina contiene la heladera. En la barra de incienso, banquetas (Net Muebles). Crédito: Daniel Karp

Detrás de la mesa de incienso, la obra de Juan Becú. Sillas 'Bertoia' traídas de la casa anterior. Mantas (Elementos Argentinos). Pisos de incienso vaporizado. Centro de mesa de ratán (Claudia Adorno). Cortinas (Tapicenter) y móvil (Cuerpos Móviles) de Mara Steinberg, arquitecta y amiga de las vecinas.

En la cocina, el mobiliario con frente de madera laqueada y sin herrajes crea un plano neto y continuo. En el sector se puso una alzada de venecitas y cocina (Indesit).
En la cocina, el mobiliario con frente de madera laqueada y sin herrajes crea un plano neto y continuo. En el sector se puso una alzada de venecitas y cocina (Indesit). Crédito: Daniel Karp

Las ventanas corredizas le dan al rincón apertura total, casi como un balcón.
Las ventanas corredizas le dan al rincón apertura total, casi como un balcón. Crédito: Daniel Karp

En el cuarto infantil, cuna (Ikea) y cómoda traída de la casa anterior. La mesa baja estaba en la casa de la abuela paterna de Tamar. Además, alfombra de lana de oveja tejida en telar (Elementos Argentinos).

En el dormitorio principal, manta de lana sobre la cama, almohadones y alfombra a rayas blancas y negras (Elementos Argentinos). Los cuadros son del artista brasileño Sergio Fingermann, tío de Tamar.
En el dormitorio principal, manta de lana sobre la cama, almohadones y alfombra a rayas blancas y negras (Elementos Argentinos). Los cuadros son del artista brasileño Sergio Fingermann, tío de Tamar. Crédito: Daniel Karp

"Todavía no nos decidimos por un modelo de cama, y como los chicos se siguen pasando a la noche, mantenemos el colchón en el piso".

Mesa (Net Muebles). Mantel de algodón estampado (Petite Margot). Sillones (Mercado de Pulgas). Mesa con tapa de vidrio traída de la casa anterior.
Mesa (Net Muebles). Mantel de algodón estampado (Petite Margot). Sillones (Mercado de Pulgas). Mesa con tapa de vidrio traída de la casa anterior. Crédito: Daniel Karp

La terraza verde tiene una pérgola hecha con la misma madera que se usó para los postigos del frente y las aberturas del edificio. El techo tiene una chapa de PVC que protege del sol y evita filtraciones.

Bárbara

Bárbara Moyano Gacitúa es arquitecta y socia de Florencia Rausch y Victoria Gigena en el Estudio GMGR, que ideó y proyectó el edificio y que tiene su sede en uno de los departamentos.
Bárbara Moyano Gacitúa es arquitecta y socia de Florencia Rausch y Victoria Gigena en el Estudio GMGR, que ideó y proyectó el edificio y que tiene su sede en uno de los departamentos. Crédito: Daniel Karp

A fines de los 90, Suiza fue el destino de Bárbara Moyano Gacitúa y de Bruno, su marido. Ella había ganado una pasantía en el prestigioso estudio Richter-Dahl Rocha y ambos formaron parte del equipo. Después de seis años, decidieron regresar a Buenos Aires para abrir la sede local del Estudio. Más tarde, Bárbara resolvió separar las aguas: pareja por un lado y trabajo por otro. Se asoció con Florencia Rausch, amiga y excompañera de la facultad. Ambas tenían la misma necesidad: encontrar un lugar donde vivir y encarar un proyecto profesional, que surgió en el corazón de Chacarita. El objetivo fue generar un conjunto de viviendas con espacios que fomentaran la relación entre vecinos.

Ahora que son madres, están cerca para ayudarse en la crianza de los chicos que van y vienen de casa en casa como en una familia numerosa y diversa.

Mismo ancho, alto y material en la columna de venecitas negras y el límite del mueble de guardado. Muy retro, muy lindo.
Mismo ancho, alto y material en la columna de venecitas negras y el límite del mueble de guardado. Muy retro, muy lindo. Crédito: Daniel Karp

Cuando nos mudamos, la terraza ocupaba toda la planta superior. Tras el nacimiento de Antonio y Malena, llevamos la cocina allí, y nos quedó todavía un generoso espacio exterior.

En el comedor, mesa a medida con tapa de Silestone, sillas de petiribí con base de cuero (Net), mantel de algodón estampado (Petite Margot) y lámpara colgante traída de Suiza. Muebles con frente de madera laqueada, barra y nicho revestidos en madera de incienso (todo diseño estudio GMGR).

Lámpara de pie (Objetos Luminosos), mesa baja y sillón individual (Net Muebles). Móvil de bronce (Objetos Móviles). Sillones de mimbre y hierro (Mercado de Pulgas) y manta tejida en telar (Elementos Argentinos).
Lámpara de pie (Objetos Luminosos), mesa baja y sillón individual (Net Muebles). Móvil de bronce (Objetos Móviles). Sillones de mimbre y hierro (Mercado de Pulgas) y manta tejida en telar (Elementos Argentinos). Crédito: Daniel Karp

Parte del sillón está montado sobre el hueco de la escalera. Así lograron que sea más largo y profundo.

Las plantas avanzan sobre la protección de la terraza. Pronto darán una vista más verde y mayor privacidad.
Las plantas avanzan sobre la protección de la terraza. Pronto darán una vista más verde y mayor privacidad. Crédito: Daniel Karp

En planta baja con pisos de guatambú vaporizado, destinada a un playroom, y un segundo estar, antes estaban el living-comedor y la cocina.

La reforma de la planta baja incluyó este volumen, que al ingresar a la casa resguarda la vista del living. De un lado, es espacio de guardado; del otro, biblioteca.
La reforma de la planta baja incluyó este volumen, que al ingresar a la casa resguarda la vista del living. De un lado, es espacio de guardado; del otro, biblioteca. Crédito: Daniel Karp

Sillón 'Petiso' de 2x1,20m con estructura de madera y apoyapiés (Helmut) tapizado (Fluoh Objetos Textiles). Alfombra a rayas (Elementos Argentinos).
Sillón 'Petiso' de 2x1,20m con estructura de madera y apoyapiés (Helmut) tapizado (Fluoh Objetos Textiles). Alfombra a rayas (Elementos Argentinos). Crédito: Daniel Karp

El lugar adecuado en el momento justo. A la consola de Knoll (icónica marca de diseño) que se apoya contra la pared la encontraron en la calle cuando vivían en Suiza.

El cuarto infantil tiene muebles con frente de madera laqueada (diseño de Estudio G M GR), cama (Pipí Cucú) y muñeca (Sopa de Príncipes).
El cuarto infantil tiene muebles con frente de madera laqueada (diseño de Estudio G M GR), cama (Pipí Cucú) y muñeca (Sopa de Príncipes). Crédito: Daniel Karp

En el cuarto principal, la calidez de la madera está en los pisos, en la pared revestida en incienso y en elementos como la cómoda (diseño de Estudio GMGR), la lámpara (Objetos Luminosos) o el perchero (NET).
En el cuarto principal, la calidez de la madera está en los pisos, en la pared revestida en incienso y en elementos como la cómoda (diseño de Estudio GMGR), la lámpara (Objetos Luminosos) o el perchero (NET). Crédito: Daniel Karp

"Como en el resto de las unidades, las ventanas en esquina son corredizas. Cuando las abrimos, la sensación se parece mucho a la de estar durmiendo en un balcón".

Florencia

Florencia sumó esta biblioteca en la entrada del cuarto de su hija, para que no quedara tan expuesta al entrar; y el efecto es notable.
Florencia sumó esta biblioteca en la entrada del cuarto de su hija, para que no quedara tan expuesta al entrar; y el efecto es notable. Crédito: Daniel Karp

Después de graduarse, Florencia Rausch puso proa a Holanda, país que en esa época era un punto de referencia para los arquitectos de su generación. Rápidamente se sumó a estudios locales, pero decidió volver cuando la convocaron para formar parte del equipo que diseñó la carrera de Arquitectura de la Universidad Di Tella, donde fue docente. Con Bárbara habían sido compañeras en la facultad, compartían la visión de la arquitectura y las ganas de hacer un edificio juntas.

Mesa (Broca). Lámpara (Net Muebles). Florero vidrio de Petite Margot.
Mesa (Broca). Lámpara (Net Muebles). Florero vidrio de Petite Margot. Crédito: Daniel Karp

Inicialmente, pensó su departamento como un loft con recursos funcionales que, llegado el caso, permitieran cerrar ambientes para ganar privacidad. Desde hace un año la casa se transformó con la llegada de Nicoella, la hija adoptiva de Florencia, que tiene 4 años y nació en Haití.

Fuimos eligiendo materiales simples y nobles con los que nos sentimos identificadas. Levantarme y ver el techo de hormigón para mí está buenísimo. A veces me preguntan: '¿No lo vas a pintar?'. Y. no
Florencia

La barra revestida en incienso separa la cocina del comedor diario. Más atrás se encuentra el living, que queda casi integrado al balcón cuando los ventanales se abren.

Las ventanas de la cocina sirven como apoyo a objetos de colección, recuerdos de viajes y piezas de vajilla heredadas que Florencia atesora.
Las ventanas de la cocina sirven como apoyo a objetos de colección, recuerdos de viajes y piezas de vajilla heredadas que Florencia atesora. Crédito: Daniel Karp

"Los chicos van de una casa a la otra y son los que generan conversación y vínculos entre los adultos. Este verano pusimos una pantalla en el patio y pasamos películas para ellos".

Al costado de la escalera sale una puerta que cierra el cuarto de Florencia.
Al costado de la escalera sale una puerta que cierra el cuarto de Florencia. Crédito: Daniel Karp

En el living, sillas bajas 'Eames' (Manifesto), sillones individuales (Urban Outfitters), alfombra y manta cruda de lana sobre el sillón (Elementos Argentinos) y cortinas (Tapicenter). Acá también hay un móvil de Mara Steinberg.

Como Bárbara y Tamar, Florencia valora la terraza de cielo abierto y la posibilidad de integración total con el living.
Como Bárbara y Tamar, Florencia valora la terraza de cielo abierto y la posibilidad de integración total con el living. Crédito: Daniel Karp

"Los postigos son de timbó y cumplen distintas funciones: le dan identidad al edificio, filtran la luz del sol en verano y brindan privacidad".

Florencia colecciona piezas de la firma Schleich que va adquiriendo en sus viajes y que ahora siguen en buenas manos.
Florencia colecciona piezas de la firma Schleich que va adquiriendo en sus viajes y que ahora siguen en buenas manos. Crédito: Daniel Karp

Por la escalera del living se accede a la planta alta, que estaba pensada como cuarto de huéspedes y que en el futuro será el cuarto de Nicoella, que aquí juega con sus instrumentos, la hamaca o tela que cuelga del techo. Mientras tanto, funciona como playroom y también es lugar donde algunas de las vecinas toman clases de yoga.

"Para nosotras, la vida comunitaria es importante, por eso proponemos espacios comunes y circulaciones abiertas. Por supuesto que tenemos diferencias, pero es tanto lo que recibimos que quedan compensadas".

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.