Cuál es el origen de la expresión "a troche y moche"

La actividad de los leñadores explica parte de la raíz del dicho.
La actividad de los leñadores explica parte de la raíz del dicho. Crédito: Pixabay
(0)
21 de noviembre de 2018  • 11:46

La frase "a troche y moche" es muy recurrente en el lenguaje coloquial de los argentinos, que la vienen usando desde hace varias generaciones. A veces es útil para referirse a un despilfarro; otras, para hablar de algo que ocurre "sin parar" o de manera indistinta.

La expresión, difundida en otros países de habla hispana, es tan frecuente que figura en la RAE : en el diccionario, la acepción que figura es "disparatada e inconsideradamente". El título de la canción de los Beatles "Helter Skelter", que en inglés remite a un tobogán espiralado típico de los parques británicos, fue traducido como "A troche y moche" en Latinoamérica, aludiendo al mismo significado dado por la Real Academia. Pero la gran pregunta es: ¿de dónde surge?

Orígenes diversos

En su libro Dichos y frases hechas (El Ateneo, 2000), José Calles Vales y Belén Bermejo Meléndez explican la procedencia de más de 700 expresiones de uso habitual. Según señalan, "a troche y moche" se remonta al año 1400 en España: Isabel la Católica, reina de Castilla, mandaba a cortar las torres de los castillos de los nobles que la desobedecían en reiteradas ocasiones. Concretamente, "troche" viene de "trocear" (dividir algo en trozos) y "moche", de "mochar" (quitar o arrancar la parte superior de algo). En este contexto, la frase vendría a representar una acción que se realiza de modo absurdo e irracional.

Se dice que Isabel la Católica enviaba a destruir las torres de los nobles que la desobedecían, "a troche y moche".
Se dice que Isabel la Católica enviaba a destruir las torres de los nobles que la desobedecían, "a troche y moche". Crédito: Madrazo (1848), Museo del Prado

Los verbos trocear y mochar también explican otro de los orígenes del dicho, más expandido, que refiere a la tala de árboles en manos de los leñadores: "hachar a troche y moche", de forma indiscriminada o sin consideraciones sobre el medio ambiente, por ejemplo. Es un sentido más ligado a la idea de "gasto alocado" de un recurso o de un bien.

Por último, Federico Corriente, doctor en Filología Semítica y miembro de la RAE, en un discurso en mayo de 2018 aseguró que existen muchos dichos que suenan raros para el idioma castellano (con palabras que parecen inventadas o de las cuales no es fácil deducir su raíz) porque provienen de la presencia musulmana en la Península Ibérica. Así, "a troche y moche" deviene de tugíb ma wagáb, "ponga las condiciones que ponga", términos antiguamente referidos a los requisitos que podía imponer una esposa para acceder a un divorcio.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.