srcset

Lifestyle

Antes y después. La reforma de una cocina de época, paso a paso

Lucrecia Álvarez
Clara Llorente
(0)
15 de septiembre de 2020  • 00:00

Integrar, iluminar, abrir... Trocar un departamento antiguo en luminoso escenario de la vida moderna, un plan simple con resultado inmejorable en el proyecto de la arquitecta Trinidad Reina que recorremos en esta visita.

Desarrollada desde el hall de entrada hacia atrás, la cocina era cerrada y ventilaba al pulmón de manzana. "En lo primero que pensé fue en ampliar las funciones y las entradas de luz", comparte Reina. Tirando la pared se generó una barra que hace de comedor diario y aprovecha el sol de la tarde del ambiente central con orientación Noroeste.

La barra está revestida con MDF ranurado que simula un machimbre. Se pintó con el gris azulado 8263 de Sinteplast, igual que la puerta de entrada y el techo del hall. División de hierro y vidrio repartido (Los Herreros de Vulcano) y banquetas tipo 'Mar del Plata'.
La barra está revestida con MDF ranurado que simula un machimbre. Se pintó con el gris azulado 8263 de Sinteplast, igual que la puerta de entrada y el techo del hall. División de hierro y vidrio repartido (Los Herreros de Vulcano) y banquetas tipo 'Mar del Plata'. Crédito: Magalí Saberian

Abrís la puerta de entrada y te da como un pantallazo de la cocina, con materiales que no esperás encontrar en un departamento de de época.
Arq. Trinidad Reina

La arquitecta Trinidad Reina, especialista en reformas, a cargo del proyecto y la dirección de obra. En la entrada, percheros Tjusig (Ikea) y alfombra geométrica.
La arquitecta Trinidad Reina, especialista en reformas, a cargo del proyecto y la dirección de obra. En la entrada, percheros Tjusig (Ikea) y alfombra geométrica. Crédito: Magalí Saberian

"Trabajamos en un mismo nivel visual, con blancos y líneas neutras para generar amplitud y rebotes de luz y reflejos entre los vidrios y el mármol "

¿Mesada de Carrara? Aunque los arquitectos aclaran siempre que es una piedra porosa que se mancha, muchos clientes la siguen eligiendo por su belleza y la forma en que refleja la luz.
¿Mesada de Carrara? Aunque los arquitectos aclaran siempre que es una piedra porosa que se mancha, muchos clientes la siguen eligiendo por su belleza y la forma en que refleja la luz. Crédito: Magalí Saberian

La dueña pidió evitar el riel embutido en la mesada por donde correrían las hojas de la ventana al abrir y cerrar. La solución fue un diseño realizado especialmente para sostener desde arriba las pesadas hojas de hierro.

Menos variedad, menos tiempo

La síntesis material no es sólo una elección estética, sino que también agiliza los plazos. "Pongo mucho foco en el diseño y las combinaciones. No hago una varilla de un material y una estantería de otro porque empezás a manejarte con más proveedores y eso hace lenta la obra", explica Reina.

Pelar todo

Usualmente, en estas cocinas los azulejos cubrían todas las paredes (de piso a techo, incluyendo hasta los laterales del bajo mesada). Por eso, Reina recomienda comenzar por levantar todo en un proceso que sorprende por su velocidad: el primer día se quitan muebles, mesadas y bacha y ya se empieza a demoler. "Son a lo sumo tres días de mucho entusiasmo, porque es un cambio radical. Los clientes me dicen: 'qué rápido avanzamos, en un mes ya estamos', pero no es así. Siempre explico que la parte de reconstrucción tarda más porque, lógicamente, es un trabajo más detallado".

Ruidos molestos

Reformar un departamento en un edificio es indefectiblemente una molestia para los vecinos. Es importante contemplar esa situación y que el arquitecto se tome el tiempo de explicar las etapas y establecer un vínculo con el encargado, que será de gran ayuda. Colaborar, ser amables y dejar limpios paliers y ascensores serán actitudes fundamentales para evitar reclamos.

Amoblamiento de melamina laqueada (Maddox muebles) con mesada y alzada en Carrara. Canilla negra y lámparas ferroviarias compradas por Mercado Libre.
Amoblamiento de melamina laqueada (Maddox muebles) con mesada y alzada en Carrara. Canilla negra y lámparas ferroviarias compradas por Mercado Libre. Crédito: Magalí Saberian

Nuevos hábitos

La zona de trabajo estaba limitada a la línea bajo la ventana mientras que en la pared opuesta había un banco y una mesa a modo de comedor diario. "Es que antes se solía comer en los rincones más oscuros y encajonados, reservando el living y el comedor impolutos para cuando hubiera invitados".

Como el interior es todo blanco, se le dio movimiento con el piso de mosaicos calcáreos 'Colmena' (Terra Calcáreos). La banquina de material está revestida con un porcelanato blanco simulando un zócalo.
Como el interior es todo blanco, se le dio movimiento con el piso de mosaicos calcáreos 'Colmena' (Terra Calcáreos). La banquina de material está revestida con un porcelanato blanco simulando un zócalo. Crédito: Magalí Saberian

Humo, olores & Cía.

La potencia de los extractores, así como la tendencia hacia preparaciones más rápidas y saludables que priorizan el uso del horno por sobre planchas y sartenes, neutralizaron ese temor asociado a las cocinas integradas. Aquí, el tiraje de la campana pasa por el cielo raso y sale al pulmón por arriba de la ventana. Además, la nueva carpintería de hierro se puede cerrar si es necesario.

Hacemos foco

Antes y después. El horno se llevó a la pared opuesta para aumentar el espacio de trabajo, mientras que se tiró la pared que da al living para armar la barra con cerramiento de vidrio plegable. Nuevos muebles, pisos y revestimientos.
Antes y después. El horno se llevó a la pared opuesta para aumentar el espacio de trabajo, mientras que se tiró la pared que da al living para armar la barra con cerramiento de vidrio plegable. Nuevos muebles, pisos y revestimientos.

Conexiones

Para no irrumpir intempestivamente en el techo del vecino de abajo, hay que romper con mucho cuidado porque el espesor de las losas no se conoce hasta ese momento. Sin embargo, la arquitecta apunta que en baños y cocinas las losas son más bajas, justamente, para dejar espacio a las cañerías. Entonces, dentro de un mismo espacio donde la losa es baja y se está haciendo toda la cañería nueva, no debería haber inconveniente para reubicar la cocina o correr la pileta -como en este caso- ya que todo se plantea desde cero, incluidas llaves de paso, desagües, flexibles y más.

En propiedades con más de 50 años, como esta, la recomendación es siempre renovar las cañerías y reducir así las probabilidades de tener que levantar luego los revestimientos recién colocados.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.