Así es el restaurante que abre Margarita Barrientos en un antiguo vagón de subte