Asombroso: construyeron un cálido "rincón de desayuno" con bancos de iglesia