srcset

Bestiario

Atropelló y curó. Un accidente los unió para luego dar alegría a un chico autista

Jimena Barrionuevo
(0)
24 de junio de 2020  • 00:19

Escuchó el quejido y se le heló la sangre. No había tenido tiempo de reaccionar. Aunque circulaba a baja velocidad, el periodista Sergio Zuliani no llegó a maniobrar y evitar, esa mañana, atropellar a una perra de tamaño mediano que, súbitamente, se cruzó en su camino. Fue en un barrio transitado, en la provincia de Córdoba.

"Salía justo de un semáforo en mi auto, afortunadamente a baja velocidad, es un barrio muy habitado. De la nada apareció la perrita, creo que estaba debajo de un auto estacionado. Frené pero la rueda derecha alcanzó a pegarle. Escuché claramente el quejido y se me heló la sangre", relata Zuliani.

No perdió tiempo. Estacionó y bajó a buscarla. No la encontró. Belén, una vecina del barrio le hizo señas. Unos metros más adelante, la perrita había encontrado refugio en una casa que resultó ser un hogar para adultos mayores. "Como se había movido hasta ese lugar e incluso había entrado, di por sentadas dos cosas: que no tenía nada grave y que vivía allí".

Sin embargo, pocas horas después, vía Instagram, Belén se contactó con Sergio para avisarle que la perrita estaba sola en la calle y lastimada. También lo hizo Andrea Lescano, otra vecina de la zona. "Fui de inmediato y la encontré con la patita delantera izquierda lastimada, muy quejosa. No pertenecía a ese geriátrico, estaba abandonada, a pesar de que tenía collar. Afortunadamente a la vuelta del lugar del accidente está la veterinaria Cub y allí la llevamos".

Tenía la patita casi desprendida. Afortunadamente no había infección ni lesión ósea, pero el corte era importante. El veterinario a cargo indicó sutura e internación inmediata. Leonardita, como bautizaron a la perrita, estaba muy dolorida y necesitaba ser controlada de cerca. En la misma veterinaria se ofrecieron a atenderla hasta que mejorara. Además, en un comienzo, el cambio de vendaje debía realizarse mediante anestesia y el médico decidió que lo mejor era que allí se quedara.

Amor a primera vista

Pasó una semana y Leonardita estaba lista para poder sentir el cálido sol en su cuerpo. Belén se ofreció para transitarla. "Siempre fue muy dócil, solo se puso molesta cuando intentamos alzarla herida. Era evidente que creció en contacto con humanos, pero el abandono la afectó mucho. Creíamos que era viejita, pero rondará los 4-5 años, máximo".

Leonardita, el día que fue dada de alta en la veterinaria CUB Tienda de Mascotas.
Leonardita, el día que fue dada de alta en la veterinaria CUB Tienda de Mascotas.

Una vez que fue dada de alta, Belén, Andrea, la veterinaria y Sergio hicieron una campaña en redes sociales para que Leonardita consiguiera una familia. Poco después, muy poco, apareció la familia: Ani, Emanuel y su hijo Joaquín (15).

Entre Ani y la perrita fue amor a primera vista. "La vi en una publicación de Instagram y no pude sacar los ojos de la imagen. Hice una captura de pantalla y se la mandé a mi marido. Pensó que le estaba haciendo una broma, pero cuando vio que la cosa iba en serio me dijo: si a vos te hace feliz, a mí también", dice con una sonrisa Ani Mercado, la adoptante de Leonardita.

Hicieron las gestiones correspondientes y, a los pocos días, la perra ya estaba instalada en la casa que la familia tiene en Córdoba, capital. Así, hace una semana están en el proceso de adaptación. "La convivencia funciona mejor de lo que esperábamos. Leonardita se adaptó súper bien. Primero hizo vínculo conmigo, después con mi marido y, lentamente, se está acercando a Joa, nuestro hijo diagnosticado con autismo desde los 3 años. Todo lo que sea sensorial, él lo procesa diferente y, de a poco, sin que se lo pidamos la acaricia. Y ella está pendiente de él".

El rescate de Leonardita.

03:40
Video

Mientras, los controles veterinarios siguen formando parte de la rutina y, aunque recién pasó una semana desde la adopción, la perra cada vez gana más confianza en su nuevo hogar.

"Con Leonardita aprendí que es necesario insistir por todos los medios para poner freno al abandono animal. El de instar a adoptar y no comprar. La cuarentena hizo que por razones de espacio y/o económicas muchas familia se desprendan de sus animales, hay un incremento exponencial de abandonos, según especialistas. Y por supuesto, no desentenderse cuando ocurra un accidente. Tuve suerte de encontrar un grupo de personas excelentes. El problema acá es el abandono. Es el asunto a resolver", concluye Sergio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.