srcset

Reformas Living

Buenas vistas. Ideas para adaptar el vidrio repartido a los ambientes

(0)
24 de mayo de 2019  • 15:42

"Todo es según el color del cristal con que se mira", reza el dicho y las ventanas con vidrio repartido ofrecen una visión única. A continuación, propuestas para generar aperturas, dividir ambientes y generar reformas que iluminan todos los espacios.

A medida

Crédito: Santiago Ciuffo

Un ventanal hecho a medida y que colmara de luz la cocina en celeste pastel, fue el gran gusto que se dio para su casa Loli Clement. Antes, había recorrido muchos corralones de demolición en busca del modelo perfecto. Como no lo encontró decidió hacerlo desde cero, agregando paños verdes en las esquinas y masilla en los vidrios, al estilo antiguo. En el antepecho, una pequeña colección de plantas que recibe todo el sol que necesitan. La isla fue estratégicamente ubicada como para tener vista al ventanal

Más allá

Crédito: Santiago Ciuffo

Dos paredes completamente hechas en vidrio repartido y el techo transparente dan la sensación de estar viviendo casi en el jardín. La decisión los dueños de casa, creadores de Broca Muebles, es tan jugada como acertada porque, ¿quién puede aburrirse de la luz natural y la amplitud de las vistas? El espacio se completa con muebles de estilo nórdico en guatambú.

Pared transparente

Crédito: Daniel Karp

En una casa que no tenía living se imponía una ampliación. Al principio, los dueños de casa pensaron en un invernadero pero finalmente hicieron una apertura con vidrio repartido que genera una articulación perfecta entre exterior e interior. "Vivimos en este lugar: es living y comedor, acá jugamos, trabajamos, estudiamos. Como da al sur, el sol no molesta", cuenta la feliz dueña de casa.

En las alturas

Crédito: Santiago Ciuffo

Metal, vidrio y madera son los tres elementos usados para armar esta colorida terraza de pocos metros , exactamente 38 m2 en un pulmón de manzana. Al atardecer, los vidrios de colores crean combinaciones únicas en el interior. Para atenuar el calor que entra por el techo, el arquitecto Ramiro Gallardo se aseguró una buena circulación de aire con seis ventanas y un toldo corredizo. Por seguridad el vidrio es laminado: soporta peso y golpes. Sobre el piso y las diagonales colocaron decks que se usan como respaldo y reposera y además absorben parte del calor.

El descanso

Crédito: Magalí Saberian

Para su casa de campo en San Antonio de Areco, la arquitecta y diseñadora Natalia Géci, pensó esta bay window de hierro y vidrio con bordes amarillos que generan un flitro cálido. Sofá blanco con almohadones, sillón de cuero de estilo clásico inglés que mandaron a hacer a pedido de su marido y mesa baja de encaje, con base de roble y tapa cortada con láser y laqueada en blanco.

Clásico

Crédito: Daniel Karp

Con subway tiles y carpinterías de hierro, esta cocina reinterpreta los clásicos. Adentro de la campana se colocaron dos lámparas tipo tortuga que resultan muy fáciles de limpiar. Una gran campana en hierro y vidrio con un potente extractor corona el artefacto (Patagon) de acero inoxidable con tratamiento de pintura brillante y para altas temperaturas.

Permanece

Crédito: Santiago Ciuffo

El comedor diario con ventanal y techo de vidrio repartido siempre tuvo una magia especial. Por eso el rincón quedó intacto cuando los dueños de casa encararon una mega reforma y solo le cambiaron la tapa a los bancos y la mesa que son de pino Brasil (Pablo Ledesma).

Hacia la luz

Crédito: Magalí Saberian

Bienvenidas las reformas que se abren a la luz y los cerramientos con vidrio repartido son eficaces a la hora de lograr ese objetivo. En esta remodelación a cargo de la arquitecta Trinidad Reina, la barra que comunica el comedor diario con la cocina tiene ventanas que corren por el riel superior sin tocar la tapa de mármol.

Elegante

Crédito: Daniel Karp

¿Quién dijo que las cocinas no pueden ser elegantes y sobrias? La periodista y estilista Anita Gil ideó un ambiente super sofisticado. A la puerta corrediza de vidrio, le sumó una cortina de género ultraliviano que va de piso a techo. La mesada de mármol de Carrara que rodea a la doble bacha (Ferrum) tiene su espejo en la isla, que se usa también como mesa y comedor diario.

De campo

Crédito: Celeste Najt

Cerca de Pilar, la dueña de esta casa recreó el espíritu libre de su infancia campestre y llenó la casa de ventanales de vidrio repartido y le permite apreciar el verde mientras transcurre el día, de la mañana a la noche. Los muebles, con frente de acero inoxidable dan la sensación de estar cocinando en un restaurante, como una auténtica chef. Una estantería de madera sobre el lateral completa el espacio de guardado y enmarca la zona de comedor, con mesa de madera y sillas tapizadas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.