srcset

Turquía

Capadocia: paisajes increíbles para volar en globo

Rossana Acquasanta
(0)
27 de agosto de 2019  • 23:53

Capadocia no es un lugar de límites definidos, geográfico ni político, ya que abarca una porción de varias provincias y se circunscribe dentro de un área de 50 km de diámetro. En ella se guarda el Parque Nacional Göreme, que desde 1985 es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

El Museo al aire libre de Zelve, en Capadocia, con multitud de casas talladas en las rocas.
El Museo al aire libre de Zelve, en Capadocia, con multitud de casas talladas en las rocas. Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Eliano

Hace diez millones de años, dos grandes volcanes liberaron tanta lava y ceniza que llegó a formarse una capa de más de cien metros de espesor. Luego el tiempo y el viento modelaron esa materia depositada en las depresiones de la Anatolia central, dotándola de formas bizarras, como el Valle de las Chimeneas de las Hadas.

El suelo de Capadocia es toba calcárea, una roca caliza muy porosa que cede con facilidad. Eso explica las viviendas y templos tallados en la piedra y las ciudades subterráneas que se construyeron en los primeros tiempos del cristianismo.

Dromedario en Esentepe, el punto más alto de la región.
Dromedario en Esentepe, el punto más alto de la región. Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Eliano

Derinkuyu es un impresionante ejemplo de esa voluntad que permitió albergar miles y miles de personas, repartidas en varios niveles bajos tierra. Cada grupo familiar ocupaba un espacio privado que, como la cueva de Alí Babá, se cerraba con una gran piedra. Hasta lugar para criar animales tenían. Agua de pozo, sistema de ventilación, falsos túneles. En síntesis, todo lo necesario para resistir una clandestinidad de tiempo indeterminado.

Iglesia cavada en la roca, en el Valle de Soganli.
Iglesia cavada en la roca, en el Valle de Soganli. Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Eliano

Durante el período bizantino muchas cuevas se transformaron en monasterios (como el de Keslic) e iglesias que supieron decorar con frescos, hoy todavía visibles. En la de Stefanos elaboraban vino; se puede ver dónde llegaba la uva para ser molida, y el lugar de guarda del vino. El sector de las tumbas tiene frescos en el techo, bastante bien conservados.

Capadocia significa "la tierra de hermosos caballos" en la antigua lengua persa, porque de acá procedían los mejores ejemplares que se obsequiaban a los soberanos. Pero también es un inmenso queso gruyére, donde la gente que aún lo habita usa las cuevas como garaje y de depósito de papas, el cultivo por excelencia de la zona.

Las Chimeneas de las Hadas.
Las Chimeneas de las Hadas. Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Eliano

Volar en globo

En Anatolia central el contacto con la tierra es extremo; se la recorre por dentro y se la escruta desde el aire. Cada amanecer este retazo del mundo se despereza con incontables globos aerostáticos flotando sobre todas las cosas.

Durante la hora que dura el vuelo, el silencio circundante sólo se ve alterado por los golpes de fuego que el instructor activa para mantener el globo en su correcto equilibrio. Volar en globo es igual a levitar. Así de fácil. Y si el despegar es imperceptible, el aterrizaje arranca aplausos. Ya no hay revolcón del canasto en la hierba, sino un apoyarse en el tráiler de una camioneta con precisión robótica.

Globos sobre Capadocia.
Globos sobre Capadocia. Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Eliano

El Museo al Aire Libre de Göreme, entre otras maravillas, inspira a ser observado desde el aire. Hay muchas empresas que ofrecen este programa. El estándar dura 1 hora y se realiza a la mañana muy temprano, con un máximo de pasajeros de 24. Cuesta ? 165. El Exclusive Deluxe es al atardecer y dura entre 90 minutos y 2 horas; el máximo de pasajeros es de 14. Cuesta ? 230. Los chicos entre 6 y 12 años pagan la mitad. Las tarifas incluyen traslados in-out, refrigerio en la sede de la empresa (lugar de concentración de instructores y pasajeros), vuelo guiado, brindis con espumoso al regreso y certificado de vuelo.

Sabores esenciales

Aceitunas, quesos de cabra (tulum peyniri) y de vaca (kasar peyniri), frutos secos en cantidades asombrosas, el yogur y el cordero son omnipresentes en la mesa y en la cocina. La modalidad más difundida del comer turco la constituyen los mezze, una modalidad propia del Mediterráneo oriental, que componen diversos platitos.

Los mezze: típicos platitos turcos para compartir,
Los mezze: típicos platitos turcos para compartir, Fuente: Lugares - Crédito: Mariana Eliano

Közde pathean (berenjenas asadas), köplogu (berenjenas con salsa), pastirmali börek (masa philo rellena con queso y frita), günün zeitinyagh dolmasi (vegetales rehogados), veya yaprak ciger (hígado de cordero estofado), y así. Un infalible: el yogur mezclado con unas hojas verdes crudas, carnosas, de agradable sabor, muy parecidas a la hierba de canónigo, o mâche en francés.

En especias, un trío: tomillo limón, zumaque (releva el sabor de las cebollas), y azafrán. Su cultivo data del siglo III a.C. y dio nombre al pueblo que concentraba su producción, Safranbolu, que es, desde 1994, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.