Casi US$ 4 millones. Venden el castillo Guerrero de Domselaar de 1880

La mansión queda en Provincia de Buenos Aires y fue construida en honor a Felicitas Guerrero, asesinada por un amante en el siglo XIX
La mansión queda en Provincia de Buenos Aires y fue construida en honor a Felicitas Guerrero, asesinada por un amante en el siglo XIX Crédito: Gentileza Remax
(0)
16 de septiembre de 2019  • 18:50

Hasta hace un año, el castillo Guerrero de Domselaar en el partido de San Vicente, provincia de Buenos Aires, era un museo. No solo por su estructura imponente de 1880 sino por la historia que tiene detrás: fue construida en honor a Felicitas Guerrero luego de que ella fuera asesinada por un amante. Desde la muerte Josefina, la sobrina nieta de Felicitas y dueña del castillo, la familia decidió venderlo.

"Les voy a contar la verdadera historia de esta chica que nunca pudo ser feliz", así comenzó el recorrido que hizo LA NACION por el castillo hace cinco años para conocer su historia y la de Felicitas, una joven de la alta sociedad dueña de una de las fortunas más grandes del país, que quedó viuda y a los pocos años fue asesinada por un enamorado despechado, cuando apenas tenía 25.

La casa está llena de recuerdos de la familia
La casa está llena de recuerdos de la familia Crédito: Gentileza Remax

Hasta hace un año, una heredera era la encargada de hacer visitas guiadas y contar la historia
Hasta hace un año, una heredera era la encargada de hacer visitas guiadas y contar la historia Crédito: Gentileza Remax

La casa tiene amplias galerías en todas las direcciones
La casa tiene amplias galerías en todas las direcciones Crédito: Gentileza Remax

La casa nunca fue habitada por Felicitas Guerrero
La casa nunca fue habitada por Felicitas Guerrero Crédito: Gentileza Remax

La familia de Felicitas arregló su matrimonio cuando ella tenía apenas 14 años, con Martín de Álzaga, que en ese momento tenía 53. Cuando él falleció, toda su fortuna pasó a Josefina ya que no tenían hijos vivos. Durante los años siguientes, se convirtió en una figura muy respetada de la vida social porteña, que era independiente y muy bella. Hasta que su amante Enrique Ocampo la asesinó en su casa de Barracas.

Su sobrina nieta reconstruyó la historia a través de varias charlas con su familia, especialmente con su abuela Mary, esposa de Antonio, hermano de Felicitas. Antonio estuvo presente cuando le quitaron la vida con un tiro.

La casa que nunca pudo tener

La biblioteca con vista al jardín
La biblioteca con vista al jardín Crédito: Gentileza Remax

El castillo fue construido después por un arquitecto francés, cuando sus padres heredaron su fortuna. La construcción hoy está a la venta por 3,7 millones de dólares y mantiene los detalles de esa época, rodeada por 17 hectáreas (supieron ser 2800 en las épocas de gloria). Tiene cuatro plantas, 24 habitaciones en 1600 metros cuadrados: cada una tiene en promedio 55 m2.

Tiene 24 habitaciones enormes
Tiene 24 habitaciones enormes Crédito: Gentileza Remax

No faltan galerías en todasa las direcciones, arboleda centenaria alrededor, techos de pizarra francesa, pisos de pinotea y cerámica, carpintería de roble y una escalera imponente. Según la inmobiliaria Remax, a cargo del terreno, es ideal para un hotel boutique o un club de polo.

La escalera de roble
La escalera de roble Crédito: Gentileza Remax

El jardín supo tener 2800 hectáreas, de las que quedan 17
El jardín supo tener 2800 hectáreas, de las que quedan 17 Crédito: Gentileza Remax

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.