Cerezas, tomates y berenjenas: dónde comer los mejores platos con 3 clásicos del verano