srcset

Fotos

China te vigila: un país gobernado por las cámaras de seguridad

Sebastián Pani
(0)
25 de febrero de 2019  

Hace unos meses viajé por primera vez a China. Apenas salí a caminar por las calles de Shanghái, me sorprendí por la cantidad de cámaras de seguridad que forman parte del paisaje de la ciudad. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Están en todos lados: en el metro, en las galerías, en los baños públicos, en medio de los parques, en la punta de un espigón. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Creo que ni en Argentina ni en ninguna otra parte del mundo occidental, estamos acostumbrados a ese nivel de seguimiento. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Recordé, entonces, una noticia que había leído hace un tiempo. Anunciaban que en China estaban instaurando un sistema que le permitiría al gobierno tener la posibilidad de seguir biométricamente a una persona, en vivo, a través de las cámaras. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Así supe que en China podían rastrear a una persona, o a un grupo de individuos, identificarlos y seguirlos. La evocación de ese texto, además de la abundancia de cámaras por todos lados, fue estimulando este ensayo fotográfico. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Es llamativo no ver, prácticamente, ningún policía por las calles. No es necesario. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Las cámaras están por todos lados. Y a nadie le importa. Las tienen incorporadas en su vida cotidiana. Es una marea humana que no se detiene por nada. Aun así, te sentís observado todo el tiempo. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Algunas situaciones eran realmente insólitas. En los baños, por ejemplo, para activar el secamanos había que poner la cara. La máquina, muy simpática, te hacía un chiste y te leía el rostro. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

En la peatonal más grande de Beijing, por ejemplo, no había un solo oficial de a pie, pero se podía ver una camioneta, tipo Trafic, polarizada, con unas cámaras en el techo. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Las patentes de los autos están conectadas con un chip con las cámaras que están en las esquinas, y cuando alguien toca la bocina -algo que está prohibido- el chip automáticamente reconoce la patente y le manda la boleta de la multa al dueño de esa matrícula. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Lo más difícil es despojarse de la sensación de ahogo, de saber que están observando a la gente y recopilando datos todo el tiempo. Es una situación insólita y verdaderamente opresiva. Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Por momentos me perseguí un poco, pensando en lo que podrían pensar ellos de mí. "¿Quién es este tipo que les está sacando fotos a las cámaras por todo el país?". Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

Foto: Sebastian Pani - Fuente: Brando

*Sebastián Pani (Buenos Aires, 1977). Como fotoperiodista freelance colabora con distintos medios de Argentina y del exterior y ha tenido la oportunidad de trabajar en la Franja de Gaza en la escalada bélica del 2012. Ejerce como docente en el área de fotografía y formó parte del colectivo fotográfico M.A.F.I.A. Expuso sus obras de forma individual y grupal dentro y fuera del país. Su último proyecto se centra en la violencia de género.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.