srcset

Decoración

Como salida de la campiña italiana, una casa para disfrutar con hijos y nietos

Lucrecia Álvarez
Carolina Otero
(0)
3 de marzo de 2019  

Mariana y Lucas imaginaron una casa con espacio para todos, un lugar en las afueras donde pasar fines de semana de asado con nueras y yernos, pileta con los nietos, sobremesas interminables y pausas reparadoras. Los arquitectos Luis Doucet y Teresa García Cuerva fueron quienes materializaron ese universo en un terreno arbolado con pendiente hacia la laguna y una orientación inmejorable.

Las referencias se alinearon hacia la Toscana, con la piedra como material estrella. "Es de esas ideas que, si te corrés un poquito, se arruinan. Además, tenés que ver la piedra puesta con la luz y el contexto reales", explican los arquitectos.

Los muros combinan tres tipos diferentes de piedra. Durante la obra, se hicieron paredes de muestra variando las proporciones hasta llegar a la fórmula final. Tras el frente ciego, aparece el patio de acceso. Tiene piso de platillo de mármol Travertino y una gran puerta de hierro que se prolonga en
Los muros combinan tres tipos diferentes de piedra. Durante la obra, se hicieron paredes de muestra variando las proporciones hasta llegar a la fórmula final. Tras el frente ciego, aparece el patio de acceso. Tiene piso de platillo de mármol Travertino y una gran puerta de hierro que se prolonga en Crédito: Daniel Karp

"La búsqueda inicial tendía hacia lo industrial y en menor medida a lo toscano. Si bien terminó primando esta última influencia, quedaron elementos –como algunos perfiles estructurales– de la primera visión"

Una vez asegurada la ventilación cruzada, en algunos sectores se hicieron aberturas sin parantes priorizando una vista plena.
Una vez asegurada la ventilación cruzada, en algunos sectores se hicieron aberturas sin parantes priorizando una vista plena. Crédito: Daniel Karp

Diáfano, el ambiente principal tiene tres fuentes de vista y luz: el patio de entrada, el frondoso jardín por el lateral de la chimenea y la laguna, a través de la galería posterior. El sector del living se equipó con sillones con fundas en lino (Soleil Deco), almohadones de rafia (Gloria Atelier Deco), mesas ratonas, banqueta (Laro) con manta de hilo (Huitrú) y dúo de lámparas con base de cristal (Soleil Deco).

El comedor integrado tiene un juego de mesa y sillas de herencia familiar y pantallas colgantes (Laro).
El comedor integrado tiene un juego de mesa y sillas de herencia familiar y pantallas colgantes (Laro). Crédito: Daniel Karp

El sector tiene a la izquierda un paso desde el hall de entrada con un marco de madera y un largo perfil de hierro de demolición; y a la derecha, detrás del vidrio, baúles decorativos (Soleil). Las paredes revestidas en microcemento texturado se pintaron de gris. A pesar del temor original de los dueños, no se ve oscuro y, en contraste con el Travertino (material que se repite en toda la planta baja), consolida la elegancia del conjunto.

Vista hacia la cocina desde la mesa con un mantel de hilo (Madison Market). En el rincón, canasto con palmera (Soleil Deco) y banquito de cuero (Laro).
Vista hacia la cocina desde la mesa con un mantel de hilo (Madison Market). En el rincón, canasto con palmera (Soleil Deco) y banquito de cuero (Laro). Crédito: Daniel Karp

Del otro lado del portón corredizo de kiri, un sofá en L (Soleil) y la vista del patio del frente.
Del otro lado del portón corredizo de kiri, un sofá en L (Soleil) y la vista del patio del frente. Crédito: Daniel Karp

"Yo quería mi portón galponero sí o sí, pero no sabíamos dónde ponerlo", cuenta la dueña. La respuesta fue este espacio que es sala de TV y lugar de juego de sus nietos, al que se llega desde la cocina

“El techo de vigas rústicas le da carácter a la cocina”, describe el arquitecto Luis Doucet. Se hizo en guayubira, una madera dura ideal para exteriores y elementos estructurales.
“El techo de vigas rústicas le da carácter a la cocina”, describe el arquitecto Luis Doucet. Se hizo en guayubira, una madera dura ideal para exteriores y elementos estructurales. Crédito: Daniel Karp

El amoblamiento (De Otro Tiempo) se organizó en torno a la isla de petiribí, igual que el frente que separa el comedor diario a modo de boiserie. Las mesadas son de ‘Stone Quartz’ y la grifería, de Robinet.

Las aberturas de hierro se cubrieron con antióxido, tintura base gris y Oxidatto, que se aplica con esponja e imita la apariencia del óxido.
Las aberturas de hierro se cubrieron con antióxido, tintura base gris y Oxidatto, que se aplica con esponja e imita la apariencia del óxido. Crédito: Daniel Karp

Sobre la mesa con patas torneadas, individuales, jarros de cerámica (Claudia Adorno) y tabla de madera (Sol Palou). Además, sillas ‘Tolix’ (Tienda Vanilla) y almohadones estampados (En Abundancia).

Un comedor en el exterior es acompañado por una parrilla y horno de hierro. Perfecto para que los dueños de casa compartan con hijos, nietos y amigos.
Un comedor en el exterior es acompañado por una parrilla y horno de hierro. Perfecto para que los dueños de casa compartan con hijos, nietos y amigos. Crédito: Daniel Karp

Espacio de encuentro por excelencia en esta casa de fin de semana, la galería se hizo amplia, acogedora y funcional, con sectores bien diferenciados. Tiene el mismo piso Travertino del interior, con un sellado más suave que mantuvo los poros para que no sea resbaloso.

Sillones de hierro, mesita de madera (todo de Laro) y ventilador (La Vaca Tuerta) en la zona de estar. La pileta tiene un solárium de piedra atérmica que baja hasta la laguna.
Sillones de hierro, mesita de madera (todo de Laro) y ventilador (La Vaca Tuerta) en la zona de estar. La pileta tiene un solárium de piedra atérmica que baja hasta la laguna. Crédito: Daniel Karp

La arcada cementicia y el portoncito de hierro que preserva a los más chicos de las escaleras suman elementos de reminiscencia colonial.
La arcada cementicia y el portoncito de hierro que preserva a los más chicos de las escaleras suman elementos de reminiscencia colonial. Crédito: Daniel Karp

Ubicado en el bajoescalera, el toilette con ladrillos de quinta pintados al agua está unos 20 centímetros por debajo del nivel de la casa, para conseguir mayor espacialidad. Ambientan una alfombra (Casanoi Decor) y un banquito rústico (Sol Palou). En planta alta, el pasillo con piso de cemento alisado y una alfombra central de calcáreos; en el rincón, canastos decorativos (Soleil).

No fue fácil mezclar tantos materiales: tuvimos que analizar la casa parte por parte y definir dónde usar cada uno para conseguir la mayor armonía posible
Arq. Luis Doucet

Sobre las camas heredadas, almohadones (Madison Market) y pie (Huitrú). El baño tiene piso de porcelanato ‘Compact Backdrop’ (Ilva), mesada de Carrara con frente de kiri iluminada por una raja cenital.
Sobre las camas heredadas, almohadones (Madison Market) y pie (Huitrú). El baño tiene piso de porcelanato ‘Compact Backdrop’ (Ilva), mesada de Carrara con frente de kiri iluminada por una raja cenital. Crédito: Daniel Karp

En el primer piso hay tres cuartos para los huéspedes de cada fin de semana. Todos sencillísimos, con techo de vigas de pino pintado y placares con frente de kiri sin contramarco, pero con detalles de familia que los hacen únicos

Para las puertas se usó kiri, variedad liviana que aporta una tonalidad clara, sin amarillos ni naranjas.
Para las puertas se usó kiri, variedad liviana que aporta una tonalidad clara, sin amarillos ni naranjas. Crédito: Daniel Karp

En el cuarto principal, la cama tiene almohadones de lino y manta (Huitrú); ventilador de techo (La Vaca Tuerta), alfombra (Casanoi Decor) y almohadones rayados (Madison Market).

"Tener nuestra suite en planta baja resulta muy cómodo, porque cuando estamos solos la casa se vive abajo. Además, es silencioso y tiene una salida al patio que le da un clima divino", resume la dueña.

En la bajada a la laguna se hizo un muelle de madera con un banco esquinero (Las Marinas).
En la bajada a la laguna se hizo un muelle de madera con un banco esquinero (Las Marinas). Crédito: Daniel Karp

En el contrafrente, jardín diseñado por la paisajista Pato García.
En el contrafrente, jardín diseñado por la paisajista Pato García. Crédito: Daniel Karp

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.