srcset

Paisajismo

Con impronta campestre. El parque del haras donde el agua es protagonista

(0)
4 de septiembre de 2019  • 00:00

Inicialmente se trataba de un haras de caballos árabes, con sus boxes, padrillera, pulpería y picadero, lugares de intenso uso para estos animales. Luego se comenzó con la idea de crear el Club de Polo frente a la cancha, justamente para que los polistas tuvieran su lugar para cambiarse, comer y distraerse luego de un partido; y así se comenzó con la parquización de su patio. Pero luego surgió la idea de hacer El Dok Haras Eventos que incluía nuevos edificios, la renovación de la padrillera y pulpería y por último la construcción de una capilla.

El Club de Polo fue uno de los primeros edificios en tomar forma y su jardín fue concebido dentro de un patio rodeado de paredes al que se accede por una avenida de estructuras de hierro cubiertas por jazmín de leche.
El Club de Polo fue uno de los primeros edificios en tomar forma y su jardín fue concebido dentro de un patio rodeado de paredes al que se accede por una avenida de estructuras de hierro cubiertas por jazmín de leche. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Así se comenzó con el proyecto de todo el parque, aunque en etapas. El complejo, entonces, tiene edificios con sus pabellones destinados a eventos más la capilla. Cada uno de los edificios pueden funcionar independientemente o en conjunto y, aunque exteriormente todos tienen el mismo estilo, sus interiores atesoran su propia impronta. Además, dentro de los edificios, hay espacios bien definidos: por ejemplo, dentro del Club de Polo hay un pub y una cava. El lugar denominado Hexagonales contiene un museo de carruajes, un restorán y un bar.

El diseño comenzó con el estanque que hace de unión focal, como un hilo conductor entre todos los edificios; grande, imponente, ocupando un lugar casi protagonista. El estanque mide 60 metros de largo por 4 de ancho, toda una obra de ingeniería. Está en el centro de los edificios, en medio del parque y rodeado por Acer saccharinum. Uno de los atractivos más fuertes del estanque es cómo se refleja el cielo sobre el agua, además de los nenúfares que dominan entre las oxigenadoras.

  • OBRA: El Dok Haras Eventos
  • LUGAR: Exaltación de la Cruz
  • PROYECTO DE ARQUITECTURA: Arq. Gustavo Schamann
  • PROYECTO DE PAISAJISMO: Wendy Keller; Nieves Luc (asesora)
  • SUPERFICIE INTERVENIDA: 25.000 m2
  • AÑOS DE EJECUCIÓN: 2015-2018

El estanque de 60 metros de largo es el protagonista del parque. Escoltado por Acer saccharinum y con bancos dispuestos a lo largo, permite apreciar los reflejos del cielo en el agua y los maravillosos los nenúfares.
El estanque de 60 metros de largo es el protagonista del parque. Escoltado por Acer saccharinum y con bancos dispuestos a lo largo, permite apreciar los reflejos del cielo en el agua y los maravillosos los nenúfares. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Uno de los tantos desafíos era unir cada uno de los edificios para que se pudiera acceder a pie de manera fácil, pensando en las distintas situaciones que podían presentarse, como eventos formales, informales, de noche, de día. La integración no solo requería una finalidad práctica de circulación, sino que también buscó generar paseos para disfrutar de la naturaleza y sus bondades.

La circulación entre los edificios se logró con caminos peatonales de pórfido mientras que los senderos son de bínder, con bordes de metal y base de tela. Estos últimos se diseñaron de anchos variables para que su sinuosidad diera carácter e invitara a un paseo relajado. La búsqueda fue lograr que todo el parque tuviera una identidad y unidad, a la vez que se respetaban las diferentes sectorizaciones con sus usos.

Izquierda: En las esquinas, las formas circulares de buxus crean un ritmo de tamaños y se conjugan con dietes y rosales que trepan por el muro. Derecha: Como una escultura, el mapa del sitio expone los distintos edificios y sus recorridos.
Izquierda: En las esquinas, las formas circulares de buxus crean un ritmo de tamaños y se conjugan con dietes y rosales que trepan por el muro. Derecha: Como una escultura, el mapa del sitio expone los distintos edificios y sus recorridos. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El predio está constituido por diferentes edificios para la realización de eventos. La circulación entre ellos se realizó con caminos peatonales de pórfido, flanqueados por enormes canteros que complementan herbáceas y gramíneas.
El predio está constituido por diferentes edificios para la realización de eventos. La circulación entre ellos se realizó con caminos peatonales de pórfido, flanqueados por enormes canteros que complementan herbáceas y gramíneas. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Se creó un pequeño bosque donde se plantaron especies como el Taxodium, Pyrus chanticleer, Fraxinus oxycarpa, Liquidambar formosana. Excepto en el caso del Club de Polo, que está cerrado por muros y tiene un diseño de formas geométricas y simétrico, el parque es una gran extensión visual con diversidad de colores, texturas y formas. Se mantiene el ritmo y la tensión en toda la plantación, evitando el abuso y la repetición de especies y permitiendo un fluctuante colorido durante el transcurso del año. También se respetaron y destacaron numerosas "abras" que brinda la naturaleza.

El agua, presente en los diferentes espacios, se materializa aquí como un largo estanque con un juego de agua, rodeado de un cerco bajo de jazmín de leche impecablemente podado.
El agua, presente en los diferentes espacios, se materializa aquí como un largo estanque con un juego de agua, rodeado de un cerco bajo de jazmín de leche impecablemente podado. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Los canteros son amplios espacios en formas curvas, en su mayoría, con una variada pero armoniosa coloración. Se plantaron rosales como 'Iceberg', 'Polka', 'Comtesse du Barry', 'Pierre de Ronsard', además de dietes, salvias, sisyrinchium, gauras, sedums, hypericum, pitosporum, coprosmas, entre otras. En todos los canteros hay gramíneas que aportan su fuerza especial, particularmente en otoño, cuando dan lo mejor de sí con sus espigas.

El agua terminó siendo una de las premisas que se mantuvo en cada uno de los edificios, además de las estructuras rectas de Buxus sempervirens. Los diseños de las fuentes son distintos, tanto en su forma como en el movimiento de agua que se generó, con su sonido tranquilizador en algunos casos, o de contagiosa energía como en la entrada al Picadero, construido para eventos de gran escala.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.