Con los ojos bien pintados

Es el cantante de Adicta y el último año grabó casi sin querer su primer disco solista. Es coqueto, ama el glamour y su objetivo es ser lo más popular posible
(0)
2 de mayo de 2003  

"Mucha gente piensa que porque te pintás los ojos y salís en unas fotos medio arrogantes y medias afeminadas, sos un c... roto cualquiera. Si supieran que paso hambre, que viajo en subte, que cargo equipos y que además subo a un escenario y canto, entenderían un poco mejor las cosas".

Con esta frase, Toto termina la entrevista e inmediatamente se dispone a "producirse" para las fotos que acompañan esta nota. "Vine de civil porque tenía que ir a una inmobiliaria a que me alquilaran un departamento", explica el cantante de Adicta, el ahora dúo (luego de la partida de Fabio Rey) que forma junto a Rudie Martínez y que supo ser "la banda electropop del momento" un par de años atrás, cuando su disco debut, Shh , se convirtió en el favorito de los periodistas locales especializados.

"Tuvimos mucha prensa y un éxito de banda entre comillas, pero a vernos no venía mucha gente", se sincera este muchacho coqueto por naturaleza (no quiere decir cuántos años tiene, "aunque te podés dar cuenta por la música que escucho: The Cure, New Order, Bauhaus, Blondie, Queen, Sex Pistols, Buzzcocks").

A principios del último año, Rudie (también fundador del proyecto electrónico Audioperú) deicidió probar suerte en España y Adicta se desarmó temporalmente. Allí fue entonces que Toto decidió encerrarse en su casa con su computadora y despuntar el vicio componiendo canciones. "Me puse a grabar cosas que ya tenía dando vueltas por ahí, pero jamás pensé que las iba a editar. Junté catorce temas y los puse en un CD para tenerlos todos juntos, pero no fueron pensados para convertirse en un disco".

Poco después, a ese CD le hizo una tapita, le puso los nombres de los temas, su dirección de email y un título: Ciudadano Toto . "Se lo regalé a algunos amigos y me encargué de hacer algunas copias para los seguidores de Adicta a cambio de un CD virgen, porque no quería venderlo. Era para mostrarlo. Yo soy de los que adscriben a eso de "sin ustedes ahí, nosotros aquí para qué". Si te da vergüenza mostrar tus canciones, entonces no tenés canciones".

Lanzado como solista casi sin querer y con un disco grabado de forma casera, empezaron a llamarlo para ofrecerle alguna que otra fecha: "Como Adicta no estaba tocando y yo era el cantante... Hasta hice un Cemento con unos chicos que nunca habían tocado en vivo".

Ciudadano Toto ya es un objeto de culto que "anda por ahí", un disco de dulces canciones pop que quizá no vuelvan a ser tocadas y cantadas sobre un escenario. "Cuando Rudie volvió dejé todo y me volví a meter de lleno con Adicta. No me gusta mezclar las cosas. Esto fue como un regalo para mí, algo que no estaba planeado, que estuvo muy lindo, pero que, por el momento, ya fue".

Junto a Rudie y Fabio grabó el segundo y esperado disco del grupo (se llama Miedo y llegará a las disquerías a mediados de mayo, a través del sello Isopodiscos), pero poco después, el guitarrista ex Brujos decidió marcharse. "Un día me llamó Fabio y me dijo que no tocaba más. Y la verdad es que con Rudie no nos sentimos contentos, pero tampoco tristes. Fue algo que se tenía que dar".

A punto de mudarse una vez más de su La Plata natal ("en una época tenía una vida propia importante, pero ahora la mayoría de los chicos que alguna vez generaron algo están viviendo en Capital"), Toto confiesa que le encanta intercambiar de incógnito opiniones sobre su música y su vestimenta en Internet y que se emociona cada vez que escucha una de sus canciones como cortina de Cupido , el bizarrísimo programa de Much Music a la Yo me quiero casar , que trata de unir a dos jóvenes que no se conocen.

"El pibe que hace el programa es de La Plata y nos pidió un tema del nuevo disco para ver si le servía como cortina. Le dimos ése, que era como un separador cortito, y le encantó. Cada vez que veo el programa me emociono. Me encanta llegar a otro público, porque muchos pensaron que éramos un grupo electrónico de esos que llaman inteligentes, cerrados. Y nada que ver. Ni Rudie ni yo somos de ese palo. Yo tenía una banda que era hasta kitsch, si se quiere. Me gusta lo popular. De hecho soy más popular de lo que la gente cree".

Se enfada cuando recuerda a los que ahora le recriminan haber dejado a un costado su parte más electrónica. "Cuando me dicen que nos vendimos porque agregamos un baterista (también sumaron un bajista) me da mucha bronca. Nadie dijo que éramos un grupo electrónico. Somos una banda que hace canciones, nada más".

Toto promete que en el nuevo álbum del grupo (grabado en el estudio de Gustavo Cerati) se han simplificado: "No estamos tan cerrados como en el primer disco. Ahora, cuando lo escucho no puedo dejar de pensar que estábamos en cualquiera en esa época. Además, con la inclusión de los los tres chicos que nos acompañan (Julián Fraus en guitarra, Mariano López en bajo y Sergio Sotomayor en batería) Rudie y yo hemos rejuvenecido y tenemos una energía impresionante".´

Un homenaje a la época de las plumas

  • La tapa del nuevo disco de Adicta, Miedo , es un homenaje al álbum Non Stop Erotic Cabaret , de Soft Cell. "No queríamos hacer una tapa que la gente vea en las bateas y siga de largo. La idea era provocar, hacer una tapa muy profesional (la foto la hizo Gaby Herbstein), y que llamase la atención", cuenta Toto.
  • "La estética viene de Roxy Music, algo que Rudie tiene muy incorporado, de Duran Duran, de Soft Cell y de todos los grupos de esa época. De todas formas, creo que nadie se va a asombrar de que en la tapa de un disco haya dos pibes con los ojos pintados, pieles y todas esas cosas. Es más, creo que perdí los parámetros que marcan las cosas que sorprenden y las que no. Sólo me dejo llevar, no me detengo a pensar mucho. Simplemente trato de ser coherente conmigo mismo".

    Toto

  • Nació en La Plata, pero ahora está por mudarse una vez más a la Capital Federal: "La ciudad perdió la vida propia que tenía", sostiene.
  • No le gusta develar su edad (aunque luego acepte a duras penas que es un treintañero) y para subirse al escenario se pinta y se "produce" todo lo que puede.
  • En 2002 editó un disco solista y ahora vuelve con Adicta y un álbum que promete ser menos cerrado que el debut de la banda, tan aclamado por la crítica especializada.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.