Rama X cambió de opinión: el rey de Tailandia perdonó a una concubina que encarceló por “ambiciosa” y la reincorporó a su harén de 20 mujeres