CV ciego. Herramienta contra la discriminación en el mundo del trabajo

No consigna datos de edad ni de género de la persona que se postula a un puesto
No consigna datos de edad ni de género de la persona que se postula a un puesto Fuente: LA NACION
Sebastián A. Ríos
(0)
7 de noviembre de 2020  

El currículum vitae que descansa en el inbox describe detalladamente la educación y la actividad profesional de X: cuenta dónde ha estudiado, enumera sus logros académicos, dónde ha trabajado, desempeñando qué puestos y con qué responsabilidades. Hay menciones a sus habilidades y quizás figure su lugar de residencia, en caso de que la cercanía sea un aspecto relevante. El CV incluye toda la información necesaria para valorar las capacidades de X, pero no su género, su edad ni su nacionalidad; tampoco el nombre de pila. Es un CV ciego, pensado para evitar discriminación.

"Un CV ciego es aquel que no muestra género, edad, nacionalidad ni nombre (al menos el de pila), para que la decisión se centre en las capacidades profesionales del candidato/candidata/candidate y no en cualquier otro aspecto relacionado a las variables antes mencionadas. Es hacer de un CV y un proceso de reclutamiento una práctica inclusiva", explica Nicolás Coccolo, head de Marketing en Bumeran.

"El fin es evitar cualquier tipo de sesgo o discriminación y centrarse en las habilidades de los/as candidatos/as en el proceso de reclutamiento", dice por su parte Horacio Llovet, cofundador de Nawaiam, plataforma argentina de videojuego aplicada a los recursos humanos que propone el CV ciego. "Muchas veces las mujeres se encuentran limitadas cuando en su currículum deben incluir su género o si poseen hijos -agrega-. Lo mismo sucede con personas mayores, a pesar de contar con amplia experiencia, o los jóvenes con buen nivel de formación y poca experiencia laboral, que no encuentran posibilidades o son discriminados por su edad".

Lo mismo -o con más frecuencia- ocurre en el caso de ciertas minorías, como por ejemplo con las personas que integran el colectivo LGBTTIQ+: según una reciente encuesta de la consultora Adecco, el 51% cree que los rechazos en entrevistas de trabajo se deben a ser parte del colectivo. Sin embargo, señala la encuesta realizada en octubre sobre 100 personas, a la mayoría (85%) nunca se le informó el motivo del rechazo.

"Estamos convencidos que adoptar en forma general el envío del CV ciego en los procesos de búsqueda, permitirá dejar de lado algunos prejuicios o sesgos que pueden influir a la hora de avanzar con un proceso de selección -comenta Pablo Liotti, gerente de Marketing y Comunicación del Grupo Adecco Argentina y Uruguay-. Creemos que esto permitirá abrir más las oportunidades a grupos vulnerados a la hora de buscar empleo, generando una mayor equidad e igualdad de condiciones".

Para Coccolo, "lo importante del CV ciego es que su implementación evidenció una situación no equitativa en el mundo laboral, y viene a colaborar en su erradicación, para tener lugares de trabajo con mayor equidad y centrado en capacidades, evitando discriminaciones".

Subjetividad, ¡afuera!

Nuevo, incipiente en estas tierras, el CV ciego o blind CV tiene ya varios años en economías más desarrolladas. "El blind CV nace en los años 70 en Estados Unidos y Canadá, cuando las orquestas tomaron la decisión de realizar audiciones ocultando la identidad de los postulantes para poder detectar talentos de forma más inclusiva", cuenta Llovet. Sin embargo, su utilización más consolidada se da en este nuevo milenio, con efectos muy positivos.

"Según el Banco Interamericano de Desarrollo, en el año 2017, las compañías que han utilizado esta modalidad de CV ciego han reclutado hasta un 36% más de mujeres -señala Llovet-. Actualmente este tipo de dinámica ya se encuentra en uso en países como Estados Unidos, España, Alemania, Francia, Reino Unido, Finlandia y Suecia".

En la Argentina, cuenta Coccolo, "el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está generando un programa para que empresas se comprometan en el uso de ésta práctica, y muchas de las más relevantes del país ya han firmado este compromiso".

Sin foto, sin nombre, sin edad, sin género, sin mención a proyectos familiares, sin referencias étnicas, el CV ciego expone al desnudo las verdaderas capacidades de la persona, anulando cualquier sesgo subjetivo. "El CV ciego tiene múltiples beneficios -destaca Alejandro Melamed, consultor y director general de Humanize Consulting-. Permite trabajar no solo sobre la diversidad sino en la inclusión en serio, minimizando lo que pueda tener de subjetivo el momento de la evaluación, y haciendo foco en las verdaderas condiciones, habilidades y capacidades de las personas".

Además, agrega, "es una señal que ofrece la seguridad psicológica que tiene que sentir cualquier persona candidata a un puesto de estar en un lugar libre de cualquier impacto negativo en función de factores como su aspecto, su género o su edad, entre otros. El CV ciego ayuda a generar las condiciones para que esto no ocurra".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.