Dos mujeres y doce gatos: la excéntrica y desconocida familia de Jackie Kennedy

Edie Beale (hija) fue la incuestionable protagonista del documental de 1975 "Grey Gardens", que mostró su vida junto a su madre y doce gatos en una descuidada mansión de East Hampton (YouTube)
Edie Beale (hija) fue la incuestionable protagonista del documental de 1975 "Grey Gardens", que mostró su vida junto a su madre y doce gatos en una descuidada mansión de East Hampton (YouTube)
Tomás Sanguineti
(0)
3 de agosto de 2020  • 21:25

De la familia de Jacqueline Lee Bouvier, luego Kennedy, luego Onassis, conocemos su descendencia con el expresidente de Estados Unidos John F. Kennedy (asesinado a su lado en 1963) y la de su hermana Caroline Lee Radziwill, quien murió el año pasado.

Pero en los años 70 la prensa y la opinión pública estadounidense le dedicaron especial atención a la tía de Jackie, Edith Ewing Bouvier, apodada "Big Edie" y a su hija Edith Bouvier Beale, o "Little Edie". Ambas vivieron por muchos años en una otrora glamorosa casa sobre la playa en East Hampton conocida como Grey Gardens (jardines grises) cuyo mantenimiento no podían costear.

No mucho se sabía de Edith madre, la hermana del financista de Wall Street John Vernou Bouvier III (padre de Jackie), que sufría de una fuerte depresión, según algunos, desde que su esposo Phelan Beale la dejó en 1942. También sus hijos varones habían dejado de ocuparse de ella.

Edith Bouvier Beale en Grey Gardens con uno de sus gatos, año 1975 (YouTube)
Edith Bouvier Beale en Grey Gardens con uno de sus gatos, año 1975 (YouTube)

La excantante vivía recluida en su mansión de la calle West End Road, junto a su hija, a quien convenció en 1952 de abandonar una aventura artística de cinco años en Manhattan para acompañarla en Grey Gardens.

En 1971, después de las quejas de varios vecinos de los Hamptons por el estado de creciente dejadez de la casa, cayó una inspección de salubridad al lugar y conminó a las dos mujeres a hacerlo habitable o a desalojarlo.

La noticia apareció primero en medios locales y luego en un artículo de la revista New York Magazine. "Allí, en reclusión total, viven dos mujeres, 12 gatos y mapaches que ocasionalmente caen por el techo de una casa como ninguna otra en East Hampton", escribió la célebre Gail Sheehy en 1972. La periodista describió a las dos mujeres Bouvier como "una madre y una hija de gustos poco convencionales que hace mucho tiempo le dieron la espalda a la opinión pública".

Quien recibió a la escritora fue Edie hija, envuelta en un tapado largo de gabardina, con sandalias en los pies y la cabeza cubierta por un estiloso pañuelo de seda anudado en la nuca. "Madre y yo podemos ver a través de las máscaras, somos artistas, es el ojo del artista. Desearía no tenerlo. Jackie también lo tiene. Ella es una gran artista", afirmó.

Jacqueline y su esposo, el magnate Aristóteles Onassis, costearon los arreglos de la casa. Mientras tanto, su hermana Lee Radziwill le había encargado a los cineastasDavid y Albert Maysles (que venían de trabajar con los Rolling Stones) un documental sobre la cuasi aristocrática familia Bouvier y sus días en East Hampton.

Pero los hermanos cineastas se obsesionaron con la rama "artística" de la familia Bouvier y les ofrecieron 10.000 dólares a las Edies para retratar su vida. Grey Gardens, el documental de 94 minutos, se estrenó en 1975 y fue proyectado en festivales de cine de todo el mundo.

En él se pueden ver a los gatos, las conversaciones entre las excéntricas madre e hija, y hasta a Jerry Torre, un adolescente vecino que se cruzaba a la casa a menudo, a quien ellas apodaron "el fauno de mármol".

Edie hija es quien oficia de guía turística, aparece en todo momento cubriendo su cabeza con distintos pañuelos -a causa de su alopecia- mientras lanza monólogos y frases a cámara como: "es muy difícil mantener la línea entre el pasado y el presente, ¿sabes?".

Edie madre murió en 1976, y Edie hija pudo explotar su arte como cantante de cabaret en Nueva York. "Finalmente estoy empezando a vivir", comentó en una nota al New York Times, justo antes de abrir su show en el club nocturno Reno Sweeney, en 1978. Tenía más de 60 años.

Panfleto publicitario del show de Edie Beale en el club Reno Sweeney de Nueva York, año 1978
Panfleto publicitario del show de Edie Beale en el club Reno Sweeney de Nueva York, año 1978

Viajó a California, Montreal y se terminó estableciendo en Florida, en donde sus hermanos le consiguieron una casa tras vender Grey Gardens en 1979. Su única condición: que no la demolieran.

Falleció en su departamento de Bal Harbour el 14 de enero de 2002. Tenía 84 años.

El diseñador Marc Jacobs homenajeo a ambas mujeres en su colección de bolsos "Big Edie" y "Little Edie" de 2009, mismo año en que HBO estrenó una película biográfica (también llamada Grey Gardens) en la que Drew Barrymore y Jessica Lange interpretaron al peculiar dúo.

La casa

Construida en 1897 por Joseph Greenleaf Thorpe, cultor del movimiento Arts and Crafts de fines del siglo XIX. Fue comprada en 1923 por el abogado Phelan Beale y su esposa Edith Bouvier Beale.

Grey Gardens en la actualidad (Hamptons.com)
Grey Gardens en la actualidad (Hamptons.com)

En 1979 pasó a manos del periodista Ben Bradlee (editor jefe del Washington Post durante el Watergate, y amigo cercano de John F. Kennedy) y su esposa, la escritora Sally Quinn. Fue alquilada durante varios años por la filántropa y defensora de los animales Frances Hayward, quien llegó a poblarla con 16 perros. En 2017, tras la muerte de Bradlee en 2014, fue vendida por US$ 15,5 millones a una pareja que permaneció en el anonimato.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.