El amor por hacer filas: un fenómeno argentino difícil de entender