srcset

Arquitectura

En Nordelta. La casa-showroom de una madre y sus dos hijas arquitectas

Carolina Otero
Gloria Montanaro
(0)
23 de septiembre de 2019  

La casa que diseñaron las arquitectas Natali y Geraldine Picayo, dueñas de Lacroze Studio, estaba destinada a ser un lugar con luz en cada rincón, tanto espacial como personal. Hacía muchos años que sus padres querían salir de la ciudad para vivir rodeados de naturaleza. Recorrieron desde San Isidro hasta Tigre para encontrar el lote ideal, hasta que llegaron a este, en Nordelta.

El frente se hizo retirado para darle lugar a los autos de una gran cantidad de visitas. Y porque no querían un jardín demasiado grande al fondo.
El frente se hizo retirado para darle lugar a los autos de una gran cantidad de visitas. Y porque no querían un jardín demasiado grande al fondo. Crédito: Daniel Karp

La vista abierta nos impactó y, aunque la orientación al sudoeste no era la mejor, estábamos seguras que teníamos las herramientas suficientes para resolverla
Arqs. Natali y Geraldine Picayo

Con el proyecto armado y a punto de comenzar a construir, la vida impuso uno de sus golpes más fuertes: su padre no pudo llegar a ver el inicio de la obra. "En ese momento dudamos en continuar, pero luego entendimos que teníamos que rediseñarla y adaptarla a la nueva etapa que comenzaba". Así se gestó esta casa de mujeres, neta pero cálida. "Una casa alegre, que nos cobija, siempre con las puertas abiertas para recibir a los afectos que nos acompañan".

A través de una gran puerta de lapacho, se ingresa a un pasillo distribuidor con doble altura, coronado por una araña de hierro que compraron en el Puerto de Frutos.
A través de una gran puerta de lapacho, se ingresa a un pasillo distribuidor con doble altura, coronado por una araña de hierro que compraron en el Puerto de Frutos. Crédito: Daniel Karp

"Nos parecía súper interesante que el ingreso a la casa fuera a través de una puerta totalmente ciega, que generara expectativa y, una vez abierta, sorpresa al enfrentar el eje principal del lago".

A un lado, la puerta de ingreso al primer showroom de Lacroze Studio y, al otro, la escalera con pasamanos de guatambú que conduce a la segunda planta. En la recepción, un vajillero de corte industrial (Lacroze Studio). Alfombra kilim (Rugit).

Con cáscara neutra

Los sofás enfrentados, la mesa ratona, las mesas de arrime y la banqueta son diseños de Lacroze Studio. El cuadro es del artista Alejo Ortiz de Urbina.
Los sofás enfrentados, la mesa ratona, las mesas de arrime y la banqueta son diseños de Lacroze Studio. El cuadro es del artista Alejo Ortiz de Urbina. Crédito: Daniel Karp

"Como hay mucho movimiento de muebles, que rotan según la cantidad de diseños que tengamos para exhibir (nuestra madre es una santa), la cáscara debía ser lo más neutra posible, para evitar cualquier condicionamiento de color".

Para acentuar el diseño de la mesa ratona del living, incluyeron una alfombra (Rugit) que repite el mismo patrón de rayas que las patas.
Para acentuar el diseño de la mesa ratona del living, incluyeron una alfombra (Rugit) que repite el mismo patrón de rayas que las patas. Crédito: Daniel Karp

"Elegimos para la planta baja el mismo piso de marmetas de Travertino de largo variado, trabadas de manera despareja y sin pulir. La intención fue que quedara lo más rústico posible en contraste con la claridad de las paredes".

La mesa de comedor (Locaroze Studio) tiene patas de petiribí y tapa de granito negro Brasil, con tratamiento 'Leather', que le saca el brillo, le da textura y la hace más rústica.
La mesa de comedor (Locaroze Studio) tiene patas de petiribí y tapa de granito negro Brasil, con tratamiento 'Leather', que le saca el brillo, le da textura y la hace más rústica. Crédito: Daniel Karp

El living y el comedor, integrados, se unen con la galería a través de un paño fijo de 3,60m de largo que, a su vez, elimina cualquier obstáculo visual a la laguna. "Nos pareció fundamental mantener las paredes claras para que el jardín se fundiera en el interior".

Para el interiorismo de la planta baja se buscaron piezas con materiales nobles o acabados neutros, como la lámpara (Compañía Nativa) y las sillas del comedor (Lacroze Studio), hechas en madera con fundas lavables.
Para el interiorismo de la planta baja se buscaron piezas con materiales nobles o acabados neutros, como la lámpara (Compañía Nativa) y las sillas del comedor (Lacroze Studio), hechas en madera con fundas lavables. Crédito: Daniel Karp

"Hicimos la puerta de hierro para acentuar y dar identidad y carácter a ambos sectores; el living-comedor y el family. Y de vidrio, para que pase la luz y se vea la continuidad de los ambientes".

En el family, el cuadro (Vasen Studio) disimula la TV.
En el family, el cuadro (Vasen Studio) disimula la TV. Crédito: Daniel Karp

"Queríamos lograr que ese sector fuera integrable, pero también tener la opción de cerrarlo para que no pasara el olor de la cocina o para tener mayor privacidad".

Para acompañar la arquitectura del family, que está pensada para que los dos paños se luzcan, diseñaron un mueble de líneas discretas y dos estantes en voladizo que completan la altura de la pared.

Sofá en L con funda de tussor 'gris elefante' (telas de Carolina Biercamp) y mesa ratona de chapa oxidada con laca náutica mate (ambos Lacroze Studio) con adornos (Compañía Nativa) y plato blanco con dibujos (Pomelo Deco).
Sofá en L con funda de tussor 'gris elefante' (telas de Carolina Biercamp) y mesa ratona de chapa oxidada con laca náutica mate (ambos Lacroze Studio) con adornos (Compañía Nativa) y plato blanco con dibujos (Pomelo Deco). Crédito: Daniel Karp

"Todos los domingos comemos asado o pastas con mamá, con nuestras parejas y con nuestra abuela, que vive en Belgrano. Nordelta también es punto de reunión de amigos".

La barra, construida en microcemento alisado, se utiliza todos los días como comedor diario, con sus cuatro banquetas de mimbre (Lacroze Studio). Una bandeja pasacable contiene las luminarias y le da un toque más industrial y descontracturado que el que daría un riel.

Sobre la mesa, platos de cerámica (Lacroze Studio), cubiertos, centro de mesa e individuales (Compañía Nativa).
Sobre la mesa, platos de cerámica (Lacroze Studio), cubiertos, centro de mesa e individuales (Compañía Nativa). Crédito: Daniel Karp

"Buscamos algo práctico, de fácil limpieza y mantenimiento, sobre todo porque la cocina está integrada al family", comentan las arquitectas, que eligieron melamina blanca con perfil J para la bajomesada y las alacenas. La mesada, con alzada de Silestone 'Blanco Norte' y bacha Johnson con grifería FV línea 'Temple', toma vida con jarrones, frascos, tablas, bandejas (Compañía Nativa).

Planta alta: privacidad y espacio para el trabajo

En el cuarto principal, almohadones y pie de cama (De Fourcade).
En el cuarto principal, almohadones y pie de cama (De Fourcade). Crédito: Daniel Karp

"En la planta alta armamos los dormitorios y un escritorio en el que mamá pudiera tener privacidad para trabajar y, también, un espacio de lectura y relax con vista al lago". En la suite, la paleta de color estuvo marcada por los cuadros de Alejo Ortiz de Urbina. A ambos lados de la cabecera, lámparas rústicas (Compañía Nativa) sobre mesas de luz diseñadas por las chicas. A los pies, alfombra (Rugit) y banqueta de Lacroze Studio.

"Queríamos un piso continuo, sin uniones y de color uniforme, sereno, pero que siguiera dentro de los materiales nobles, por eso usamos hormigón alisado".

En el baño, vanitory de guatambú blanqueado, bien neto y liviano, con un estante inferior (para colocar canastos), grifería monocomando 'Libby' (FV) de pared y bachas Cree (Barugel Azulay).
En el baño, vanitory de guatambú blanqueado, bien neto y liviano, con un estante inferior (para colocar canastos), grifería monocomando 'Libby' (FV) de pared y bachas Cree (Barugel Azulay). Crédito: Daniel Karp

En el escritorio, mesas ratonas, silla y mantas de su marca.
En el escritorio, mesas ratonas, silla y mantas de su marca. Crédito: Daniel Karp

"Papá era fanático de todo lo tecnológico. Grababa de la radio con este cinta abierta y también tenía un proyector. Cuando éramos chicas nos juntábamos en el living cada 15 días a ver las diapositivas".

Otro de los cuartos se ambientó con respaldo, lámpara, silla y mesas de luz de su marca, y en el piso, alfombra de yute (De Fourcade).
Otro de los cuartos se ambientó con respaldo, lámpara, silla y mesas de luz de su marca, y en el piso, alfombra de yute (De Fourcade). Crédito: Daniel Karp

"Decidimos hacer una ventana al piso con balcón francés y baranda de hierro, para darle un estilo más campestre y característico de la zona".

Almohadones y manta (De Fourcade) y manta tejida cruda (En Abundancia).
Almohadones y manta (De Fourcade) y manta tejida cruda (En Abundancia). Crédito: Daniel Karp

El segundo dormitorio da al lago y está trabajado con una paleta más cálida, color melón. Tiene un cuadro (Vasen Studio), respaldo, mesa de luz y silloncito de diseño propio.

Completa, completa: con showroom, pileta y galería

En una estantería liviana, Natali y Geraldine muestran sus sillas, priorizando que se luzca cada modelo en un lugar reducido. Der. Mesa de lapacho recuperado y sillas de mimbre esmaltadas en negro (Lacroze Studio) como protección del sol y la lluvia.
En una estantería liviana, Natali y Geraldine muestran sus sillas, priorizando que se luzca cada modelo en un lugar reducido. Der. Mesa de lapacho recuperado y sillas de mimbre esmaltadas en negro (Lacroze Studio) como protección del sol y la lluvia. Crédito: Daniel Karp

Si bien toda la casa funciona como un gran showroom, las hermanas arquitectas no podían mostrar todos sus modelos sin alterar la decoración. Por eso, a pasos del ingreso, plantearon su primer espacio de exhibición.

La galería, de 12 metros corridos, tiene la profundidad justa para proteger la casa del calor sin oscurecerla. "Hicimos un banco de material bajo el vano que enmarca el verde".

Frente a la laguna, pileta y reposeras que esperan la llegada del calor.
Frente a la laguna, pileta y reposeras que esperan la llegada del calor. Crédito: Daniel Karp

Crédito: Daniel Karp

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.