Enamorate del proceso de adelgazar: transformar las nuevas rutinas y los hábitos

Daniel Tangona
Daniel Tangona PARA LA NACION
(0)
19 de mayo de 2019  

Hace unas semanas tuve el placer de ser invitado como orador a un congreso de entrenadores en San Pablo de la mano de mi amigo Cristiano Parente, un tipo de una energía y una visión maravillosas. Entre los 800 entrenadores presentes, conocí a muchos colegas de gran trayectoria, entre ellos Adilson Reis Filho, entrenador y maestro en biociencias muy activo en redes con su cuenta @reisfilho. Con él surgió un diálogo más que interesante sobre la dificultad de adelgazar.

Para Reis Filho, el problema reside en dos puntas: la falta de buenos hábitos y un estado mental poco resiliente. Sobre la primera, es un hecho que el ser humano tiende a acostumbrarse al menor esfuerzo, lo que favorece el sedentarismo. Para salir de esa zona de confort, es necesario dar el primer paso (literalmente), pero en este afán son muchos los que comienzan con expectativas demasiado altas. "No quieras empezar a caminar una hora por día, mejor empezá con 10 minutos y de a poco sumá de a 5 minutos por vez", recomienda. Un nuevo hábito debe iniciarse rompiendo las barreras que dificulten la adhesión, por eso es importante comenzar con algún tipo de ejercicio físico que nos guste.

"Posteriormente, es necesario percibir la recompensa después de la modificación del hábito para así dar continuidad y construir un círculo virtuoso", apunta. Darse cuenta de que el esfuerzo hecho está "pagando" es uno de los mayores motivadores que existen. Es el primer paso para transformar la mente y trabajar sobre la segunda punta del problema: el estado mental. "La mente comienza a ser más resiliente y menos frágil, dejándote más fuerte y adaptado a las nuevas rutinas y hábitos, y ayudándote a mantener el foco en el proceso de adelgazamiento", sostiene.

La palabra proceso no es casual, porque bajar de peso y llegar a una vida más saludable ocurre en etapas. Comienza con la toma de la decisión de transformar tu rutina, continúa saliendo de la contemplación para pasar a la ejecución y perdura con el mantenimiento del ejercicio. Y encuentra su broche de oro cuando se lo acompaña de una buena alimentación. "En situaciones de estrés o ansiedad, el 40% de las personas aumentan su ingesta calórica, en especial en comidas ricas en azúcares y frituras". Esas personas buscan un consuelo en los alimentos, pero deberían saber que incluso cuando perdemos grasa corporal, nuestro cerebro interpreta que estamos perdiendo energía y la termina ahorrando con nuestro metabolismo tanto en reposo como en ejercicio. Si bien nunca hay recetas mágicas, es importante mantener a raya la ansiedad. "Enfocate en los procesos, cumplí las etapas siguiendo las orientaciones de los profesionales y no crees expectativas que no pueden ser cumplidas", apunta. Yo agrego: establecé metas y no te obsesiones con el resultado final; disfrutá también las pequeñas postas del proceso porque el camino es tan importante como el destino.

Cuatro libros

Para mantener la mente en forma

1 Supergenes, por Deepak Chopra y Rudolph E. Tanzi

2 Las voces del cuerpo, por Alejandra Brener

3 Una educación, por Tara Westover

4 Planeta extremo, por José Bianco

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.