srcset

Paisajismo

Ernestina Anchorena: quince preguntas para una paisajista con sello argentino

(0)
16 de abril de 2020  • 00:00

Ernestina Anchorena es paisajista, fotógrafa y productora agropecuaria. Desde siempre sintió una fuerte inclinación por el diseño de los espacios y la naturaleza . Revalorizar la cultura de cada lugar e ir en búsqueda del estilo nacional son pilares en su manera de trabajar y de vivir. En esta entrevista, nos responde quince preguntas sobre su profesión, sus gustos en jardinería y sus fuentes de inspiración.

-¿Tenés un sello personal?

-A lo largo del tiempo me fui dando cuenta de que mi mayor expertise tiene que ver con el diseño y puesta en valor de cascos de estancia, porque toda mi vida me interesó encontrar el estilo argentino.

-¿Y un capricho?

-Que el diseño tenga, al menos, una referencia al lugar, que esté atado a la cultura y al paisaje.

Ernestina Anchorena dice que toda su vida se interesó por encontrar el estilo argentino en el diseño.
Ernestina Anchorena dice que toda su vida se interesó por encontrar el estilo argentino en el diseño. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo Revista Jardín.

-¿Qué cosas te inspiran?

-Me inspira sobre todo el monte pampeano que es mi casa, los pajonales moviéndose con el viento, los médanos azules de olivillo. En el silencio del campo encuentro muchas más respuestas que frente al arte y la literatura.

-¿Qué jardín te impresionó?

-El del cineasta, artista y jardinero Derek Jarman, porque entendí que en un jardín también pueden estar de manifiesto los procesos interiores de una persona, las búsquedas más profundas.

-¿Hay una regla de oro en el diseño?

-Trabajar con el sitio, entender primero el genius loci y empatizar con las personas que van a vivir ese lugar, claro.

Para la paisajista, la regla de oro al momento de diseñar un jardín es entender el espacio en el que se va a trabajar y empatizar con las personas que van a habitarlo.
Para la paisajista, la regla de oro al momento de diseñar un jardín es entender el espacio en el que se va a trabajar y empatizar con las personas que van a habitarlo. Fuente: Jardín - Crédito: Ernestina Anchorena.

-¿Hay algo prohibido?

-Tengo mi propia lista negra de plantas: Phormium 'Rubra', Dietes bicolor, Hemerocallis sp., Pennisetum 'Rubrum', entre otras. Pobres plantas, nada me hicieron, pero soy hija de los noventa y el minimalismo menemista me golpeó fuerte.

-¿Algo que nunca falla?

-Las rosas, el ladrillo común, las macetas de barro, los malvones y todas las plantas que toda la vida estuvieron en los jardines y los patios . Nunca falla aquello que no pretende ser otra cosa, trabajar con el terreno, optimizar recursos y, sobre todo, nunca falla olvidarse del plano, dibujar en la tierra con un palito, entender que al final la escala es 1:1.

Este amplio cantero es resultado del proyecto paisajístico que ideó Ernestina Anchorena en una casa en Vicente López. Bajo el lapacho, plantas de sombra de diferentes texturas remiten a la naturaleza del río que se encuentra a unas cuadras.
Este amplio cantero es resultado del proyecto paisajístico que ideó Ernestina Anchorena en una casa en Vicente López. Bajo el lapacho, plantas de sombra de diferentes texturas remiten a la naturaleza del río que se encuentra a unas cuadras. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas.

-¿Cuál es el error más común en los jardines?

-No pensar en el mantenimiento posterior.

-¿Hay un estilo argentino?

-Hay un estilo de cada región, es tan diferente el norte del sur que no se puede unificar . Ando atrás de esta pregunta hace años y me parece muy importante que busquemos lo propio de cada lugar, que si no lo encontramos lo interpretemos, que respetemos lo poco que nos queda de arquitectura, que si vamos a hacer algo contemporáneo que sea reinterpretando el sitio.

-¿Cuál considerás tu mejor trabajo?

-Estancia La Paz, en Ascochinga, donde trabajo desde hace siete años en un proyecto enorme que me llena de alegría, con un gran equipo de personas.

Para Ernestina Anchorena, su mejor trabajo es el que lleva realizando hace siete años junto con un equipo de personas en Estancia La Paz, Ascochinga, Córdoba.
Para Ernestina Anchorena, su mejor trabajo es el que lleva realizando hace siete años junto con un equipo de personas en Estancia La Paz, Ascochinga, Córdoba. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Ernestina Anchorena.

-Nativas, ¿sí o no?

-Cerca de las casas está muy bien usar las plantas que tienen que ver con nuestra idiosincrasia. Lo que importa no es tanto si las plantas son nativas o no, creo que lo importante es regenerar ecosistemas.

-¿Qué tendencias se vienen en paisajismo y diseño?

-Ojalá que lo que venga sea valorar lo nuestro, no mirar tanto hacia afuera, recorrer el país, comprar artesanías, ropa usada, construir con los materiales del lugar, dar trabajo a más gente y formarla en oficios que se van perdiendo.

Así luce el invernadero de Estancia La Paz, en Córdoba, uno de los trabajos que más enorgullecen a Ernestina.
Así luce el invernadero de Estancia La Paz, en Córdoba, uno de los trabajos que más enorgullecen a Ernestina. Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Ernestina Anchorena.

-¿Una buena combinación?

-Las rosas cerca de la casa, y más lejos los pastos, la naturaleza salvaje.

-¿Tu forma predilecta?

-Las curvas, porque creo que la naturaleza no tiene líneas rectas, aunque a veces nos vemos limitados por la arquitectura y tenemos que seguir sus líneas.

-¿Tu último descubrimiento?

-Pienso bastante en la idea del jardín donde el límite es el horizonte. Si un jardín fuera un micro cosmos dentro del cosmos, al igual que nosotros somos reflejo del universo, sería aquel que al cultivarlo nos cultivamos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.