Este miércoles se celebra el Día del Orgasmo femenino

El 8 de agosto es el Día Internacional del Orgasmo femenino
El 8 de agosto es el Día Internacional del Orgasmo femenino
Amanda Jot
(0)
7 de agosto de 2018  • 00:28

De aprobarse este miércoles 8 de agosto la despenalización del aborto, sin dudas el Día Internacional del Orgasmo femenino, fecha que coincide con el tratamiento de la ley en el Senado, tendrá en adelante una carga simbólica extra, al menos en la Argentina. Aunque son asuntos de dimensiones diferentes, ambos parecen estar íntimamente conectados por el humano derecho a decidir sobre la propia sexualidad. Cuestión es que la festividad, de las tantas rarezas que se instalan en el calendario mundial, tiene su origen en la localidad de Esperantina, Brasil, donde se dice que en 2006 un grupo de mujeres impulsó una petición pública a los hombres del pueblo: "Queremos un orgasmo al día"...

Buscando datos recientes sobre el tópico más googleado de los últimos tiempos, encuentro una investigación de 2016 donde se sugiere que cualquier mujer sana está en condiciones de tener hasta 134 orgasmos en una hora, según datos del Centro de Estudios Sexuales de Long Beach, California, Estados Unidos, que para hacer el cálculo habría convocado a 800 voluntarios de ambos sexos. No sabemos qué instrumento de medición permitió dar entonces con una cifra tan precisa, porque para la mayoría de los sexólogos contemporáneos el orgasmo no es otra cosa que un pico de excitación, el máximo nivel que se puede experimentar en una ocasión concreta, por eso nunca hay un orgasmo igual que otro, como sostiene Almudena Herranz Roldán, del centro de estudios Sexorum. Según esa definición, la clave del "éxito" radica en sostener ese estado de excitación, en el caso de las mujeres, por no menos de 15 minutos. La tarea no necesariamente implica la participación de otra persona. Sin embargo, algunas estadísticas autorizadas indican que solo el 25% lo consigue dentro de una relación , que siete de cada diez mujeres tiene dificultades para llegar al orgasmo. En el grueso de los casos, dicen los especialistas, la causa del fracaso podría estar en esa idealización, en el creer que es el fin último, y en considerar que el otro es el responsable de nuestro placer, algo que a estas alturas ya habrán entendido las habitantes de Esperantina. Desde esa perspectiva, no habría nada que reclamar.

A propósito de esos, y otros mitos, hay en Netflix una película extraordinaria para ver en estos días de celebraciones y expectativas. El Arte de Amar describe la desopilante aventura de Michalina Wislocka, una ginecóloga y sexóloga polaca que en pleno comunismo consiguió publicar un libro revolucionario sobre el amor y el sexo, una especie de guía práctica destinada a desterrar tabúes y mejorar la intimidad de hombres y mujeres. Basada en la experiencia de la consulta, fue la primera profesional de Polonia que predicó sobre los beneficios de la masturbación y el autoconocimiento como terapia contra la anorgasmia y otros desórdenes de alcoba. Su propia vida da cuenta de eso, de que la plenitud, en todo sentido, ha sido siempre una construcción individual.

Por: Amanda Jot

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.