Fiebre amarilla, sarampión, dengue o malaria: qué destinos turísticos merecen una consulta médica antes de viajar

La Secretaría de Salud de la Nación provee de dosis gratis de vacuna contra la fiebre amarilla
La Secretaría de Salud de la Nación provee de dosis gratis de vacuna contra la fiebre amarilla Crédito: Shutterstock
Nicolás de la Barrera
(0)
21 de diciembre de 2018  • 00:30

Miles de personas salieron en masa, el año pasado, a vacunarse contra la fiebre amarilla antes de viajar a Brasil. Un brote de la infección viral en distintos estados brasileños generó la respuesta de los futuros turistas, que buscaron -en algunos casos sin contar con mucha información previa- la inmunización contra la infección viral transmitida por distintos mosquitos.

Sin embargo, la medida de prevención contra esta enfermedad vectorial tiene sus especificaciones particulares: por sus efectos adversos, no todas las personas pueden recibir la vacuna. Incluso puede suceder que quienes sí están en condiciones de recibirla no vayan a estar en lugares con un riesgo de infección que justifique esa vacunación.

Qué medidas de prevención tomar, quiénes deben tenerlas en cuenta, a dónde es mejor no ir y qué lugares se pueden visitar con mayor tranquilidad son algunos de los aspectos que estudia la medicina del viajero.

Las recomendaciones de esta (joven y en expansión) especialidad de la medicina varían en función del destino, la persona que vaya a viajar y su historia clínica, y el tipo de viaje que se vaya a hacer: no es lo mismo ir del hotel a la playa que salir de mochilero a recorrer el Amazonas.

Sarampión y fiebre amarilla

No obstante, Daniel Stecher, jefe de la División de Infectología del Hospital de Clínicas, apunta a dos preocupaciones puntuales en la actualidad. "Hoy en día, los dos temas más importantes que tiene la Argentina en lo que respecta a viajeros es primero el sarampión y segundo la fiebre amarilla ", dice Stecher. Y agrega: "El viajero argentino que vaya a países donde hay sarampión no controlado, por ejemplo en Europa o Venezuela, debería vacunarse antes de viajar o por lo menos asegurarse que está vacunado. De lo que se trata es de bajar el riesgo del viajero de infectarse y de reintroducir el sarampión en la Argentina".

Un mosquito Aedes Aegypti, vector de transmisión del dengue o la fiebre amarilla
Un mosquito Aedes Aegypti, vector de transmisión del dengue o la fiebre amarilla Crédito: Shutterstock

En el caso de la fiebre amarilla, la última recomendación de la Organización Mundial de la Salud, de noviembre de este año, es la vacunación para los viajeros que vayan a los estados de Acre, Amapá, Amazonas, Distrito Federal (incluida Brasilia), Espirito Santo, Goiás, Maranhão, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Pará, Paraná, Piauí, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul, Rondônia, Roraima, Santa Catarina, San Pablo, Tocantins, determinados municipios de Bahía y las cataratas del Iguazú.

Claro que más allá de esta recomendación, la vacunación contra la fiebre amarilla no es para todos. Stecher advierte: "Ojo con esta vacuna, porque debe tener su asesoramiento. Hay poblaciones con mayor riesgo de eventos adversos, así que antes de viajar a esos lugares la consulta sin ninguna duda es si se la requiere o no y si la persona está en condiciones de recibirla. Quiero hacer hincapié en la fiebre amarilla porque hemos tenido casos de turistas que han viajado no vacunados y de por lo menos dos fallecidos en viajes a las zonas cercanas a Rio. Y por otro lado tenemos eventos adversos de esta vacuna en gente que no tendría que haberla recibido y se vacunó igual".

La vacuna no está indicada para menores de seis meses, embarazadas, trasplantados, personas con alteraciones de su sistema inmune y para quienes padezcan alergia al huevo, proteínas de pollo o gelatina. "Hay que recordar que en los mayores de 60 años aumenta el riesgo de eventos adversos con lo cual en esa población recomendaríamos no vacunar", apunta Stecher.

"Después tenemos lugares donde quizá las vacunas no tengan impacto, pero hay problemas. Por ejemplo, en el norte de Brasil tenemos una epidemia de zika, con lo cual una mujer embarazada que se contagie zika, aumenta las chances de que su bebé nazca con malformaciones. En ese caso sugerimos no viajar, o por lo menos evitar el embarazo en esa época", afirma el médico infectólogo.

Gripe, diarrea, malaria y dengue

En los últimos años, el sudeste asiático se convirtió en un destino elegido por turistas argentinos y, para los países de la región, también recomiendan algunas medidas para algunos bajar algunos riesgos.

"En esos destinos los cuidados están fundamentalmente con el consumo de agua y alimentos, porque hay muchas enfermedades que tienen esta forma de ingreso y que pueden provocar desde una diarrea hasta una Hepatitis A", explica la infectóloga Susana Lloveras, presidenta de la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero (SLAMVI). "No tomar agua de la canilla y no ponerle hielo a ninguna bebida son las primeras medidas", añade.

Es importante la consulta médica antes de viajar al exterior, para confirmar si es necesaria una vacunación o alguna otra precaución
Es importante la consulta médica antes de viajar al exterior, para confirmar si es necesaria una vacunación o alguna otra precaución Crédito: Shutterstock

"Hay riesgo también de enfermedades transmitidas por mosquitos, como dengue , chikungunya, y en algunos de ellos paludismo o malaria, que es lo mismo. Entonces, la recomendación va a estar en función del itinerario que va a hacer la persona, del tiempo que va a estar en cada lugar, del hospedaje y del tipo de actividad que va a realizar", sostiene Lloveras, también jefa de sección de zoopatología médica en el Hospital Muñiz, en donde funciona el Centro de Patología Regional Argentina y Medicina Tropical (Cempra-Mt).

Más allá del sudeste asiático, el problema de salud que más afecta a quienes se desplazan por el mundo está bien identificado: la gripe. "En los viajeros es la enfermedad inmunoprevenible más frecuente", dice Lloveras. "El tema con el virus gripal cuando está circulando en época invernal, como ahora puede pasar en el hemisferio norte, es que cuando querés vacunar al viajero acá no contás con esa vacuna. Lo que se puede recomendar al turista es que se vacune apenas llegue a destino; otra posibilidad es prescribirle medicación para que lleve en el caso de que tenga un cuadro gripal".

Las vacunas del viajero

Teniendo en cuenta que debe haber un tiempo prudencial (15 días) entre la vacuna y el viaje para que el organismo adquiera las defensas contra una infección, en la medicina del viajero hay tres categorías de vacunas:

Vacunas de calendario: "Es importante que en la consulta también se las actualice. Por ejemplo, la difteria/tétanos: si el viajero hace más de diez años que no se vacuna, tengo que aprovechar esa oportunidad para vacunarlo, porque le sirve no solamente para su viaje sino en su vida", dice Lloveras.

Vacunas recomendadas: son aquellas recomendadas por el riesgo de la persona de contraer una determinada infección en el destino que va a visitar. Lloveras cita distintos ejemplos: "Puede ser Hepatitis A o fiebre tifoidea, antirrábica o meningocócica. O si se trata de alguien que va al sur de la provincia de Santa Fe a trabajar en un campo de soja, la vacuna de la fiebre hemorrágica argentina".

Vacunas requeridas: actualmente, la única vacuna que los 194 estados miembro de la OMS pueden requerir a los viajeros (ante alguna situación determinada), según el Reglamento Sanitario Internacional (RSI), es la de la fiebre amarilla. Existen casos excepcionales también. Arabia Saudita, por ejemplo, exige para entrar a su territorio el certificado de la vacunación antimeningocócica.

¿En dónde es posible vacunarse contra la fiebre amarilla? La Secretaría de Salud mantiene una página que muestra todos los vacunatorios públicos del país. La vacuna no tiene costo.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.