srcset

Paisajismo

Fogones y parrillas para darle calidez a los espacios al aire libre

Eugenia Anaya
(0)
2 de octubre de 2019  • 11:08

El fuego como centro de la escena genera situaciones de encuentro. Te presentamos diversas formas y tamaños de fogoneros y parrillas, novedosas propuestas para cocinar carnes o vegetales asados, móviles, con tamaños que se adaptan a terrazas o balcones urbanos.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Es un fogonero, asador y parrilla que, al cerrarse, funciona también como mesa ratona o banco y guarda leña. Invita a disfrutar del fuego y la cocina a la llama. Posee un cuerpo de hormigón armado pulido y cajón de fuego en chapa de hierro. Las medidas: 1 m de largo, 45 cm de ancho y 35 cm de altura. (Materia Lítica).

Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Estudio Stewart Murray

El fogón modelo Arrayán hace que sea muy escenográfico mirar las llamas entre el calado de la chapa. Sus medidas -60 x 60 cm y 35 cm de altura- facilitan el traslado y la elección de distintos rincones para ubicarlo. Por otro lado, es muy fácil de limpiar y uno de los más cómodos para cocinar a la chapa. Tiene una pequeña base que lo separa del suelo y da la sensación que está suspendido. (Estudio Stewart Murray).

Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Estudio Stewart Murray

El fogón modelo El Maitén es de chapa oxidada y tratada, de 1,50 x 1,50 m. Su centro es desmontable para la facilitar la limpieza y tiene una tapa para que pueda funcionar como una mesa ratona. Se puede cocinar agregándole la chapa que viene como accesorio. (Estudio Stewart Murray).

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Izquierda: El fogonero de chapa rotomoldeada de hierro óxido posee una base circular de hierro fundido, donde se apoya. Es móvil e ideal para espacios pequeños. Tiene salida libre y una parrilla como accesorio, que se encastra en la parte superior. Pesa 30 kilos y tiene 1,20 m de altura. (A Cielo Abierto, Fogones y Braseros).

Derecha: Para exterior e interior, fogoneros y quemadores a bioetanol, combustible no contaminante y ecológico. No generan humo, ceniza, hollín ni gases tóxicos en cantidades relevantes. No necesitan instalación ni salida al exterior, solo algo de ventilación. Durante la combustión se genera calor, vapor de agua y una mínima cantidad de dióxido de carbono. (Proyecto M Deco).

Precauciones: no rellenar con bioetanol mientras está encendido o aún permanece caliente.| Eliminar el líquido derramado con trapo absorbente y agua. | Nunca apagar la llama con agua o soplando.|Usar en ambientes ventilados. | No dejar a la intemperie.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

En este espacio para el fuego se eligió una forma ovalada y se sumaron piedras sueltas blancas que iluminan el sector de sombra. Contra el fondo, los ligustros texanos proporcionan verde durante todo el año, por delante, cañas de ámbar ( Hedychium coronarium), agapantos y cucarachas ( Acanthus mollis) consolidan el primer plano. El fogonero es de hierro calado y los muebles son de madera, fáciles de mover y de acomodar a los diferentes usos. (María Laura Vidal Bazterrica, paisajista).

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Izquierda: Paila de fibrocemento con quemador de chapa con bioetanol. El pie es de varillas de hierro con pátina óxido, fácilmente transportable. Mide 80 cm de altura y 30 cm de diámetro. (Proyecto M Deco).

Derecha: El fogonero de chapa de hierro reciclada con terminación oxido posee manijas y pesa 60 kg. La chimenea superior impide la salida del humo por la boca de abastecimiento y contiene un chapón que se mueve para regular el tiraje y el consumo. Puede colocarse una pequeña parrilla en su interior para cocinar. Mide 1,40 m de altura total. (A Cielo Abierto, Fogones y Braseros).

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Izquierda: El sector del fogón se organizó cercano a la huerta, sobre piedritas contenidas por tablas de madera dura. El fogonero tipo paila es un disco reciclado de 70 cm de diámetro, colocado sobre una ménsula trípode de varillas de hierro. Se le coloca una parrilla por arriba y es ideal para cocinar. La chimenea es una campana con patas que contiene el humo e irradia calor. Sobre el sector posterior del espacio, jazmín chino ( Jasminum polyanthum) que ofrece el plus del perfume para generar una estancia más agradable. Bancos de madera rodean la parrilla. (A Cielo Abierto, Fogones y Braseros).

Derecha: Este sector para el fogón dentro de un jardín suburbano fue relegado a un lateral sombrío. El solado se resolvió con adoquines de quebracho y de granito reciclados, intercalados y dibujando círculos concéntricos. En el centro se alojó la parrilla semicircular. El espacio está contenido por falsos papiros, que dan una mayor intimidad. (Eugenia Anaya, paisajista).

Fuente: Jardín - Crédito: Gentileza Estudio Stewart Murray

El alma del espacio es el fogón El Caldén de Livout, que se apoya en un solado de durmientes de quebracho. La chapa que acompaña el fuego central es, además, utilizada como mesa de apoyo. El mobiliario es un banco curvo de lapacho. Se agregó un leñero modelo Wood Loop de Livout que sigue con la estética del fogón y completa el rincón. (Estudio Stewart Murray).

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El sector en desnivel diseñado para el fogón dialoga con el resto del espacio. El jardín posee una estructura verde durante todo el año: una tira recta de ligustros texanos como fondo, azareros enanos y buxus en el nivel más bajo contienen el mobiliario. Se accede a este sector por escalones de césped con alzadas de cemento. El deck de madera que constituye el solado se encuentra en el mismo nivel que el césped -grama bahiana- para agrandar la superficie de uso. La mesa central es de cemento, con un calado que aloja el fogonero de bioetanol debajo de las piedritas. El vidrio en su perímetro protege la llama del viento. (Fernando Bianco, paisajista).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.