Reina Máxima: pintó su historia en las paredes del palacio

La ambientación del Salón Azul de Huis Ten Bosch está inspirada en la vida de los Reyes de Holanda y sus hijas. Quienes estuvieron a cargo del revestimiento de murales fueron los artistas Maurice Schelten y Liesbeth Abbenes.
La ambientación del Salón Azul de Huis Ten Bosch está inspirada en la vida de los Reyes de Holanda y sus hijas. Quienes estuvieron a cargo del revestimiento de murales fueron los artistas Maurice Schelten y Liesbeth Abbenes. Fuente: HOLA
Paula Galloni
(0)
12 de julio de 2019  • 11:49

1. LOS PATINES DEL COMPROMISO

El 19 de enero de 2001, mientras patinaban sobre hielo en el lago de Huis Ten Bosch, Guillermo sorprendió a Máxima con un anillo de compromiso.

Fuente: HOLA

2. SUS PERROS Y LA CAPA DEL REY

Los labradores de la familia, Skipper y Nala. En 2018, Nala tuvo siete cachorros y palacio informó que uno de los cachorros seguiría viviendo con la familia real, mientras que al resto se le encontraría "un cálido hogar". También se descubre la capa de armiño con la que Guillermo Alejandro I se propuso jurar lealtad a su pueblo en día de su coronación.

Fuente: HOLA

3. EL GORRO DE GALA QUE LLEVÓ EN SU BODA

El Rey hizo el servicio militar en la Marina Real en 1987 y después de una formación de varios meses en el Instituto Real de la Marina en Helder, se embarcó en varios buques de la Armada.

Fuente: HOLA

4. LOS RECUERDOS DEL REY

La Orden Olímpica de Oro le fue entregada a Guillermo Alejandro de los Países Bajos en 1998 cuando, tras años como líder del Comité Olímpico Neerlandés, fue nombrado miembro del Comité Olímpico Internacional (COI). En ese sector del mural se ubicó una imagen del cuchillo de mesa más antiguo del Rey. Y, detalle no menor, se ve una insignia de piloto (se recibió hace veintitrés años).

Fuente: HOLA

5. EL BANDONEÓN

El 2 de febrero de 2002 es una fecha inolvidable para el rey de Holanda tras su casamiento con Máxima. Aquel día, el bandoneonista holandés Carel Kraayenhof interpretó "Adiós Nonino", de Astor Piazzolla (en honor al padre de Máxima, Jorge Zorreguieta, que el Parlamento no le permitió asistir a la boda), y emocionó a la novia hasta las lágrimas. En una hoja que está al lado del bandoneón, están las firmas de los autores del mural, Schelten&Abbenes.

Fuente: HOLA

6. TÍPICA CERÁMICA HOLANDESA

También se le hace honor a la famosa cerámica azul de Delft (conocida por los holandeses como Delfts Blauw) que tuvieron su momento de apogeo entre 1600 y 1800 por su particular proceso de armado y posterior trabajo de dibujo hecho a mano. Hoy en día sólo se encuentra una fábrica en la ciudad de Delft, ubicada a 60 kilómetros de Ámsterdam.

Fuente: HOLA

7. LAS PRINCESITAS A LA MESA

Para representar la primera infancia de las princesas, se dibujaron las sillas donde comían. En una, aparece el nombre "Alexia".

Fuente: HOLA

8. LA CUNA DE LAS HEREDERAS

En cada presentación oficial de sus hijas, los Reyes posaron junto a sus herederas recién nacidas frente a la misma cuna con dosel. Y la montura hace referencia a la pasión por los caballos que Máxima heredó de su padre, Jorge Zorreguieta, y de su madrina, Marcela Cerruti. Aunque todas las princesas practican equitación, parece que Alexia es la más dedicada.

Fuente: HOLA

Maxima
Maxima Fuente: HOLA

9. UN CÓNDOR

Típico de los cielos patagónicos, observa desde arriba. Bariloche y La Angostura, donde vive su hermano Martín, están entre los destinos favoritos de Máxima y su familia.

Fuente: HOLA

10. EL TRAJE DE LA REINA

La soberana causó sensación el día de su entronización con un espectacular vestido bordado con piedras y cristales, que combinó con una capa en el mismo tono confeccionado por el modisto holandés Jan Taminiau.

Fuente: HOLA

11. LA BANDERA DE LA ONU

En honor al rol que cumple Máxima en la organización como Asesora Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Inclusión Financiera para el Desarrollo y Presidente Honoraria de la Alianza Mundial para la Inclusión Financiera (GPFI).

Fuente: HOLA

12. TRADICIONES

Un clásico argentino. No podía faltar el mate esta mención especial de la reina de Holanda a su tierra natal. El abanico rememora el día que Máxima y Guillermo se conocieron. Fue durante la Feria de Abril, en Sevilla, hace dos décadas.

Fuente: HOLA

El paso a paso del textil contado por sus creadores.

05:08
Video

Al ingresar al Salón Azul del Palacio Huis Ten Bosch se hace evidente que en sus paredes se dibujan recuerdos inolvidables y objetos que representan a cada miembro de la Familia Real. En el costado izquierdo, se representa al rey Guillermo, en el centro, a las princesas Amalia, Alexia y Ariane, y a la derecha, a la reina Máxima. Este salón es, sin dudas, el lugar más emotivo del palacio, donde se rememora la vida de quienes lo habitan, se descubren sus "tesoros" y se les rinde homenaje a los seres queridos.

El textil tridimensional fue ideado y confeccionado por el dúo de artistas Schelten&Abbenes, quienes aseguraron que durante una charla con el matrimonio real "surgió la idea de utilizar el material de archivo de la familia real" y, posteriormente, hacer con él un collage tridimensional.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.