srcset

Pocos Metros

Inspirador. Ideas prácticas y creativas en el hogar-estudio de un arquitecto.

Lucrecia Álvarez
Alejandro Altamira
(0)
3 de enero de 2020  • 11:36

Ideas y oficio le sobran al arquitecto colombiano Juan Pinilla, instalado desde hace varios años en Buenos Aires. Su departamento, en un edificio de estilo francés en pleno Microcentro , es un un hogar - estudio con ambientes flexibles que lo representan en todas sus facetas. Aquí se reúne con amigos y socios, proyecta, se inspira y descansa. "Función, estética y arte", enumera en un manifiesto profesional que se hace real cada día.

La entrada

El hall que conduce al cuarto (con puerta espejada) y, del otro lado, a la cocina y al living se ambientó con una mesa espejada con estructura de caballetes que da apoyo a una tupida composición de plantas naturales.

Crédito: Javier Picerno

El cielo raso, las molduras y las carpinterías en un mismo tono generan continuidad y acercan la altura del techo y las aberturas.

En el recibidor, mesa estilo escandinavo (Falabella) y una bola de espejos.
En el recibidor, mesa estilo escandinavo (Falabella) y una bola de espejos. Crédito: Javier Picerno

La lámpara cae desde el techo enredándose con una rama dorada. Mi intención fue jugar un poco con la tensión arriba-abajo, tan presente en esta arquitectura
Arq. Juan Pinilla, dueño de casa

Living

Sillón vintage en ecocuero envejecido y puf de lana natural (Las Conde). Silla tipo Eames con patas intervenidas (Feria de Anticuarios en la Estación Barrancas, en Acassuso). Biblioteca de melamina blanca.
Sillón vintage en ecocuero envejecido y puf de lana natural (Las Conde). Silla tipo Eames con patas intervenidas (Feria de Anticuarios en la Estación Barrancas, en Acassuso). Biblioteca de melamina blanca. Crédito: Javier Picerno

En el espacio más usado de la casa, y por lo tanto, el más versátil, están los libros, la música, el sillón para relajarse y un gran puf circular que puede ser mesa o asiento según la ocasión.

Crédito: Javier Picerno

La biblioteca sin cantos deja a la vista la estructura de melamina, un toque rústico que ayuda a equilibrar el conjunto. En la imagen de la derecha, se resolvió un espacio de archivo reemplazando la puerta de un placard por una placa de OSB con terminación patinada.

Cocina

La pared pintada de negro genera impacto y no aburre nunca.
La pared pintada de negro genera impacto y no aburre nunca. Crédito: Javier Picerno

Revestida en azulejos, la cocina originalmente tenía sólo el mueble bajo mesada y el colgante. Se generó un comedor diario con la barra en melamina con tapa de paraíso y dos banquetas recicladas por el dueño. Una lámpara industrial metálica da luz puntual sobre esa zona.

En lugar de reemplazar la alacena, se forró con una gigantografía en escala de grises que le cambió totalmente la onda.

El cuarto

Sábanas (Arredo). Plumón gris de Roberta Allen. Respaldo de melamina color 'Concreto Metropolitan' (Masisa). Sobre el taburete de cerámica (Taller Galería Dawa). Lámpara vintage intervenida y pintada. Como ornamentos en la pared, dos vaina traídas desde Misiones.
Sábanas (Arredo). Plumón gris de Roberta Allen. Respaldo de melamina color 'Concreto Metropolitan' (Masisa). Sobre el taburete de cerámica (Taller Galería Dawa). Lámpara vintage intervenida y pintada. Como ornamentos en la pared, dos vaina traídas desde Misiones. Crédito: Javier Picerno

Muy oportuno, el dormitorio está pintado de 'Azul Clásico', el color que marcará el año que acaba de comenzar, según Pantone.

El estudio

Laptop, libros, revistas y libretas para hacer anotaciones. El escritorio de Juan es práctico como el resto del depto.
Laptop, libros, revistas y libretas para hacer anotaciones. El escritorio de Juan es práctico como el resto del depto. Crédito: Javier Picerno

Muy simple, el escritorio de Juan se armó con cabelletes, tapa de melamina y una lámpara 'Tolomeo' con brazo articulado, gran favorita de los arquitectos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.