srcset

Jardinería

Jardín orgánico: cómo mantener tus plantas sanas con métodos naturales

(0)
1 de marzo de 2020  • 00:00

Para que las plantas de tu jardín, patio, terraza o balcón estén sanas y luzcan vigorosas no necesariamente tenés que recurrir a productos químicos que pueden ser peligrosos para otros seres vivos, como mascotas o aves. El jardín orgánico es la alternativa y consiste en una forma de manejo y control natural del espacio, dándole a las plantas las mejores condiciones posibles para fortalecer sus defensas y hacerlas más resistentes a plagas y enfermedades .

Para que tu jardín se autorregule, las poblaciones de insectos disminuyan y sea menor la intensidad de los ataques, existen algunas claves .

  • Realizar la rotación del suelo con cuidado ya que los microorganismos que trabajan sobre la superficie no son los mismos que se encuentran a una profundidad de 40 centímetros.
  • Fundamentar la plantación en una diversidad vegetal .
  • Basar los cultivos en asociaciones de plantas que se beneficien mutuamente.
  • Aplicar la técnica de mulching o cobertura sobre canteros para evitar la pérdida de agua y ayudar a proveer nutrientes.
  • Utilizar el compost como principal fertilizante y agregar complemento de purín en distintas plantas.
  • Contar con "plantas trampa" que atraen a los insectos y evitan que ataquen especies ornamentales.

La aparición de una plaga manifiesta una situación de desequilibrio ya que en la naturaleza los animales se autocontrolan entre sí. De este modo, mantienen el equilibrio y ninguno domina la población de otro.

Agregar mulch o cobertura vegetal (paja o pasto seco) sobre canteros evita la pérdida de agua y ayuda en el aporte de nutrientes.
Agregar mulch o cobertura vegetal (paja o pasto seco) sobre canteros evita la pérdida de agua y ayuda en el aporte de nutrientes. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo.

Prevención con plantas aliadas

Algunas especies actúan a modo de repelente, alejando a nematodos, orugas, pulgones y chinches. Este es el caso de ciertas especies aromáticas (salvia, romero, orégano, menta, ruda y albahaca) y florales (caléndula, copete y lavanda). La ortiga también es una aliada ya que funciona como planta huésped de insectos. Además, con sus hojas se puede preparar una solución que previene su ataque.

El romero (izquierda), al igual que la lavanda, la salvia y la ruda, repelen insectos en general. La caléndula (derecha) ahuyenta chinches y pulgones.
El romero (izquierda), al igual que la lavanda, la salvia y la ruda, repelen insectos en general. La caléndula (derecha) ahuyenta chinches y pulgones. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo.

Plaguicidas y abonos orgánicos

Muchas plantas poseen principios activos que pueden ahuyentar o controlar una plaga. Existen diferentes tipos de preparados de elaboración casera.

  • Purín : se hace con plantas recién cortadas que se dejan fermentar dentro del agua durante 7 días hasta que no haya espuma. Se deja reposar unos días más y se filtra para usar diluido. Para regar, se diluye una medida de purín en 20 de agua; para foliar, una en 50.
  • Decocción : se prepara más rápido que el purín, pero es menos concentrado. Se hierve durante 20 minutos y luego se deja enfriar.
  • Infusiones : se preparan como un té concentrado. Se pican las hojas, se les agrega agua hirviendo, se deja reposar, enfriar y se cuela.
  • Extractos : se maceran plantas frescas en agua durante 72 horas. Se filtran antes de que comience la fermentación porque se usan puros.

Los copetes evitan el ataque de nematodos y vaquitas.
Los copetes evitan el ataque de nematodos y vaquitas. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo.

Recetas útiles

  • Solución de jabón : para el control de pulgones. Se hace con 25 gramos de jabón blanco y 1litro de agua. Hervir el jabón en agua hasta diluirlo. Mezclar enérgicamente hasta lograr una emulsión cremosa. En el caso de los hemerocalis, el pulgón se ubica en el cuello del ejemplar. Entonces, hay que regar el centro de la planta con una regadera con flor. En el caso del pulgón del rosal, hay que filtrar y diluir a la mitad para aplicar con pulverizador.
  • Infusión de tabaco : para el control de cochinillas, pulgones y gusanos. Macerar 60 gramos de tabaco (se pueden diluir varios cigarrillos) en 1 litro de agua y agregar 10 gramos de jabón blanco. Diluir en 4 litros de agua para pulverizar.
  • Purín de ortiga: para prevenir el ataque de insectos. Dejar macerar en un recipiente no metálico 100 gramos de ortigas en 10 litros de agua durante 2 días. Filtrar y pulverizar sin diluir. Si se deja macerar por más tiempo, será necesario realizar una dilución en una proporción de 1 en 20. También estimula el crecimiento y evita la clorosis por deficiencias nutricionales. En ese caso se diluye en una proporción de 1 en 20 y luego se riega.
  • Alcohol de ajo: para el ataque de ácaros, pulgones y gusanos. Colocar en una licuadora 4 o 5 dientes de ajo, medio litro de alcohol y medio litro de agua. Licuar durante 3 minutos y luego colar. Se guarda en un frasco tapado en la heladera. Deben realizarse varias pulverizaciones con intervalos de siete días.
  • Infusión de cebolla: controla hongos y pulgones. Separar la cáscara de 2 o 3 cebollas, agregar 1 litro de agua caliente y dejar reposar durante 10 días.
  • Purín de frutos de paraíso : para ahuyentar hormigas, pulgones, cucarachas y langostas. Moler los frutos y dejar macerar en agua durante 2 semanas. Se emplea en todas las plantas: puro para riego y diluido, para pulverizar.
  • Control manual del grillo topo: usar 30cm3 de detergente en 5 litros de agua y agregar jugo de limón. Regar en los orificios de las galerías y esperar a que salgan los insectos para juntarlos.
  • Infusión de flores de lavanda: para control de hormigas. Verter 1 litro de agua hirviendo sobre 300 gramos de flores de lavanda.

Las flores de lavanda (izquierda) en infusión ayudan a controlar las hormigas. La ortiga, preparada en un purín, previene el ataque de insectos.
Las flores de lavanda (izquierda) en infusión ayudan a controlar las hormigas. La ortiga, preparada en un purín, previene el ataque de insectos. Fuente: Jardín - Crédito: Archivo.

Soluciones sencillas a visitantes indeseados

Cerveza : podés enterrar tarritos de queso crema llenos de cerveza hasta la mitad, haciéndoles orificios laterales donde caerán babosas, caracoles y bichos bolita.

Ceniza de madera : evita el ataque de orugas, babosas, caracoles y chinches ya que impide que se acerquen a la planta. También es un agente preventivo de enfermedades fúngicas.

Tierra de diatomeas : las diatomeas son restos fósiles de millones de algas microscópicas que se encuentran en los lechos de agua dulce. Éstas se muelen y reciben un tratamiento térmico que permite utilizarlas como talco. Es un insecticida y acaricida ecológico que resulta totalmente inocuo para el ser humano, los animales y plantas. Su acción sobre los insectos es alterar su revestimiento exterior (la cutícula) causando su deshidratación y muerte. Por lo tanto, se debe espolvorear completamente o pulverizar (si lo diluimos en agua) toda la planta y el área donde circula el insecto. Con las lluvias pierde su efecto residual. Si se aplica abundantemente, controla hormigas, pulgones, arañuelas, cochinillas, bichos moros, moscas de los frutos y trips.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.