Jimmy Wales, el creador de Wikipedia

De agente bursátil en California a profeta de la nueva era. Una charla con el hombre que revolucionó la manera de producir y difundir conocimiento y está cambiando nuestra concepción del poder.
(0)
6 de enero de 2010  • 15:23

Por Valeria Slonimczyk.

Querer largar todo y dedicarse a otra cosa.

¿A quién no le pasó? Deshacerse de la rutina, entusiasmarse con un ideal y jugarse por él. Suena romántico, pero nos pasa a todos, antes o después.

"Me imagino un mundo donde cada persona tenga libre acceso a todo el conocimiento humano", dijo el tipo hace unos diez años. Y muchos rieron. ¿Qué clase de loco o soñador podía abandonarlo todo por esa ilusión?

Hoy, nadie se burla cuando descubre al hombre detrás de ese deseo. Su nombre es Jimmy Wales y es el fundador de Wikipedia, la enciclopedia virtual y políglota más popular del planeta, que cada día crece con el aporte de miles de voluntarios que la alimentan –con saber y dinero– desde todo el mundo. El proyecto sin fines de lucro de este ex agente bursátil se ha transformado en cosa seria y fascinante, y entusiasma a todos, o a casi todos, los que llegamos a él.

Wikipedia es mucho más que una enciclopedia: inauguró un nuevo modelo de construcción del conocimiento basado en la colaboración de los usuarios y en la dinámica ofrecida por la web, y revolucionó la concepción del saber. Su caso es paradigmático porque logró convertir su aventura en uno de los emprendimientos más exitosos de la década sin lucrar, manteniéndose fiel a su espíritu benéfico. Además, si la producción y difusión de conocimientos fue a lo largo de la historia una fuente de poder, romper ese monopolio democratizando el saber supone un gesto de alto contenido político cuyas consecuencias más profundas están aún por verse. Pero ¿qué tan sostenible es un proyecto que no tiene objetivos comerciales? ¿Cómo hará Wales para que el emblema de Wikipedia no se convierta en su estigma?

"¿Cansado?", le pregunto. Son casi las seis de la tarde y estamos en la cafetería del Hotel Sheraton, en un viernes nublado de Buenos Aires. La expresión del hombre que está frente a mí muestra la tensión de quien debe concentrarse pese a estar agotado.

"Un poco –dice, y suspira–. Llegué ayer de Corea. Y antes... Mmm... Uf, no lo recuerdo. Creo que antes estuve en Florida y después me fui a... No lo recuerdo, no tengo la menor idea. Creo que venía de Washington. ¡En fin, qué más da!"

Jimmy Wales está mareado, y es comprensible: desde que fundó Wikipedia, se transformó en una suerte de profeta trotamundos que viaja predicando su proyecto. Fanático confeso de Matrix, Wales nació hace 43 años en Alabama, Estados Unidos. Después de graduarse en Finanzas en la Universidad de Auburn, trabajó en el mercado de valores de Chicago, donde ganó mucho dinero. Con los bolsillos llenos, Wales se entusiasmó y apostó a la red. A principios de los 90, internet distaba mucho de lo que conocemos hoy. Y todo lo vinculado con herramientas colaborativas era un universo impenetrable, en el que sólo cabían entusiastas tecnológicos que sabían mucho de códigos.

BRANDO ¿Cómo era internet cuando desembarcaste en ella?

JW Llegué en 1989, eso era antes de la World Wide Web, así que mi vínculo era con el correo electrónico, los ftp (File Transfer Protocol) y la investigación. Por entonces, ya estaba involucrado con esa cultura. Pero fue después, cuando internet empezó a crecer, que realmente empecé a entusiasmarme. En aquel entonces, yo trabajaba como operador en Chicago, mi tiempo libre lo dedicaba a desarrollar un buscador y, bueno, no tenía vida. Más adelante, cuando Netscape se hizo pública y alcanzó un valor de 4.300 millones de dólares, supe que era mejor que el buscador que yo estaba haciendo a solas en mi casa. Pero no era 4 mil millones de dólares mejor. Entonces pensé: "Esto es muy interesante. Internet va a ser algo verdaderamente grande".

Wales lo olfateó. Intuyó que internet era una cuna de negocios millonarios. No obstante, se entregó a un proyecto que nada tenía que ver con engordar su cuenta bancaria. "Empecé a reflexionar sobre el uso del software abierto y comencé a ver el proceso de colaboración de los programadores. Me di cuenta de que ese tipo de colaboración era extensible a otras áreas culturales. Entonces comencé a pensar qué proyecto podía ser trabajado por la gente de manera colaborativa, y una enciclopedia me pareció lo más fácil de hacer. Porque convengamos que todo el mundo comprende qué es lo que debe incluir una descripción enciclopédica. Si yo digo: «Torre Eiffel», todos tienen más o menos la misma idea de qué debería incorporar esa descripción. Entendí que era un punto fácil para trabajar en equipo. Y entonces fue cuando comencé a pensar en las implicancias de tener una enciclopedia libre, para todos, en su propio idioma. Me apasioné con la idea."

Cuando Wales eligió dónde testear su experimento colaborativo, se montó sobre un monstruo de la cultura occidental: la enciclopedia como idea tiene una larga historia signada por la política. Redactada por los sectores más poderosos, su rol siempre fue el de difundir el saber de cada época, señalando los límites y las formas de lo conocible. En ese sentido, Wikipedia es revolucionaria porque inauguró una forma totalmente nueva de vincularnos con la producción del conocimiento. No sólo hizo estallar la idea de autor y permitió la entrada de un nuevo relator del saber, sino que además logró que el conocimiento sea el resultado de un proceso global y colaborativo. Todo a través de una plataforma virtual y dinámica.

Don Tapscott y Anthony Williams lo entendieron de este modo en su libro Wikinomics, la nueva economía de las multitudes inteligentes: "Si bien las jerarquías no están desapareciendo, los cambios profundos en la tecnología, la demografía y la economía global posibilitan el surgimiento de un nuevo y poderoso modelo de producción basado en la comunidad, la colaboración y la autoorganización, más que en las jerarquías y el control". Wikipedia es una herramienta fundacional en ese proceso.

BRANDO ¿Tuviste alguna fuente de inspiración?

JW Sí, algunos escritos de Richard Stallman, el creador de la Free Software Foundation. ¿Sabés qué pasa? El escribió sobre software en un sentido no económico: trabajó sobre la libertad del usuario, la libertad del discurso, ese tipo de cosas. Y todo eso tuvo un gran impacto en mí para pensar esos temas en una nueva dirección.

Hoy Wikipedia es la enciclopedia más consultada en internet, cuenta con ediciones en 271 idiomas y supera los 14 millones de artículos. Es el quinto sitio más visitado de la web y recibe alrededor de 340 millones de visitas mensuales. Todo con tan sólo 34 empleados (son los únicos que reciben un sueldo) y una gran cantidad de colaboradores que la sostienen con sus donaciones. Pero la enciclopedia no es la única creación de Wales; es uno de tantos proyectos de Wikimedia, la fundación sin fines de lucro que creó en 2003 y que engloba otras iniciativas con la misma filosofía.

BRANDO Wikimedia es una empresa con fines benéficos. ¿De qué vivís hoy?

JW Tengo mi propia compañía, Wikia. Ahora somos el sitio número 75 en popularidad en internet, según Comcast (el principal operador de cable y banda ancha de Estados Unidos). Y tenemos nuestro primer trimestre rentable. Pero en realidad, mi mayor fuente de ingresos son las charlas o conferencias que doy en empresas, explicando cómo funciona internet y esas cosas.

Wikia es una comunidad fundada por Wales en 2004 con fines comerciales. Hasta hace unos pocos meses, mantuvo el desarrollo de un buscador llamado Wikia Search, en un intento por competir dentro del millonario mercado dominado por Google. El proyecto generó enormes expectativas, y hasta llevó a Jimmy a la tapa de la revista Fast Company con el título "Google worst nightmare" [la peor pesadilla de Google]. Pero la iniciativa debió ser discontinuada por motivos financieros. "En una economía diferente, continuaríamos financiando Wikia Search indefinidamente", escribió Wales en su blog personal, y afirmó que regresaría a las búsquedas de alguna otra forma, ya fuera como inversor o como donante en proyectos abiertos de terceros.

Wales había hecho una primera prueba colaborativa en la web con Nupedia, una enciclopedia participativa, aunque basada en el conocimiento de editores especializados. "El público de Nupedia –explica Wales– era de alto nivel, muy teórico y controlado; y también muy errático. Para los voluntarios, la propuesta era muy intimidante, no era divertido trabajar en ella. Además, su calidad era bastante baja, probablemente porque era tan difícil contribuir que la gente se cansaba."

Un año más tarde, al ver que Nupedia no crecía y estimulado por Jeremy Rosenfeld, uno de sus empleados, quien le dio a conocer las "wikis" (del hawaiano wikiwiki: "rápido"; páginas web que pueden editarse fácilmente a través de un navegador), Jimbo inició Wikipedia junto con Larry Sanger. Ambas experiencias compartían la idea del libre acceso. Pero eran muy distintas en un aspecto esencial: el productor del conocimiento. "Son dos modelos diferentes –advierte Wales–. De hecho, una de las cosas interesantes de Wikipedia es que se trata de un proceso abierto y democrático, que siempre alienta a los participantes a mejorar y cuestionar los contenidos, a decidir si algo es correcto o incorrecto. Es diferente a aquella enciclopedia tradicional en la que un usuario dejaba su queja y recibía una respuesta tres meses después. Es un proceso mucho más activo."

En Wikipedia pueden escribir todos, sean usuarios registrados o no. "La gente que no participa del proyecto y escucha que cualquiera puede editar los contenidos, en general, tiene una primera sensación de caos –explica Patricio Lorente, presidente de Wikimedia Argentina y editor–. En realidad, es un espacio regulado, con normas desarrolladas por la propia comunidad."

Las reglas básicas son dos. La primera señala que el contenido agregado tiene que ser enciclopédicamente relevante; la segunda refiere a la forma de formular los textos. "Hay una política: aspirar a que las definiciones sean neutrales –dice Lorente, pero enseguida advierte–: En realidad, esa misma política plantea que el punto de vista neutral no existe. Entonces, lo que pretende Wikipedia es que, en temas que tengan una diversidad de puntos de vista, todos ellos aparezcan publicados, bien expuestos."

Los detractores de Wikipedia ponen en duda la veracidad de sus contenidos y la relevancia de ciertos temas en una enciclopedia. "¿Qué importancia puede tener la definición de Pokémon o MacGyver en una enciclopedia?", se preguntan. Para dilucidar estas cuestiones, en 2006, la revista Nature tomó una cantidad de definiciones científicas de la versión en inglés de Wikipedia y las comparó con las de la Enciclopedia Britannica. El resultado sorprendió a más de uno: en promedio, cada entrada de Wikipedia tenía cuatro errores, mientras la Britannica presentaba tres. "Nosotros tenemos una idea ortodoxa de lo que debe ser una enciclopedia –dice Jimmy–. Pero como no sufrimos las mismas limitaciones que sufre una enciclopedia tradicional, podemos ser más amplios. Hay gente que se pregunta si por cubrir ciertos temas sigue siendo una enciclopedia. Sí, lo sigue siendo. Es una gran enciclopedia."

En Wikipedia pueden participar todos, pero no cualquiera tiene el derecho de borrar un contenido. La comunidad establece jerarquías que se basan en el prestigio de sus editores. "Tiene que ver con la participación de los usuarios, con la mayor dedicación, con una historia de buenos editores", dice Lorente. El prestigio, entonces, es un indicador que reparte cierto poder sobre los textos. Así, algunos editores adquieren el título de bibliotecarios, que les permite borrar un artículo, bloquear a un usuario que esté cometiendo un delito o proteger una entrada para que nadie la edite por un tiempo determinado.

En los últimos años, la comunidad creció tanto que en dos de sus versiones más extendidas decidieron probar una nueva regla para proteger los contenidos. La edición alemana y algunos rubros de la versión en inglés sumaron una extensión al programa para hacer que las intervenciones de los colaboradores nuevos y poco frecuentes no se mostraran hasta ser aprobadas por alguno de los editores con mayor jerarquía en el proyecto.

Todo esto tiene que ver con la acelerada maduración de la enciclopedia. En una primera etapa, se buscó conseguir una gran cantidad de entradas. Ahora que la mayoría de las búsquedas en Google arrojan como primer resultado una definición de Wikipedia, el foco de los wikipedistas viró hacia la calidad de las definiciones.

BRANDO ¿Por qué pensás que Wikipedia se hizo tan popular?

JW Porque es una herramienta genial para unirnos y compartir nuestro conocimiento. Es un proyecto humanitario, generoso, que la gente encuentra atractivo cuando escucha de qué se trata. Además, creo que se volvió popular simplemente porque es práctica. Si vos ingresás en internet y buscás "hoteles en Cancún", seguramente no estés buscando un resultado de Wikipedia. Pero si buscás "Thomas Jefferson", "la reina de Inglaterra" o algo por el estilo, probablemente lo que quieras encontrar sea un poco de información, una primera aproximación básica para empezar a aprender sobre un tema. Exactamente eso es lo que muchísima gente busca en internet. Esto también hizo que Wikipedia se volviera tan popular.

BRANDO En lo personal, ¿cuál fue tu momento más crítico desde que se lanzó el proyecto?

JW Uf, Dios... [Jimmy se ríe y abre los ojos como si le estuvieran preguntando cuántas veces por semana tiene sexo]. No lo sé, ésa es una buena pregunta. Soy un optimista patológico y entonces no suelo darme cuenta cuando esas cosas suceden. No estoy preocupado por el futuro. Pero, a ver, un momento crítico llegó en la Navidad de 2003. Teníamos tres servidores y dos de ellos colapsaron el mismo día. Era un problema, porque todo estaba cerrado por los feriados y el programador más cercano estaba de viaje. Entonces, no había ninguna posibilidad de llegar a las máquinas durante tres días. Así que tuvimos que correr sobre un servidor. Todavía no teníamos tanto tráfico y un servidor podía medianamente soportarlo. Pero en ese momento, me sentí devastado: el sitio cargaba lento y todo el mundo estaba enojado. Fue entonces cuando, por primera vez, decidimos pedirle a la gente que contribuyera con donaciones. En ese momento, nada parecía claro: nunca habíamos pedido una donación y no sabíamos cómo iban a responder. Aunque yo había iniciado el proyecto sin un modelo de ganancias, nunca antes le habíamos pedido a la gente una colaboración económica. Pedimos las donaciones y esperábamos alcanzar los 200 mil dólares en tres semanas. Terminamos alcanzando casi 300 mil en dos semanas. Fue sorprendente. Por primera vez, pensé: "Wow, esto realmente puede sobrevivir con donaciones". Porque en ese momento no teníamos muy claro cómo íbamos a sobrevivir.

BRANDO ¿Sabés en cuánto está valuada Wikipedia?

JW No podría responderte. Creo que nadie lo sabe. Es que somos una empresa sin fines de lucro y no pensamos en esos términos. En algún sentido, es como preguntar cuánto vale la Cruz Roja.

BRANDO ¿Y qué pasaría si el modelo de donaciones que sostiene a Wikipedia no pudiera sostenerse en el tiempo?

JW No sé, no me gusta anticiparme. Siempre existe la posibilidad de poner publicidad en el sitio, que nos daría mucho dinero, pero no lo planeamos ni queremos hacerlo. Quizás haríamos eso antes que cerrar. Estamos más a favor de Wikipedia de lo que estamos en contra de la publicidad en ella. Igual, no es algo que esté en consideración. Tenemos este modelo, que se sostiene muy bien. La campaña que lanzamos marcha genial, estamos obteniendo el dinero para un nuevo año. Estamos buscando otros recursos. Veremos...

En la actualidad, Wikipedia está desarrollando una campaña para recaudar 7 millones de dólares a través de donaciones en la web. Al cierre de esta edición, ya había alcanzado los 3,5 millones. Wales tiene razones suficientes para seguir siendo optimista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.