¿Kangoo jumps sí o no? Las ventajas y desventajas del entrenamiento

El entrenamiento puede ser muy divertido con supervisión pero no está recomendado para todo tipo de persona
El entrenamiento puede ser muy divertido con supervisión pero no está recomendado para todo tipo de persona Crédito: Shutterstock
Malú Pandolfo
(0)
5 de octubre de 2018  • 19:03

Sus llamativas botas con plataformas, que permiten rebotar, son la base de esta actividad que asomó hace diez años en Suiza y se hizo conocida en la Argentina hace unos años. Divertido, el Kangoo Jumps se practica en gimnasios con instructores que dan pautas sobre la técnica, aunque también es apto para el aire libre.

¿Los orígenes de estas botas? "Nacieron como un calzado para rehabilitar a pacientes con problemas de rodillas y de columna y luego la Asociación Española por la Salud y el Deporte (AESD) realizó un riguroso estudio para sumar este método al fitness", cuenta Daniel Rancaño, Profesor Nacional de Educación Física y Presenter International Kangoo Jumps. Según el profesor, se trata del calzado deportivo "con menor impacto en el mundo, ya que lo reduce hasta en un 80%". Sin embargo, hay que aclarar que "no es una actividad para rehabilitar. No tiene finalidad terapéutica ni reemplaza el tratamiento kinésico o fisioterápico", explica Máximo Soto, médico, investigador y docente del Hospital de Clínicas y de la Universidad de Buenos Aires.

Consiste en caminar, correr, bailar o trotar sobre estas plataformas, adaptándose a la edad y estado físico de cada uno: según Rancaño se puede practicar a cualquier edad, con los cuidados debidos. "Produce mucho menos impacto que correr: las botas actúan como un colchoncito que absorbe el rebote de las articulaciones", asegura Soto.

Cada clase dura entre 45 y 60 minutos. Comienza con una entrada en calor, con suaves movimientos y testeo de las botas; luego se desarrollan los ejercicios según el programa; y finalmente se vuelve a la calma, sin las botas. Se aconseja practicarlo entre dos y tres veces por semana. En el caso de los principiantes es imprescindible arrancar con un instructor certificado, que guiará sobre la correcta técnica de salto. Una vez adquirida la técnica, es posible salir a correr. "Obviamente es mucho más divertido hacerlo con un instructor y en forma grupal", aclara Rancaño.

¿Y el riesgo de caídas? "Caer no se cae nadie. Si el instructor está atento en corregir la técnica, no hay ninguna lesión. El tema es aprovechar la amortiguación de la bota para saltar. Hay que pensar que cada bota pesa alrededor de un kilo y medio y estarías levantando ese peso repetidamente durante toda la clase", señala Rancaño.

La postura del cuerpo es clave: durante toda la clase y siempre que se tengan puestas las botas, el cuerpo debe estar erguido, manteniendo la curvatura normal de la columna. "El cuerpo es inteligente y al estar sobre las Kangoo Jumps activa los músculos estabilizadores del core (la zona muscular que envuelve el centro de gravedad del cuerpo), trabajando el equilibrio y la propiocepción", indica el instructor. Como en toda actividad física, consultar previamente con el médico de cabecera antes de empezar.

Distintos programas

Kangoo Power: con ejercicios de mediana y alta intensidad, permite ganar resistencia y fuerza.

Kangoo Dance: con secuencias coreográficas y música motivante, favorece la coordinación y resulta divertido.

Kangoo Bootcamp: al aire libre, son ejercicios tipo militar, suaves.

Kangoo Kick and Punch: con movimientos del karate y del kickboxing, es una rutina inspirada en las artes marciales. Fomenta la disciplina, la responsabilidad y la constancia.

Kangoo Discovery: para chicos, estimula el hábito del deporte. Por medio de juego y sin darse cuenta, realizan ejercicio.

Las clases pueden venir en varios formatos, algunos más intensivos que otros
Las clases pueden venir en varios formatos, algunos más intensivos que otros Crédito: Shutterstock

Los si

  • Es una actividad aeróbica que produce mucho menos impacto que correr.
  • Se puede realizar sobre cualquier superficie: pavimento, tierra, pasto, arena, madera, piso cerámico… Por lo tanto puede practicarse tanto al aire libre como en un gimnasio.
  • Mejora el tono muscular: una hora de entrenamiento permite rebotar hasta 40.000 veces. Todos los músculos se contraen esa cantidad de veces.
  • Mejora la zona del abdomen y la espalda.
  • Trabaja el equilibrio y la propiocepción.
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática.
  • Ayuda a la coordinación.
  • Genera gasto calórico.
  • Ayuda a perder miedo a saltar.
  • Obliga a estar en una postura corporal que no es la habitual.
  • Reduce la grasa subcutánea.
  • Es divertido y, bajo la supervisión de un buen instructor, resulta motivador.

Los no

  • Está contraindicado para personas diabéticas, con problemas cervicales graves y embarazadas.
  • Usar una bota en el talle equivocado o en mal estado va a afectar el resultado de la técnica.
  • La técnica de rebote tiene que estar bien hecha. Para ello es necesario adquirirla siempre con un instructor.
  • No se recomienda comprarse las botas y salir a andar, sin adquirir el conocimiento necesario. Tener en cuenta que los instructores deben estar avalados por la marca Kangoo Jumps y deben renovar sus licencias cada dos años.
  • Si una persona sale a practicarlo, sin saber usar las botas, puede sufrir fatiga muscular, dolor en la cintura y puede agitarse fácilmente.
  • No es recomendable en personas con reflujo.
  • Tiene que haber un desarrollo muscular previo. "No se lo aconsejo a alguien que nunca hizo nada", se explaya el doctor Máximo Soto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.