Lavá tu cafetera. Tips para cuidar al electrodoméstico que más junta gérmenes

Hay tres lugares claves que debemos mantener limpios a la hora de hacer el café
Hay tres lugares claves que debemos mantener limpios a la hora de hacer el café
Sabrina Cuculiansky
(0)
26 de septiembre de 2019  • 12:47

La National Sanitation Foundation, Organización para la Salud y Seguridad Pública, de Estados Unidos realizó un estudio para sobre las percepciones de limpieza. La investigación encontró que las cocina - no los baños- son las áreas con más gérmenes.

Y las cafeteras hogareñas son las que juntan más basura y gérmenes. Sin embargo, no todo es cuestión de limpieza, la reducción de gérmenes tiene su correlato en una correcta preparación del café.

Lo fundamental es partir de un espacio absolutamente limpio y para eso hay tres puntos que debemos tener en cuenta a la hora de limpiar la cafetera.

La jarra

La jarra de una cafetera junta manchas y muchos contenidos minerales propios del agua y del grano del café. Para sacar el sarro podemos usar productos limpia sarro o preparar una mezcla casera de vinagre y limón. La combinación de vinagre blanco y limón es la forma más natural y ecológica de eliminar el sarro. Es bastante útil ya que los ácidos naturales de ambos líquidos descomponen con facilidad los depósitos de sarro. La fórmula es media taza de vinagre blanco (125 ml) y jugo de limón.

La canasta portafiltro es el lugar que más necesita limpieza
La canasta portafiltro es el lugar que más necesita limpieza

La canasta del filtro

La canasta es lo que contiene el café molido mientras el agua de la máquina pasa por él. Es el lugar que donde más circula el agua (aparte del tubo dentro de la máquina). La canasta suele quedar cubierta de materiales extraños como los aceites del café, la molienda microscópica, cal y, si no tenemos cuidado, hongos. Chan. Es decir que tenemos que tener mucho ojo y ser bien obsesivos en la limpieza del filtro. Hay que hacerlo después de cada uso. Luego de tirar a la basura los restos debemos lavarla bien con agua y detergente.

Además de los hongos o las incrustaciones de cal que pueden acumularse en la cafetera, el café es corrosivo. Si no la limpiamos diariamente y dejamos la borra mucho tiempo, el ácido puede dañar el funcionamiento de la cafetera.

La canasta portafiltro es el lugar que más necesita limpieza
La canasta portafiltro es el lugar que más necesita limpieza

Depósito de agua

Más allá de los gérmenes, las cafeteras desarrollan cal, mucho más rápido que otros electrodomésticos. La acumulación de ese residuo mineral del agua que usamos para hacer el café filtrado puede causar problemas de rendimiento y sabor. En las cafeteras espresso, los profesionales en cafetería utilizan unas pastillas desincrustantes. Pero para usar en casa, con un poco de vinagre alcanza. Hay que enjuagar la jarra de la cafetera con agua fría y llenarla con una parte de vinagre blanco y dos partes de agua. Verter la solución de vinagre y agua en el depósito de la cafetera y encender la máquina para preparar café. Una vez que el ciclo de preparación haya finalizado, apagar la cafetera. Hay que asegúrese de enjuagar luego muy bien para eliminar todo rastro de vinagre de la cafetera y de la jarra en la que se prepara

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.