Los bebés amamantados tienden a ser menos obesos

La lactancia exclusiva reduciría el riesgo de sufrir obesidad infantil.
La lactancia exclusiva reduciría el riesgo de sufrir obesidad infantil. Crédito: Pixabay
Pilar Tapia
(0)
28 de noviembre de 2018  • 22:42

La lactancia materna tiene muchísimas ventajas tanto para la mamá, como para el bebé. Y un estudio reciente sumó otro beneficio: ayudaría a prevenir la obesidad infantil.

El vínculo entre la lactancia y la obesidad

La lactancia está ligada a un índice de masa corporal más bajo y a un menor riesgo de aumento excesivo de peso en el primer año de vida de un niño, halló un estudio publicado en octubre de 2018 en el journal Pediatrics.

Esta tendencia sería más fuerte con la lactancia durante un periodo de alrededor de 11 meses.

El estudio también reveló que alimentar al bebé con leche materna en una mamadera no tendría el mismo beneficio que la alimentación directa del pecho. Eso sí, la leche extraída tendría más ventajas que la de fórmula.

Nada como la leche materna

La leche materna le proporciona al bebé un alimento muy nutritivo y fácil de digerir. Además, el niño puede demostrarle a su madre cuánto y cada cuánto necesita alimentarse. Por ende, los bebés amamantados serían más capaces de regular su ingesta de alimentos y, por lo tanto, tendrían un menor riesgo de obesidad, según los Archivos de Pediatría y Medicina del Adolescente.

Por otro lado, la "introducción temprana de sólidos" (antes de los 6 meses) también está relacionada con la obesidad, uno de los problemas de salud más graves que enfrentan los niños y adultos en la actualidad.

La obesidad infantil suele conducir a la obesidad en la adultez y, además, causa enfermedades cardíacas, diabetes e, incluso, muerte prematura.

Más beneficios de la lactancia

La Academia Americana de Pediatría (AAP) enumera los beneficios de la leche materna para el niño:

1. Tiene todos los nutrientes, calorías y líquidos que el bebé necesita para mantenerse saludable.

2. Tiene factores de crecimiento que aseguran el mejor desarrollo posible de los órganos de los niños.

3. Posee sustancias que protegen al bebé de enfermedades e infecciones. De hecho, los niños amamantados tendrían menos probabilidades de sufrir:

-Infecciones del oído

-Diarrea

-Neumonía, sibilancia y bronquiolitis

-Otras infecciones bacterianas y virales, como la meningitis

¿Por qué la lactancia es buena para la mamá?

Según la AAP:

- Ayudaría a liberar hormonas como la prolactina, que produce una sensación de paz y les permite a las madres relajarse y concentrarse en su hijo. También, la oxitocina que promueve un fuerte sentido de amor y apego entre la mamá y el bebé.

-Restituiría el tamaño del útero de manera más rápida.

- Ayudaría a quemar más calorías para reducir el peso que se aumentó durante el embarazo.

- Retrasaría el reinicio del periodo menstrual para ayudar a mantener el hierro en el cuerpo.

- Las mujeres que amamantan tendrían menor riesgo de cáncer de mama y de ovario.

- La lactancia materna reduciría el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, artritis reumatoide y enfermedades cardiovasculares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.