Los juegos de escape llegan a la empresa

Fuente: LA NACION - Crédito: Gentileza
Cintia Perazo
(0)
2 de noviembre de 2018  • 16:45

La propuesta es clara: en 60 minutos un grupo de 2, 4 o 6 personas que están encerradas en un cuarto tienen que salir. Para lograrlo deberán enfrentarse a distintos desafíos que pondrán a prueba el ingenio, la creatividad, el trabajo en equipo y la velocidad para tomar decisiones. Es que no se trata solo de una forma de pasar el tiempo, las diferentes técnicas y las deducciones que demanda este juego hacen que el trabajo en equipo sea fundamental. Por eso cada vez más compañías lo están eligiendo como herramienta para afianzar y capacitar a sus empleados.

"Utilizamos los juegos de escape como parte los trainings que llevamos adelante en nuestra empresa. Participan tanto altos ejecutivos como colaboradores de alto desempeño. Generalmente participan de esta actividad las áreas de tecnología, consultoría de negocio, servicios, marketing, finanzas y recursos humanos", cuenta Laura Briano, directora ejecutiva de Accenture, firma que brinda servicios de estrategia, consultoría, tecnología y soluciones de operaciones.

Briano destaca que comenzaron a utilizar las salas de escape para salir del entrenamiento convencional. "Buscamos ver de una forma práctica y vivencial los comportamientos que consideramos importantes en los colaboradores de Accenture, como la innovación, la agilidad en la ejecución, la colaboración dentro del ecosistema y el equipo de trabajo", explica. Entre las opciones disponibles en el mercado local Accenture eligió Eureka. "Las utilizamos desde hace dos años. Solemos hacer la actividad durante media jornada y luego realizamos una reunión final para hablar de los resultados y cómo se puede trabajar en equipo", resume la ejecutiva.

Otra organización que también utiliza los cuartos de escape es la consultora TMI&TACK. "Usamos el servicio de Escape Games en 30 ocasiones. Llevamos a diferentes clientes como Banco Provincia, Cetelem, Grupo L, Pilkington, Falabella Viajes, Bayer, Seidor y Sartorius. Por lo general participan entre 10 y 25 empleados por evento, distribuidos en grupos de cinco personas por sala", relata Ariel Jasovich, director para Sudamérica de TMI&TACK.

Según explica Jasovich, durante el transcurso del juego hay un consultor observando cómo se desempeñan los participantes en habilidades de comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, creatividad y manejo del tiempo. "Al finalizar la actividad el consultor realiza una devolución de lo observado y un taller de herramientas para fortalecer la competencia deseada, dependiendo de las necesidades de la empresa. En nuestra experiencia más de 250 personas participaron de la actividad con excelentes resultados, ya que al finalizar el juego se llevan planes de acción concretos para implementar en sus respectivas empresas".

Leonardo Domínguez, jefe de capacitación y cultura organizacional de Bridgestone Argentina, cuenta que en su caso eligieron la Sala de Pecados Capitales de Escape Games, ubicada en San Telmo. "Al llegar al lugar nos explicaron claramente cómo era el juego y nos zambullidos dentro de la sala, donde en un primer momento solo mirábamos el contexto donde nos encontrábamos hasta que de a poco empezamos a buscar las pistas y resolver enigmas hasta encontrarnos fuera", detalla.

Paola Vietri, jefa de gestión de talento de Bridgestone, asiente y dice que con esta capacitación se busca lograr la mejora de competencias en los distintos equipos, pero además revela que están analizando la posibilidad de utilizarlo para los procesos de selección. "Habitualmente, nos valemos de métodos convencionales para los dos procesos, pero continuamente estamos buscando nuevas formas de encarar y acompañar los retos que plantea el negocio. Más allá del momento divertido, esta experiencia permite maximizar las capacitaciones en la búsqueda de la mejora", aclara.

Fortalecer lazos

Existen diferentes propuestas, tanto en Buenos Aires como en el interior del país. Entre ellas se destaca Eureka. Esta firma tiene nueve cuartos distribuidos en tres locales ubicados en Buenos Aires. Y están proyectando abrir nuevas franquicias en el país y en la región. "Nos contratan compañías que buscan fortalecer lazos entre equipos de un mismo sector y, además, aquellas que buscan generar vínculos entre personas de diferentes aéreas. También se está utilizando para seleccionar personal, para realizar capacitaciones e, incluso, para lanzamientos de productos. Cuando nos contrata una organización, les ofrecemos servicio de catering y otras necesidades propias del sector corporativo", dice Roy Christensen, socio fundador de Eureka.

Según Christensen estos juegos son una tendencia que está creciendo día a día. "Recibimos entre 50 y 60 empresas al mes", confiesa.

Otro player de este sector es Juegos Mentales, que actualmente cuenta con sucursales distribuidas en diferentes barrios de la ciudad de Buenos Aires. "También tenemos un local ubicado en Rosario y uno en Uruguay. Además estamos en tratativas para llevar la marca a distintos lugares de Sudamérica", adelanta Danil Tchapovski, creador de la marca Juegos Mentales.

Suelen tener como clientes todo tipo de organizaciones, desde multinacionales gigantes, pasando por pymes, ONG, bancos e incluso escuelas primarias y secundarias. "Hemos notado que esta actividad resulta ideal para compañías que tienen empleados dispersos en distintos sectores y ciudades que, incluso, nunca se han visto cara a cara", explica Tchapovski. El creador de Juegos Mentales revela que aproximadamente cinco empresas por semana eligen sus salas. Suelen adaptar su propuesta a las necesidades de cada empresa y, a medida que la demanda se fue incrementando incorporaron distintos servicios para ofrecer una experiencia más integral. "En ocasiones simplemente ofrecemos un desayuno, merienda o cena después de la sesión de juegos. En otras nos reunimos para definir los objetivos y trabajamos conjuntamente con psicólogos especializados para complementar la actividad y obtener resultados más específicos. Y en otras oportunidades abandonamos totalmente nuestras salas y llevamos la actividad a donde la empresa proponga como parques, salones, hoteles, e incluso sus mismas oficinas", sostiene Tchapovski.

Una de las últimas firmas en lanzarse, a nivel local, es Escape Buenos Aires, que nació en enero de este año y ya pasaron por estas salas más de 2000 participantes. "Aunque vienen empresas de todo tipo hemos observado que son muy elegidas, especialmente, por firmas del sector tecnológico", dice Adrián Estoup, socio fundador de Escape Buenos Aires.

Al analizar esta tendencia el fundador de Eureka asegura que es una nueva herramienta y un motor de cambio e innovación. "El mundo de los juegos de escape fomenta y estimula el desarrollo creativo, que es básicamente lo que toda empresa disruptiva busca", indica.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.