Los vínculos, ante un dura prueba