Mabel de Holanda: cómo la viuda del príncipe Friso logró multiplicar su fortuna 48 veces

La princesa Mabel recibió seis millones de euros de su marido cuando quedó viuda. Su impecable administración consiguió transformar esa herencia en un patrimonio de 290 millones de euros
La princesa Mabel recibió seis millones de euros de su marido cuando quedó viuda. Su impecable administración consiguió transformar esa herencia en un patrimonio de 290 millones de euros Crédito: Instagram
(0)
13 de agosto de 2020  • 15:11

Considerada una de las mujeres más ricas, inteligentes y discretas de los Países Bajos, Mabel de Holanda, la viuda del príncipe Friso, cumplió 52 años el pasado 11 de agosto. Cuando en 2012 el cuñado de Máxima tuvo un trágico accidente de esquí que le terminó provocando la muerte, la princesa Mabel cayó en una profunda depresión de la que solo pudo salir con la ayuda de sus hijas, de las causas benéficas en las que siempre estuvo involucrada y de la brillante gestión de su fortuna que hoy le asegura una vida acomodada no solo a sus hijas sino también a varias de las siguientes generaciones.

En 2019, Mabel apareció en la posición 140 de un ranking que realiza Quote, una revista económica holandesa que todos los años publica una lista de las 500 personas más ricas de los Países Bajos. La viuda de Friso tenía hace unos meses un patrimonio de 290 millones de euros.

Con residencia fija en el Reino Unido desde que en 2004 se casó con el príncipe Friso, hoy Mabel continúa viviendo allí con sus dos hijas, Luana y Zaria. La princesa y el royal se casaron sin la aprobación del parlamento holandés, por lo que Friso perdió su lugar en la línea de sucesión al trono y su condición real. De todas maneras, ella recibió el título de princesa como cortesía.

De acuerdo con algunos medios holandeses, durante los meses en que Friso estuvo en coma después del accidente, fue Mabel quien se encargó de escribir su testamento. La fortuna del hermano del rey Guillermo, de aproximadamente seis millones de euros, se colocó en un fondo fiduciario para la viuda y las hijas del matrimonio que solo tendrán acceso libre cuando cumplan 18 años -hoy tienen 15 y 14-.

La familia real terminó de confiar en la administración de Mabel cuando ésta determinó en el testamento que los gastos del funeral de su marido salieran de la herencia recibida y no de las cuentas de la corona, debido a que él había renunciado a sus derechos monárquicos para casarse con ella. La fortuna actual de la princesa tiene su razón en sus habilidades financieras para invertir de forma acertada, como para llegar a tener un patrimonio de 290 millones de euros a partir de los 6 millones heredados.

Pero no todo se soluciona con plata. El impecable perfil público de la princesa y su experiencia profesional permitieron que Mabel encontrara consuelo para su pérdida en una intensa agenda de actividades relacionadas con causas sociales. La princesa es presidente de una organización que lucha contra los matrimonios con niñas llamada Girls Not Brides, una iniciativa suya, y también forma parte de Vow to End Child Marriage. Además, es presidenta emérita del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

Sus habilidades sociales y culturales juntos con sus conocimientos en temas de derechos humanos no le vienen de la nada, sino que Mabel Wisse Smit se graduó con una calificación cum laude de la Universidad de Amsterdam y recibió un título en política y economía. Antes de conocer a Friso en 2000, en 1993 fundó el Consejo de Acción Europeo para la Paz. También creó la fundación holandesa War Child. El matrimonio con Friso no le impidió convertirse en la primera directora ejecutiva de The Elders, una institución que promueve la paz y la justicia en el mundo, creada por Nelson Mandela.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.