Reina Máxima. Tres looks reciclados (¡y uno triplicado!) para visitar Alemania

En Bremer, adonde fue a acompañar a su marido, demostró que no hace falta estrenar para lucir impecable
En Bremer, adonde fue a acompañar a su marido, demostró que no hace falta estrenar para lucir impecable Fuente: HOLA - Crédito: COVER
(0)
13 de marzo de 2019  • 12:31

La semana pasada, en una visita corta a Alemania, adonde acompañó a su marido, el rey

Guillermo Alejandro de Holanda , Máxima volvió a demostrar que es (por lejos) la royal más atrevida y creativa a la hora de armar una valija: llevó equipos reciclados a los que supo darles nueva vida y gracia. Como es su costumbre, cada prenda que lució fue toda una declaración de principios: brillos, combinaciones cromáticas inesperadas, texturas jugadas y alhajas y complementos que no pasaron desapercibidos.

Nadie lleva las capas como Máxima: durante la mañana impactó con una de chenille con efecto degradé de Jan Taminiau, que acompañó con vestido de crêpe Georgette con rayas verticales (ver izquierda) del mismo diseñador.
Nadie lleva las capas como Máxima: durante la mañana impactó con una de chenille con efecto degradé de Jan Taminiau, que acompañó con vestido de crêpe Georgette con rayas verticales (ver izquierda) del mismo diseñador. Fuente: HOLA - Crédito: COVER

Tras llegar a primera hora del miércoles 6 a Bremer, visitaron la sede de Airbus, almorzaron en el Ayuntamiento, hicieron un alto para recorrer la conocida Marktplatz –Plaza del Mercado–, donde se ubica la estatua de los músicos de Bremen, los animales del cuento de los hermanos Grimm, y la Reina se lució como oradora en una charla sobre microemprendimientos, un tema que domina.

Por la noche, durante la comida que hicieron para agasajarlos en el Instituto Alfred Wegener, deslumbró con un vestido que cerró una jornada "brillante".

El tocado, de Fabienne Delvigne, también lo llevó en dichas ocasiones.
El tocado, de Fabienne Delvigne, también lo llevó en dichas ocasiones. Fuente: HOLA - Crédito: COVER

Este look lo había estrenado en 2017 para celebrar el Día del Rey y lo rescató un año después en una visita a China. En esta oportunidad, lo complementó con sobre de rafia de Natan y stilettos de antílope Gianvito Rossi.
Este look lo había estrenado en 2017 para celebrar el Día del Rey y lo rescató un año después en una visita a China. En esta oportunidad, lo complementó con sobre de rafia de Natan y stilettos de antílope Gianvito Rossi. Fuente: HOLA - Crédito: COVER

Original y audaz, la Reina sabe darle nueva identidad a cada equipo que rescata de su guardarropa.

A pura sonrisa, se lució como oradora en el simposio sobre microcréditos organizado por Qredits. Elegantísima, lució un vestido con un cuerpo de lana gris y falda de encaje de Natan, que ya había usado el año pasado, también en Alemania.
A pura sonrisa, se lució como oradora en el simposio sobre microcréditos organizado por Qredits. Elegantísima, lució un vestido con un cuerpo de lana gris y falda de encaje de Natan, que ya había usado el año pasado, también en Alemania. Fuente: HOLA - Crédito: COVER

Durante la comida con que los agasajaron en el Instituto Alfred Wegener, Máxima impactó con un vestido de lentejuelas con destellos multicolor de Nina Ricci. Lo había estrenado en 2016 y lo repitió en 2017.
Durante la comida con que los agasajaron en el Instituto Alfred Wegener, Máxima impactó con un vestido de lentejuelas con destellos multicolor de Nina Ricci. Lo había estrenado en 2016 y lo repitió en 2017. Fuente: HOLA - Crédito: AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.