Máxima y Guillermo de Holanda. Capitanes de sus vacaciones en Grecia

Instalados en su espectacular paraíso privado de Doroufi, 160 kilómetros al sur de Atenas, estrenan Alma, su yacht de lujo, con románticas travesías para dos
Instalados en su espectacular paraíso privado de Doroufi, 160 kilómetros al sur de Atenas, estrenan Alma, su yacht de lujo, con románticas travesías para dos Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group
Lucila Olivera
(0)
24 de agosto de 2020  

Tras una primera parte del año muy intensa, en la que le pusieron cuerpo y alma a la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda están disfrutando de sus vacaciones en Grecia, donde construyeron un pequeño paraíso privado, con puerto propio. La semana pasada, mientras estrenaban Alma, su crucero de lujo, frente a la costa de Mykonos, un paparazzi los descubrió en su faceta marinera más descontracturada. Solos, sin tripulación ni custodia, se los puede ver a bordo del barco (algunos dicen que el nombre es la suma de las dos primeras letras de Alex y Max, como se llaman entre ellos), un Wajer 55 que Guillermo Alejandro compró por dos millones de euros. El rey de los holandeses está al timón y Máxima, en bikini, es una ágil y activa tripulante.

El crucero en cuestión, de lujo y con tecnología de punta, fue construido por el astillero holandés Wajer, y es conocido en el agua como "el superyacht más pequeño del mundo", con 16 metros de eslora. Cuenta con una suite principal, otro camarote con dos cuchetas, cocina equipada y un garaje (así se dice en la jerga naútica) en el que guardan un gomón.

Durante la romántica travesía "para dos", el matrimonio real ancló en Milos, una isla cercana a Doroufi, la localidad 160 kilómetros al sur de Atenas donde tienen su espectacular villa de verano. Tras unas maniobras que hicieron solos, consiguieron sacar el gomón del garaje y desembarcaron en la playa para hacer una caminata. Mientras disfrutaban del paisaje como dos turistas más, se mostraron muy cálidos con quienes se acercaron a saludarlos y pedirles una selfie. Sin embargo, ser tan accesibles les jugó una mala pasada. Al mediodía, mientras almorzaban en un restaurante de la isla, se dejaron tomar una fotografía con quien se presume es el dueño del local. Pocas horas más tarde, la imagen se filtró y desató una fuerte polémica porque Sus Majestades no guardaban la distancia social recomendada en tiempos de coronavirus ni llevaban puestos sus barbijos (el Rey lo tenía en su mano).

Enseguida, Máxima y Guillermo pidieron disculpas públicamente a través de un comunicado. "Apareció una foto en los medios en la que mantenemos muy poca distancia. En la espontaneidad del momento, no le hicimos caso a la medida. Por supuesto que deberíamos haberlo hecho. Porque el cumplimiento de las reglas de la Corona también es esencial en vacaciones para derrotar el virus", escribieron en la cuenta oficial de Twitter de la Casa Real.

Los reyes mismos se ocuparon de las maniobras, entre risas, especialmente cuando intentaron abrir el garaje para sacar el gomón con el que desembarcarían a la playa
Los reyes mismos se ocuparon de las maniobras, entre risas, especialmente cuando intentaron abrir el garaje para sacar el gomón con el que desembarcarían a la playa Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

Miércoles 19. Los reyes de los Países Bajos disfrutan de una travesía para dos a bordo de Alma, el yacht de última generación y 16 metros de eslora, del astillero holandés Wajer.
Miércoles 19. Los reyes de los Países Bajos disfrutan de una travesía para dos a bordo de Alma, el yacht de última generación y 16 metros de eslora, del astillero holandés Wajer. Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

Las vacaciones ansiadas llegan después de un año movido, en el que Guillermo Alejandro y Máxima le pusieron el cuerpo a la crisis sanitaria por el Covid-19
Las vacaciones ansiadas llegan después de un año movido, en el que Guillermo Alejandro y Máxima le pusieron el cuerpo a la crisis sanitaria por el Covid-19 Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

Sus Majestades se enamoraron de Grecia en 2011, cuando asistieron a la boda de Tatiana Blatnik y Nicolás de Grecia en la isla de Spetses
Sus Majestades se enamoraron de Grecia en 2011, cuando asistieron a la boda de Tatiana Blatnik y Nicolás de Grecia en la isla de Spetses Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

La última vez que se los había visto públicamente fue el 17 de julio, cuando protagonizaron el posado de verano que dio inicio a sus vacaciones
La última vez que se los había visto públicamente fue el 17 de julio, cuando protagonizaron el posado de verano que dio inicio a sus vacaciones Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

En Milos disfrutaron de la playa y de un exquisito almuerzo. Siempre cercanos, aceptaron posar con quien se presume era el dueño del restaurante al que fueron.
En Milos disfrutaron de la playa y de un exquisito almuerzo. Siempre cercanos, aceptaron posar con quien se presume era el dueño del restaurante al que fueron. Fuente: HOLA

Cuando la foto se viralizó y se los vio sin barbijo y sin mantener distancia social llovieron las críticas, pero rápidamente pidieron disculpas a través de la cuenta oficial de la Casa Real
Cuando la foto se viralizó y se los vio sin barbijo y sin mantener distancia social llovieron las críticas, pero rápidamente pidieron disculpas a través de la cuenta oficial de la Casa Real Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

AMOR A PRIMERA VISTA

En 2011, cuando asistieron a la boda de Tatiana Blatnik y Nicolás de Grecia en la isla de Spetse, Máxima y Guillermo Alejandro se enamoraron profundamente del destino en el que también veranean el presidente ruso Vladimir Putin y el actor escocés Sean Conner y. Un año después, compraron la villa de Doroufi, que anteriormente perteneció al fotógrafo y publicista alemán Manfred Rieker y por la que pagaron 4.700.000 dólares.

El "paraíso griego" de Máxima y Guillermo Alejandro está compuesto por tres casas emplazadas en cuatro mil metros de terreno sobre la costa del mar Egeo. En la planta principal se encuentra la mastersuite, equipada con jacuzzi y una sala de estar de 100 metros cuadrados; mientras que en la planta superior hay otros dos cuartos, cada uno con su baño, y una importante sala de juegos.

Amantes de los deportes, junto a sus hijas, las princesas Amalia (16), Alexia (15) y Ariane (13) disfrutan mucho de la pileta, la cancha de tenis, el muelle y el embarcadero privado.

El paraíso griego de Máxima y Guillermo está en Doroufi, 160 kilómetros al sur de Atenas. La villa perteneció al fotógrafo y publicista alemán Manfred Rieker y habrían pagado por ella 4.700.000 dólares
El paraíso griego de Máxima y Guillermo está en Doroufi, 160 kilómetros al sur de Atenas. La villa perteneció al fotógrafo y publicista alemán Manfred Rieker y habrían pagado por ella 4.700.000 dólares Fuente: EFE

La propiedad tiene tres casas emplazadas en un terreno quebrado de unos cuatro mil metros sobre la costa del mar Egeo
La propiedad tiene tres casas emplazadas en un terreno quebrado de unos cuatro mil metros sobre la costa del mar Egeo Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

CELOSOS DE SU INTIMIDAD

La privacidad de los Reyes y de sus hijas está muy bien delineada en los Países Bajos. Este año, por ejemplo, la revista holandesa Story publicó que el 25 de junio la princesa heredera fue vista trabajando de moza en un bar ubicado en las playas de la costa sur del país. A pesar de que sirvió café a cientos de personas y que hay fuentes que indican que respondió de manera afirmativa cuando le preguntaron si era Amalia, no se publicó ni una sola fotografía por el estricto protocolo que regula la información sobre la familia real. Los medios holandeses pudieron contarlo a partir de testimonios que lo acreditaban, pero no mostrarlo porque como no estaba cumpliendo con ningún compromiso real, se trataba de un hecho del ámbito privado.

La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana
La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana Fuente: HOLA - Crédito: Grosby group

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.