Miley Cyrus, sobre su orientación sexual: "Las personas se enamoran de las personas, no del género"

mghngh
mghngh
(0)
21 de febrero de 2019  • 17:21

Miley Cyrus es la estrella de la última portada de Vanity Fair, revista a la que concedió una entrevista muy íntima y habló por primera vez de su casamiento y de cómo el incendio de su casa en California , la unió a su actual marido, Liam Hemsworth , de por vida.

Además, se rió de las críticas respecto a su relación monogámica, heterosexual y su unión matrimonial "anticuada". Es que Miley estuvo durante mucho tiempo hablando sobre sus elecciones sexuales libres e incluso en el pasado acuñó la definición "pansexual", para referirse a su orientación.

Por eso, su boda fue una gran sorpresa: Miley y Liam se casaron en una ceremonia íntima sin que nadie supiera, y el mundo de enteró cuando los dos compartieron imágenes en sus redes sociales. Todo eso sucedió un mes después de que su casa se prendiera fuego en los feroces incendios forestales de California el año pasado.

Esa tragedia, sostuvo la artista, fue la razón principal por la que decidieron casarse. "Lo que Liam y yo pasamos juntos nos cambió. Si no hubiéramos perdido Malibú, tal vez no hubiésemos estado listos para dar este paso", indicó y agregó: "Cuando experimentas lo que experimentamos juntos con alguien, es como un pegamento".

Miley se caracterizó por ser una chica rebelde que iba contra todas las normas sociales establecidas. Ese personaje le sirvió para instalarse y ahora, las críticas, indican que se volvió todo lo que ella misma señalaba como impuesto, su matrimonio, su vínculo amoroso y su heterosexualidad. "No es anticuado casarse, es new age", respondió.

Polémica e irreverente, Miley se caracterizó por cuestionar todos los roles establecidos pero hoy recibe críticas por no ser consecuente.
Polémica e irreverente, Miley se caracterizó por cuestionar todos los roles establecidos pero hoy recibe críticas por no ser consecuente.

"Una gran parte de mi orgullo y mi identidad es ser una persona rara. Lo que predico es: las personas se enamoran de las personas, no del género, no de la apariencia, no de lo que sea. De lo que estoy enamorado existe en casi un nivel espiritual. No tiene nada que ver con la sexualidad", agregó.

"Igual, a quién le importa si es un chico, si soy una niña o si era una mujer, ¿a quién le importa? Realmente somos más fuertes juntos. Uno es el número más solitario", finalizó.

Ellos fueron novios, cortaron algunos años y luego volvieron a reencontrarse y enamorarse.
Ellos fueron novios, cortaron algunos años y luego volvieron a reencontrarse y enamorarse.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?