¿Musculación con aparatos sí o no? Ventajas y desventajas del entrenamiento

En la musculación con aparatos se trabaja específicamente el grupo muscular que se desea, cuidando la postura
En la musculación con aparatos se trabaja específicamente el grupo muscular que se desea, cuidando la postura Crédito: Shutterstock
Malú Pandolfo
(0)
5 de noviembre de 2018  • 00:00

"La fuerza es la capacidad física más importante que hay que tener: para ser veloz, potente, resistente o para tener equilibrio es necesario ser fuerte. La fuerza es la capacidad madre, es la más importante de todas", explica Pablo Corinaldesi, médico deportólogo y director del equipo Wellness del Racquet Club. Justamente la fuerza es el punto fuerte del trabajo de musculación con aparatos.

Mediante la musculación con aparatos se trabaja específicamente el grupo muscular que se desea, cuidando la postura durante el entrenamiento. "Se levanta una carga y se produce una contracción concéntrica. Los movimientos son controlados: se hace fuerza para levantar la carga y ahí se produce la contracción. Cuando baja la carga, el movimiento es controlado y se produce la contracción excéntrica, que se mantiene para que no caiga de golpe", indica Carolina Cricri, profesora nacional de Educación Física, del staff de profesores del Racket Club. Ambos tipos de contracción son importantes, ya que los dos se usan en la vida cotidiana.

Una sesión de musculación en el gimnasio consta de una entrada en calor, en bicicleta, cinta u otra máquina cardiovascular y movidad articular general; la parte central de la clase, que varía según los objetivos de cada alumno; la vuelta a la calma, con una actividad cardiovascular (cinta, bicicleta o escalador) para aflojar. Al final se realiza elongación. "Es importante acompañar de elongación para un resultado armónico. El músculo, mientras más se elongue, mayor capacidad de contracción va a tener", destaca Cricri. Se practica bajo la supervisión de un profesional: "mucha gente tiene gimnasios en sus casas o edificios pero se aconseja consultar con un entrenador profesional y realizar el trabajo bajo supervisión", destaca la entrenadora del Racket Club.

Es una actividad de base muy buena como preparación física.
Es una actividad de base muy buena como preparación física. Crédito: Shutterstock

¿Para quién es la musculación con aparatos?

"Lo puede realizar cualquier persona, aún las más sedentarias. Es una actividad de base muy buena como preparación física. Mucha gente hace deportes y se termina lesionando porque les falta preparación previa. Es fundamental un trabajo de musculación, de fortalecimiento, de condición física. Es para hombres y mujeres. Cada vez hay más mujeres en la sala de aparatos", recalca Cricri. Respecto a la edad, a partir de los 16 años los gimnasios aceptan adolescentes. "A veces llegan más chicos, por prescripción médica, por un tema postural u obesidad. También es fundamental para la tercera edad porque la fuerza se pierde muy rápido a medida que pasan los años", añade la entrenadora. En todos los casos debe practicarse con un profesional a cargo que confeccione un plan de entrenamiento acorde a la edad y a los objetivos.

Como cualquier actividad física, requiere un apto físico que incluya ergometría y electrocardiograma. Antes de empezar, un diagnóstico con pruebas generales permite ver la resistencia muscular que tiene cada uno. Se evalúa la fuerza y se saca un promedio de la carga ideal para empezar. A partir de allí "se hacen trabajos de aumento muscular, que es el aumento de la firmeza y la turgencia muscular, que no es lo mismo que el aumento del volumen. También se hacen trabajos de volumen, que es trabajo de fuerza muscular; y de potencia, que es fuerza más velocidad, en el caso de deportistas", añade Cricri.

Respecto a la dieta que debe acompañar este tipo de entrenamiento, antes de la actividad física se aconseja consumir hidratos de carbono, que son de rápida absorción: pastas o arroz acompañados de proteínas. Si se entrena a la tarde, consumir una fruta de colación. Puede ser una banana o una manzana, una hora antes de la práctica. Luego de la actividad, consumir proteínas para una rápida recuperación muscular. Pueden ser huevos, nueces, frutos secos, queso, yogurt o batidos proteicos con agua o leche de almendras. La quinoa también es muy buena porque tiene magnesio, que ayuda a la contracción muscular.

En tren de bajar de peso, al finalizar se aconseja sumar un trabajo cardiovascular, en cinta, bicicleta o escalador. Así el cuerpo usa como fuente de energía los lípidos o grasas. Luego de 20 minutos de esta actividad, el cuerpo toma las grasas como combustible.

Los sí

Es un trabajo específico e individual en base a los objetivos de cada uno. Se confecciona el plan de fortalecimiento y acondicionamiento general, tomando datos como el peso, la altura, si se practica otra actividad, si hay lesiones, cantidad de horas de sueño.

  • Mejora la postura.
  • Aumenta la fuerza.
  • Previene lesiones.
  • Sirve como preparación física para otros deportes.
  • Acompaña una rehabilitación.

Los no

  • El mal uso de las máquinas o el exceso de carga si no se practica bajo supervisión.
  • En la práctica hay que prestar especial atención a la postura: hay determinados ángulos de cadera o de rodilla que se tienen que respetar.
  • Es un trabajo programático y estructurado que exige ir al gimnasio a trabajar en los aparatos, y puede resultar aburrido. "Hay un alto índice de abandono de la actividad, que se registra entre el tercer y cuarto mes", señala el médico deportólogo Pablo Corinaldesi.
  • Hay riesgo de lesión cuando no hay educación en el gesto del movimiento.
  • Si falta trabajo de capacidad aeróbica, que se recomienda complementar con otra actividad.
  • Se puede practicar sólo en gimnasio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.