No lavar el pollo crudo, y más tips para manipular alimentos y evitar enfermedades

Existen más de 250 enfermedades transmitidas por alimentos y la mayoría puede prevenirse con algunas medidas de higiene básicas.
Existen más de 250 enfermedades transmitidas por alimentos y la mayoría puede prevenirse con algunas medidas de higiene básicas. Crédito: Pexels
Mariana Israel
(0)
27 de mayo de 2019  • 16:01

Nos preocupamos por crear platos caseros, saludables , a partir de productos orgánicos o de un origen confiable, pero solemos olvidar medidas básicas de seguridad e higiene al cocinar. Sin quererlo, aumentamos el riesgo de sufrir de una de las más de 250 enfermedades transmitidas por alimentos. Estos son algunos pasos esenciales para prevenirlas:

1.No lavar el pollo ni ninguna otra carne cruda

Para empezar, esta acción no mata a muchos de los microorganismos peligrosos. Además, "al hacerlo, podemos arrastrar bacterias superficiales hacia el interior, elevando la probabilidad de que queden dentro si la carne no se cocina bien", explicó la Dra. Adriana Sucari, directora técnica del Laboratorio de Alimentos de Stamboulian.

Los gérmenes también pueden esparcirse a otros alimentos, utensilios y superficies cerca del lugar de lavado. ¿La recomendación general? No lavar ninguna carne que vayamos a cocinar .

2.Tampoco lavar los huevos antes de guardarlos

Costumbre común después de salir a hacer compras: llegar a casa, lavar los huevos y colocarlos en la heladera o en un recipiente a temperatura ambiente. El problema: la cáscara tiene una película protectora que hace que lo que está en la superficie no ingrese.

"Al lavar el huevo se remueve la película impermeable y las bacterias en el exterior pueden traspasar", advierte Sucari, que también es coordinadora de la Unidad de Microbiología de los Laboratorios Stamboulian. "Sí podemos lavarlos en el mismo momento en que los vamos a usar", agrega.

3.Lavar las frutas aunque vayamos a pelarlas

Paltas, naranjas, manzanas y demás deberían lavarse porque, de lo contrario, el cuchillo que usemos para rebanarlas puede arrastrar bacterias superficiales hacia el interior.

4.Lavandina: con moderación

Su uso para desinfectar alimentos puede ser contraproducente. Sucari la recomienda especialmente para las hojas verdes y otras verduras o frutas que se consumen tal como están. "Uno puede llenar la bacha de la cocina con agua, unas gotas de lavandina y dejar en remojo las verduras por una media hora. Luego, enjuagarlas con abundante agua para eliminar el exceso de cloro", aconseja.

5.Evitar las tablas de madera

Por su porosidad, pueden favorecer el crecimiento de las bacterias. Además, conviene usar una tabla para carnes crudas, otra para carnes cocidas, y otra para vegetales y frutas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.