Poner en movimiento más que el cuerpo: los beneficios del fitness holístico

Daniel Tangona
Daniel Tangona PARA LA NACION
(0)
24 de noviembre de 2019  

Cada uno de nosotros es único e irrepetible. Y por eso, cómo nos sentimos frente a la actividad física es un proceso sumamente personal. "Las investigaciones en las ciencias del deporte demuestran que en la realización de una actividad participan factores fisiológicos, ambientales y sociales en su regulación", apunta la doctora Silvia Colombo, especialista en Medicina del Deporte. Hay muchísimos puntos individuales que definen cómo nos sentimos con respecto al ejercicio.

En este camino se inscribe el fitness holístico. Como siempre digo, este abordaje sostiene que la actividad física nos influye en los más diversos factores, convirtiéndose en una disciplina integral para nuestra vida. Estos son: el cerebro (centro de control que integra toda la información que proviene de la motivación, las emociones, las señales visceromotoras, metabólicas y del músculo), el sistema cardiorrespiratorio (del cual dependerá la duración e intensidad de la actividad) y el músculo (que determina la capacidad del rendimiento). "También existen factores genómicos y biológicos como el sexo, las hormonas, la existencia de enfermedades o dolencias, y las cuestiones socioambientales, que pueden aumentar o inhibir los mecanismos reguladores del nivel de actividad física", ilustra la especialista, que escribió sobre este tema en la revista del American College of Sport Medicine.

Ponernos en acción cuesta y requiere voluntad. Conforme vamos avanzando en nuestros objetivos, se despiertan señales de recompensa y castigo relacionadas con la actividad que realizamos, provenientes del sistema cardiorrespiratorio y el músculo (por ejemplo, la sensación de fatiga). No se trata solo de factores genéticos y biológicos: el resultado se une a las cuestiones socioambientales y motivaciones. De esta ecuación surge el nivel en el que nos podamos desempeñar. "Se ha demostrado que varios moduladores potenciales de la respuesta afectiva influyen en el comportamiento regular del ejercicio en humanos, incluida la personalidad y la autorregulación", explica. Esto, sumado a la motivación personal, podría permitir soportar molestias temporales del ejercicio pensando en la recompensa futura. Sí, se trata de tu fuerza y capacidad, pero también de tu voluntad y pensamiento positivo. Como suele decirse, creer que se puede es tener el 50% del trabajo hecho.

El estudio de estos factores y la visión global de la regulación de la actividad física permite comprender mejor cómo funciona nuestro organismo durante el proceso, de modo de detectar qué puntos requieren mayor atención para lograr un ejercicio que seamos capaces de mantener en el tiempo. El fitness holístico busca derramar los beneficios hacia el resto de la vida, poniendo en acción cuerpo, pero también mente y emociones hacia una existencia más sana y equilibrada. Continuar abordándolo será la mejor forma de garantizarse un resultado integral.

Cuatro libros para mantener la mente en forma

1 Ocho claves para el cambio creativo, Hilda Cañeque

2 El arte de comunicarnos, Oscar Anzorena

3 Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, Stephen R. Covey

4 Letters from Lothar, Gabriel Saidon

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.