“Pusimos plantas en el balcón de casa y mi novia jamás las riega”

(0)
16 de enero de 2019  • 16:43

En agosto del año pasado, Alan (29) viajó a Lisboa, Portugal, para cursar un cuatrimestre de la carrera de arquitectura en una universidad de dicha ciudad. En Buenos Aires, su novia Rita quedó al mando del departamento que compartían en el barrio de Chacarita. Tres días antes de que el muchacho partiera a tierras europeas compraron jazmines, orquídeas, un limonero y otras plantas para llenar de verde el balcón de la casa.

"Llegué la semana pasada y encontré todas las plantas muertas. No las regó, ni las cuido. Fue malísima la bienvenida porque nos peleamos apenas entré al departamento y vi todo eso. Me da bronca que no las haya cuidado cuando decidimos hacer toda la movida los dos y no movió un dedo en estos meses. Cada vez que hablábamos le decía que no se olvide de regar las plantas, que había leído que en Buenos Aires hacía mucho calor ¡Es muy descuidada", escribe en un correo electrónico.

Consejo

Consultamos a Fernanda Bolli, psicóloga con orientación junguiana, sobre este tema y esto fue lo que nos respondió:

"Las tareas de cuidado del hogar son una de las ‘vedette’ de los problemas cotidianos que viven las parejas. Esperar que el otro haga lo que no sabe o no le gusta hacer, es algo frustrante. Cada uno puede tener tareas que las puede hacer más fácilmente porque le gustan o ya las sabe hacer y otras que no saben ni siquiera como encararlas para resolver. Los acuerdos sobre las tareas, qué cosas compartir y hacer juntos y cuáles pueden ser exclusivas de alguno de los dos, merecen ser charlados. Hablen relajados y diviértanse juntos en lo cotidiano, haciendo lo que mejor les sale".

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.