Qué son la anosmia y la ageusia y qué tan probable es que las hayas sufrido