Renovada: una niña compró una vieja casa rodante y la convirtió en un ambiente de lujo

La caravana se encuentra en el jardín de la casa de Lauren, y ella pasa allí cinco de los siete días de la semana
La caravana se encuentra en el jardín de la casa de Lauren, y ella pasa allí cinco de los siete días de la semana Crédito: Insider
(0)
30 de agosto de 2020  • 13:44

Lauren Nelson es una niña de 11 años que vive en Attica, en el estado de Nueva York y tiene una actitud en la vida que la llevó a emprender un proyecto que sorprendió hasta a sus propios padres. Ella compró una casa rodante en estado calamitoso, y con ideas y originalidad la convirtió en un lugar cómodo, elegante y muy bonito que es ahora su propio lugar en el mundo. Y tan solo invirtió en ello 800 dólares.

"Me encanta esto que hice. Me encanta renovar. Estaba muy motivada con este motorhome. Quería tener un lugar donde pasar mi tiempo. Algo que sea como mi propia casa", contó la propia Lauren a la cadena estadounidense WKBW.

En la cocina, ahora elegante y atractiva, la niña encontró un nido de ratones
En la cocina, ahora elegante y atractiva, la niña encontró un nido de ratones Crédito: Insider

La historia de su proyecto comenzó cuando ella estaba a punto de comprar una pequeña combi para una de sus muñecas. El precio de ese pequeño vehículo, que no era más que un juguete, era de unos 650 dólares.

Su papá, entonces, le dijo que comprar por ese precio algo así "era ridículo"."Por esa plata, te podés comprar tu propia casa rodante real", le dijo a la pequeña. A partir de ahí, la niña tuvo una especie de obsesión por cumplir la idea que le había dado su padre.

Lauren ahorró dinero y empezó a buscar una caravana. Un vecino de su calle tenía uno de esos vehículos y despertó su interés. "Un día Lauren vio que esta persona había puesto en venta su casa rodante y se puso a gritar como nunca de la emoción", contó a la citada cadena la madre de la niña, Aimee Nelson.

Lauren tenía algunos dólares que había ahorrado del campamento de verano, al que no había podido asistir a causa de la pandemia de coronavirus y también hizo una de esas ventas de garage que son comunes en los Estados Unidos. En total, colectó unos 400 dólares.

El comedor de la pequeña casa rodante, complemtamente renovado
El comedor de la pequeña casa rodante, complemtamente renovado Crédito: Insider

Con ese dinero en mano, fue a lo de su vecino y empezó a negociar. El hombre le pedía 500 dólares, pero ella dijo que solo tenía sus 400 dólares. Finalmente, él aceptó el regateo y le entregó por esa plata su vieja caravana Sunline Sunray del año 1988.

A partir de allí, y con la caravana ya colocada en el parque de su casa, la emocionada niña tuvo que empezar a poner manos a la obra para realizar la renovación de su reciente adquisición. Para ello, la pequeña invirtió la suma de unos 400 dólares.

La niña lavó, puso a secar y aireó los colchones para renovar las camas de la caravana
La niña lavó, puso a secar y aireó los colchones para renovar las camas de la caravana Crédito: Insider

Laurendijo que se inspiró en el programa televisivo Tiny House Hunters (Cazadores de mini casas) para realizar la renovación de la caravana, investigó en Pinterest diferentes diseños interiores y bautizó su nuevo hogar como Camp Hygee, un nombre sacado de un aviso de televisión.

Luego eligió los colores más agradables -según ella-, sacó todas las cosas viejas y destartaladas que había adentro y comenzó con los cambios. Muchas cosas de las que usó para la renovación las sacó del hogar familiar, y otras las fue comprando en ventas de garage.

Lauren Nelson insta a las personas a que pongan manos a la obra si quieren cumplir con sus sueños
Lauren Nelson insta a las personas a que pongan manos a la obra si quieren cumplir con sus sueños Crédito: Insider

Pintó y decoró todo a su gusto, lavó y renovó los colchones de las pequeñas camas y recibió también la ayuda de su padre, que tapó las goteras que traía consigo el antiguo vehículo y arregló las ventanas.

Además, a la niña le tocó la ingrata tarea de deshacerse de los ratones que estaban cómodamente instalados en sendos nidos ubicados en la cocina y en las literas del rodado. Para esto, recibió la ayuda del vecino que le había vendido la caravana.

Lauren le impuso su estilo a la vieja caravana del año 1988, que estaba muy abandonada
Lauren le impuso su estilo a la vieja caravana del año 1988, que estaba muy abandonada Crédito: Insider

Finalmente, la nueva casa donde Lauren pasaría cinco días a la semana estaba lista. "Quedó muy cómoda y segura. Tiene su propia cocina y baño", contó la niña, que se mostró orgullosa al poder mostrar los elegantes resultados de su esmerado trabajo.

"Ella es muy creativa. Realmente es una artista. Creo que le gustaría ser diseñadora en el futuro. Me sorprende siempre porque sale de la norma, y además es bien ahorrativa, como yo", señaló Aimee, al hablar de la niña.

Lauren, en tanto, decidió dar un consejo basado en su experiencia con su casa rodante: "Si estás buscando tener grandes planes para el futuro, tenés que salir y hacerlo. Solo tenés que hacer que suceda".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.