Reyes de Holanda. El álbum de su colorida visita oficial a Indonesia

Durante cuatro días visitaron Yakarta, Yogyakarta en la isla de Java y las islas de Borneo y Sumatra. Y, aunque tomaron medidas preventivas contra el coronavirus, se mostraron tan cercanos como de costumbre
Durante cuatro días visitaron Yakarta, Yogyakarta en la isla de Java y las islas de Borneo y Sumatra. Y, aunque tomaron medidas preventivas contra el coronavirus, se mostraron tan cercanos como de costumbre Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages
(0)
17 de marzo de 2020  • 14:51

Mientras algunos monarcas deciden modificar sus agendas al ritmo del avance del coronavirus, los Orange-Nassau prefirieron seguir adelante prácticamente como si nada. El lunes 9 de marzo, Máxima y Guillermo de Holanda aterrizaron en el aeropuerto de Yakarta (el Rey piloteaba el 737 que estrenaron el año pasado, tal como suele hacer), para dar comienzo a una visita de Estado de cuatro días a Indonesia, la primera a este país desde que fueron proclamados reyes de Holanda, en 2013. Además de la capital, durante la estadía visitaron la ciudad de Yogyakarta en la isla de Java y las islas de Borneo y Sumatra.

Si bien la Casa Real había anunciado, de acuerdo con las autoridades indonesias, que como medida preventiva los reyes de Holanda no saludarían dando la mano, Sus Majestades no pudieron con su genio e hicieron más de una excepción al respecto.

En Sumatra, el matrimonio real fue recibido en el aeropuerto con el baile Tortor Sombah, en el que se envuelven con una manta tradicional de Ulos. Según las antiguas historias de Batak, hay tres fuentes que dan calor al hombre: el sol, el fuego y los Ulos.
En Sumatra, el matrimonio real fue recibido en el aeropuerto con el baile Tortor Sombah, en el que se envuelven con una manta tradicional de Ulos. Según las antiguas historias de Batak, hay tres fuentes que dan calor al hombre: el sol, el fuego y los Ulos. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Máxima recuperó un vestido a lunares también de Zimmermann que se convirtió en su elección más viral por el parecido con el vestido de Julia Roberts en Pretty Woman. Lo había estrenado en Nueva York en noviembre de 2019. Lo combinó con una pamela de rafia.
Máxima recuperó un vestido a lunares también de Zimmermann que se convirtió en su elección más viral por el parecido con el vestido de Julia Roberts en Pretty Woman. Lo había estrenado en Nueva York en noviembre de 2019. Lo combinó con una pamela de rafia. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

UNA VALIJA COLORIDA Y CARGADA DE ACCESORIOS

La Reina recuperó varios emblemas de su guardarropa, cargó en su valija varias piezas de tendencia (como el vestido a lunares estilo Pretty Woman, otro con cuts-out, y unos cómodos pantacourts) y acompañó cada equipo con poderosos accesorios (pamelas, tocados y joyas significativas) para potenciarlos al máximo.

Si bien la mayoría de los equipos de Máxima incluían guantes, con el correr de las horas se la vio relajada mientras saludaba, comía y bebía sin ellos.

El jueves 12 la pareja real se interiorizó sobre el turismo sustentable en lago Toba. Para la ocasión, Máxima optó por la comodidad de un conjunto de top con flores y pantalones de lino de Natan. Lo acompañó con ballerinas Salvatore Ferragamo y clutch de A Bag With a Story.
El jueves 12 la pareja real se interiorizó sobre el turismo sustentable en lago Toba. Para la ocasión, Máxima optó por la comodidad de un conjunto de top con flores y pantalones de lino de Natan. Lo acompañó con ballerinas Salvatore Ferragamo y clutch de A Bag With a Story. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Guillermo Alejandro llegó a Yakarta piloteando el avión del gobierno holandés. Y volvió a hacerlo en algunos de los tramos internos.
Guillermo Alejandro llegó a Yakarta piloteando el avión del gobierno holandés. Y volvió a hacerlo en algunos de los tramos internos. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

PALACIOS, TEMPLOS Y UN ÁLBUM PINTORESCO

El objetivo principal de la visita oficial de los reyes de Holanda a Indonesia fue afianzar las relaciones bilaterales entre ambas naciones, por lo que estuvieron acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores Stef Blok y un importante número de representantes de 130 empresas y organizaciones holandesas de todos los sectores económicos. La maratónica agenda quedó inaugurada con una visita al monumento a las víctimas de las guerras, en especial la Guerra de Independencia (1945-1949), donde depositaron una corona de flores.

Tras el recibimiento que les dio el presidente de Indonesia, Joko Widodo, en el Palacio de Bogor al sur de Yakarta, Guillermo de Holanda sorprendió con un pedido de perdón público por las matanzas por parte del Ejército holandés durante la guerra de independencia de su antigua colonia entre 1945 y 1949. "En consonancia con las declaraciones anteriores de mi Gobierno, me gustaría expresar mi pesar y disculparme por la violencia excesiva por parte de los holandeses en aquellos años", dijo en un comunicado. "Lo hago con la completa conciencia del dolor y la pena que las familias afectadas siguen padeciendo hoy", agregó. La ceremonia de bienvenida terminó con un almuerzo de trabajo, y después la Reina, a pura sonrisa, se sumergió en las tradiciones locales de la mano de Irina, la mujer del Presidente. Más allá de las reuniones formales, hubo tiempo para conocer la belleza y la cultura de este país. En Yogyakarta, adonde se trasladaron el miércoles, el sultán Hamengkubuwono X los recibió con todos los honores en su palacio de Kraton Ngayogyakarta Hadiningrat.

Allí disfrutaron de un almuerzo típico y un espectáculo de danza. Muy relajados, probaron las delicias ofrecidas y se los vio entusiasmados. También visitaron la población de Kampong, cerca del Kraton o Palacio del Sultán, y el templo de Prambanan, el más grande de los templos hinduistas en el país asiático, donde protagonizaron un posado de película. Sin dudas, en su álbum personal, este viaje quedará como uno de los más coloridos y pintorescos.

Los reyes de Holanda navegaron hasta la isla de Samosir en medio del lago Toba. Todo un caballero, Guillermo Alejandro bajó primero para poder darle la mano después a Máxima.
Los reyes de Holanda navegaron hasta la isla de Samosir en medio del lago Toba. Todo un caballero, Guillermo Alejandro bajó primero para poder darle la mano después a Máxima. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Allí visitaron Silimalombu Eco Village, creada para mostrar a la comunidad local las posibilidades del turismo sostenible y la agricultura orgánica a pequeña escala.
Allí visitaron Silimalombu Eco Village, creada para mostrar a la comunidad local las posibilidades del turismo sostenible y la agricultura orgánica a pequeña escala. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Más allá de las reuniones formales, también hubo tiempo para conocer los lugares turísticos y la cultura local
Más allá de las reuniones formales, también hubo tiempo para conocer los lugares turísticos y la cultura local Fuente: HOLA - Crédito: Cover

En Yakarta, Máxima triunfó con un vestido de estampa floral y estilo oriental de Johanna Ortiz que estrenó en mayo de 2019 durante una cena en el Consulado italiano de Sevilla. Lo complementó con un estratégico cinturón tipo peplum con volado de seda y aplicaciones de plumas, de la misma firma.
En Yakarta, Máxima triunfó con un vestido de estampa floral y estilo oriental de Johanna Ortiz que estrenó en mayo de 2019 durante una cena en el Consulado italiano de Sevilla. Lo complementó con un estratégico cinturón tipo peplum con volado de seda y aplicaciones de plumas, de la misma firma. Fuente: HOLA - Crédito: Cover

Las sandalias, de Gianvito Rossi, con inspiración naval, en negro y dorado, y una insignia en el talón
Las sandalias, de Gianvito Rossi, con inspiración naval, en negro y dorado, y una insignia en el talón Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Para cuidarse del coronavirus, Máxima evitó dar la mano (todo lo que pudo), e incluyó guantes en varios de sus outfits
Para cuidarse del coronavirus, Máxima evitó dar la mano (todo lo que pudo), e incluyó guantes en varios de sus outfits Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Durante la visita a la población de Kampong, cerca del Kraton o Palacio del Sultán, Máxima lució una creación de organza de Natan que figura como una de sus favoritas y se la vimos en anteriores ocasiones. La acompañó con una gran pamela de Fabienne Delvigne en fibra de banano.
Durante la visita a la población de Kampong, cerca del Kraton o Palacio del Sultán, Máxima lució una creación de organza de Natan que figura como una de sus favoritas y se la vimos en anteriores ocasiones. La acompañó con una gran pamela de Fabienne Delvigne en fibra de banano. Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

En Yogyakarta Sus Majestades fueron recibidas con todos los honores por el sultán Hamengkubuwono X en su palacio.
En Yogyakarta Sus Majestades fueron recibidas con todos los honores por el sultán Hamengkubuwono X en su palacio. Fuente: HOLA - Crédito: Cover

En Yakarta, Su Majestad impactó con un vestido midi con capa y estampa floral de Natan. Lo accesorizó con casquete a juego y joyas con historia: collar, pulsera y pendientes de aguamarina de la reina Juliana, pulsera familiar de diamantes, y su pulsera de boda. Culminó su look con reloj Patek Philip
En Yakarta, Su Majestad impactó con un vestido midi con capa y estampa floral de Natan. Lo accesorizó con casquete a juego y joyas con historia: collar, pulsera y pendientes de aguamarina de la reina Juliana, pulsera familiar de diamantes, y su pulsera de boda. Culminó su look con reloj Patek Philip Fuente: HOLA - Crédito: Gettyimages

Durante la ceremonia de bienvenida, que terminó con un almuerzo de trabajo, Máxima se interiorizó sobre las tradiciones locales junto a Iriana, la mujer del presidente de Indonesia.
Durante la ceremonia de bienvenida, que terminó con un almuerzo de trabajo, Máxima se interiorizó sobre las tradiciones locales junto a Iriana, la mujer del presidente de Indonesia. Fuente: HOLA - Crédito: Cover

La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana.
La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana. Fuente: HOLA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.