srcset

Reformas Living

San Isidro. En el bajo, una casa de los 70 se reformó al ritmo de una familia joven

Lucrecia Álvarez
Karina Contini
(0)
8 de diciembre de 2019  

De aire más ribereño que urbano, la zona de Punta Chica parece ser el último rincón de San Isidro por conquistar. Con un polo gastronómico que asoma en las revistas de tendencias, sus calles residenciales techadas de hojas verdes dejaron de ser área de paso en una excursión al Tigre para captar el interés de las familias jóvenes. Esa es más o menos la historia de Lucas y su mujer, quienes frente a la llegada de su primer hijo, salieron a buscar una casa con jardín y a primera vista quedaron cautivados por esta propiedad a pesar de que había mucho trabajo por delante.

Una estructura de varillas de madera y hierro remata el muro que da a la calle.
Una estructura de varillas de madera y hierro remata el muro que da a la calle. Crédito: Santiago Ciuffo

Implantada en la barranca, la construcción se eleva varios metros sobre el nivel de la calle y queda rodeada por las copas de los árboles.

Después de un año completo de obra (a cargo del arquitecto Mario Goldman) se mudaron sin nada, dispuestos a crear un mundo propio en este vértice de la Zona Norte donde se mezclan los ríos. El lugar perfecto para un nuevo comienzo.

La alfombra de fibra natural (Mihran) organiza el living. Lámpara 'Arco', mesa ratona y sofá (Eugenio Aguirre). Almohadones (Cosa Bonita). Sillones de estilo (Estudio V). Banquitos de madera torneada (Palan). Kokedamas (Rêve Green Deco). Cuadro (Harturo).
La alfombra de fibra natural (Mihran) organiza el living. Lámpara 'Arco', mesa ratona y sofá (Eugenio Aguirre). Almohadones (Cosa Bonita). Sillones de estilo (Estudio V). Banquitos de madera torneada (Palan). Kokedamas (Rêve Green Deco). Cuadro (Harturo). Crédito: Santiago Ciuffo

La casa original era de estilo mediterráneo, con arcadas y aberturas circulares. Además de modernizarla, la obra duplicó los metros del comedor y el living donde las mesita se abre para que sea más cómodo el acercamiento a los sillones.

Del otro lado del living y dos escalones más abajo, el comedor tiene sillas con esterilla y mesa de madera (Landmark).
Del otro lado del living y dos escalones más abajo, el comedor tiene sillas con esterilla y mesa de madera (Landmark). Crédito: Santiago Ciuffo

Los chicos aprendieron a ubicar la torre Eiffel en el plano de París, están re enganchados con eso. Hay varios mapas por la casa, nos gustan; además te trasladan, te traen recuerdos, activan planes
Lucas

Sobre la mesa, esculturas de la serie "Ajedrez", de Valeria Budassof. En el piso, "Zorro enmascarado", de David Klauser. Daguerrotipo políptico de un mapa histórico de París (Harturo).
Sobre la mesa, esculturas de la serie "Ajedrez", de Valeria Budassof. En el piso, "Zorro enmascarado", de David Klauser. Daguerrotipo políptico de un mapa histórico de París (Harturo). Crédito: Santiago Ciuffo

Por su particular ubicación, los ambientes se organizan en vertical, con el garage al nivel de la calle, y la entrada y los ambientes principales unos metros más arriba. Otra escalera lleva a los cuartos. En el último piso está el estudio del dueño de casa.

En la espalda del living, espejo circular y banco de piel (todo de Harturo).
En la espalda del living, espejo circular y banco de piel (todo de Harturo). Crédito: Santiago Ciuffo

Expresivo, el hall de entrada recibe con una carbonilla de una pelea y un mueble rústico de hierro con antiguos libros de historia y política argentina.

Práctico, fácil de limpiar y con look cementicio, toda la planta baja tiene el mismo porcelanato italiano.

Mesa hecha a medida, sillas 'DSW Eames' y lámpara (Indelec). Pava de vidrio, mate y platos de cerámica (Philippa Deco Boutique). En la cocina alfombra vinílica (Mihran), pava negra (Casa Viló) y bowls de gres (Anda Calma).
Mesa hecha a medida, sillas 'DSW Eames' y lámpara (Indelec). Pava de vidrio, mate y platos de cerámica (Philippa Deco Boutique). En la cocina alfombra vinílica (Mihran), pava negra (Casa Viló) y bowls de gres (Anda Calma). Crédito: Santiago Ciuffo

En paralelo se ubican la mesada, la barra y la mesa del comedor diario y cada espacio recibe luz desde una ventana. Desde las primeras horas del día, el sol ilumina todo el ambiente.

En el playroom mesa de hierro y madera, puf de tela, sillón en L (Landmark). Almohadones y manta (todo de Cas a Cas). Carpa (Arredo). En el dormitorio, cubrecamas y almohadones (Huitrú). Muñecos de tela (Sopa de Príncipe). Mesa en paraíso (Chela Home). Cohete luminoso (Lucirte). Lámpara globo (I Wis
En el playroom mesa de hierro y madera, puf de tela, sillón en L (Landmark). Almohadones y manta (todo de Cas a Cas). Carpa (Arredo). En el dormitorio, cubrecamas y almohadones (Huitrú). Muñecos de tela (Sopa de Príncipe). Mesa en paraíso (Chela Home). Cohete luminoso (Lucirte). Lámpara globo (I Wis Crédito: Santiago Ciuffo

El cuarto de los chicos, los juguetes y los cuadritos, entre los que se alternan algunas obras hechas en familia crean un clima colorido y lúdico que se mantiene en el playroom.

En el dormitorio principal, mesa de luz y velador (Eugenio Aguirre). El somier (Serta) con respaldo forrado en tela (Ramos Generales) está vestido con almohadones grises (Huitrú), color crema rectangulares (Cosa Bonita) y cuadrados, y manta artesanal de hilo (todo de Cas a Cas).
En el dormitorio principal, mesa de luz y velador (Eugenio Aguirre). El somier (Serta) con respaldo forrado en tela (Ramos Generales) está vestido con almohadones grises (Huitrú), color crema rectangulares (Cosa Bonita) y cuadrados, y manta artesanal de hilo (todo de Cas a Cas). Crédito: Santiago Ciuffo

El baño de la suite se hizo a nuevo en una ampliación del primer piso. Sobre la mesada de mármol, difusor (Tintha), tabla labrada (Vienede) con accesorios (Jabones Rehue) y vasos de vidrio (Philippa Deco Boutique) con cepillos de dientes de bambú (Meraki Bambú).

Último piso, zona de concentración y relax para los mayores.
Último piso, zona de concentración y relax para los mayores. Crédito: Santiago Ciuffo

"La altura es óptima: en verano no se ve nada alrededor más que las copas de los árboles repletas de hojas. No hay rincón, afuera o adentro, donde puedas ver una casa vecina".

Los escalones se hicieron con dimensiones que permiten usarlos como un silloncito al sol.
Los escalones se hicieron con dimensiones que permiten usarlos como un silloncito al sol. Crédito: Santiago Ciuffo

El declive se aprovechó para generar un quincho con un clima muy especial. Semienterrado, el espacio es un refugio de frescura para los almuerzos veraniegos.

El acceso lateral pasa por el deck (Hugo Bustelo para Indusparquet) donde están las reposeras (La Maceta) y una silla franciscana pintada de negro (Puerto de Frutos). A continuación, la pileta revestida en venecitas (Jorge Chiocchi para Piletas y Riego). Del lado de adentro está el comedor, que avanzó sobre lo que originalmente era una especie de jardín de invierno.

El quincho tiene parrilla y muebles de hierro.
El quincho tiene parrilla y muebles de hierro. Crédito: Santiago Ciuffo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.