Sofía de Wessex. Conocé a la mejor aliada de Kate, que llama "mamá" a la Reina

La mujer del príncipe Eduardo gana protagonismo tras el Megxit y sigue escalando posiciones entre las preferidas de la reina Isabel
La mujer del príncipe Eduardo gana protagonismo tras el Megxit y sigue escalando posiciones entre las preferidas de la reina Isabel Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images
(0)
22 de mayo de 2020  

Tras el alejamiento de Harry y Meghan de la corona inglesa, Kate encontró una gran aliada: la condesa de Wessex, mujer del príncipe Eduardo, quien además de formar un tándem perfecto con la duquesa de Cambridge, tiene cada día más protagonismo en los compromisos que marca la agenda real.

Nacida en Oxford el 20 de enero de 1965, Sophie Helen Rhys-Jones creció en el seno de una familia trabajadora: su papá fue vendedor de neumáticos y su mamá -de nacionalidad irlandesa- se desempeñó toda la vida como secretaria. Cuando era chica, sus padres se mudaron a Kent y allí realizó sus estudios primarios y secundarios. Posteriormente hizo Publicidad en el West End College y fundó su propia agencia, llamada RJH, donde ejercía las relaciones públicas. Durante un evento organizado por ella misma en 1993, conoció al príncipe Eduardo, el menor de los hijos de la reina Isabel II.

Kate y Sofía se entienden a la perfección y saben desempeñar -sin opacarse- el rol que le toca a cada una dentro de la corona británica. Su vínculo es tan estrecho que la condesa se ocupó en varias oportunidades de asesorar (y hasta comprarle ropa) a la duquesa de Cambridge.
Kate y Sofía se entienden a la perfección y saben desempeñar -sin opacarse- el rol que le toca a cada una dentro de la corona británica. Su vínculo es tan estrecho que la condesa se ocupó en varias oportunidades de asesorar (y hasta comprarle ropa) a la duquesa de Cambridge. Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

El príncipe Eduardo, su mujer y sus hijos, Luisa y James, durante una visita al zoológico de Bristol en julio de 2019.
El príncipe Eduardo, su mujer y sus hijos, Luisa y James, durante una visita al zoológico de Bristol en julio de 2019. Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

TROPEZÓN MEDIÁTICO

Después de seis años de noviazgo, Eduardo y Sofía -de quien la prensa siempre destacó su parecido físico con Diana Spencer- se casaron el 19 de junio de 1999 en la capilla de St. George, ubicada en el castillo de Windsor. Todo marchaba a la perfección y la condesa de Wessex -título que recibió tras su boda- encontraba su lugar en la familia real británica cuando, en 2001, cayó en la trampa de un periodista disfrazado de jeque árabe y deslizó -durante una reunión de trabajo- algunos comentarios pocos felices contra el entonces primer ministro Tony Blair y su cuñado, el príncipe Carlos, y su mujer Camilla. Sus declaraciones fueron publicadas por el periódico News of the World y el escándalo se sintió con fuerza dentro del Palacio de Buckingham. Entonces, Sofía renunció a su profesión de relacionista pública y se dedicó de lleno a su familia y a las obligaciones reales. Con su estilo delicado, su carisma y su simpatía, desplegados con arte en cada una de sus apariciones públicas, logró revertir el mal paso y lentamente su imagen ganó popularidad y conquistó el corazón de los ingleses.

9 de enero de 2004. Los condes de Wessex junto a primera hija, lady Luisa Windsor, fotografiados por el príncipe Andrés, hermano de Eduardo.
9 de enero de 2004. Los condes de Wessex junto a primera hija, lady Luisa Windsor, fotografiados por el príncipe Andrés, hermano de Eduardo. Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

Con motivo del Día Internacional de las Enfermeras, la duquesa de Cambridge y la condesa de Wessex fueron las promotoras de un emotivo homenaje virtual y se comunicaron a través de videollamadas con quienes desempeñan su labor, sobre todo en tiempos de pandemia.
Con motivo del Día Internacional de las Enfermeras, la duquesa de Cambridge y la condesa de Wessex fueron las promotoras de un emotivo homenaje virtual y se comunicaron a través de videollamadas con quienes desempeñan su labor, sobre todo en tiempos de pandemia. Fuente: HOLA

LA MIMADA DE ISABEL

Sofía también supo ganarse la confianza y el cariño de su suegra. Tanto, que la Reina permite que la llame "mamá". Después de perder varios embarazos, la condesa dio a luz a su primera hija, lady Luisa Windsor, el 8 de noviembre de 2003. El parto fue muy complicado y ambas estuvieron al borde la muerte. Esto, sumado al complejo estrabismo con el que nació la beba, hizo que Isabel II se acercara mucho a ella y con el correr de los años -aseguran- llegara a convertirse en una de sus grandes confidentes. El 17 de diciembre de 2007, llegó al mundo el segundo heredero de Eduardo y Sofía, James, que recibió el tratamiento de vizconde Severn.

Además de las causas que abraza con pasión -es embajadora de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera y está involucrada en más cerca de 80 organizaciones benéficas (muchas de ellas tienen que ver el cuidado neonatal, la dislexia y los problemas auditivos)-, en los últimos días, la condesa de Wessex dio muestras claras de su compromiso frente a la pandemia que azota al mundo. Desde difundir campañas sobre cómo hablar del coronavirus con nuestros hijos o combatir su aburrimiento durante la cuarentena hasta ponerse el delantal para preparar comida para el Servicio Nacional de Salud de su país. La semana pasada, Kate y Sofía se unieron de manera virtual (cada una está pasando el confinamiento en una residencia distinta) para llamar a las enfermeras de las naciones que integran la Commonwealth y mostrarles su apoyo y admiración. Un particular homenaje del que también participaron el príncipe Carlos, su mujer, la duquesa de Cornwall, la princesa Ana y el príncipe William.

Tan sólo un año después del escándalo mediático que atravesara la condesa en 2001, la Reina y su nuera en un momento a pura sonrisa al salir de la misa de Navidad celebrada en Sandringham. Isabel II y Sofía comparten, además, el amor por los caballos.
Tan sólo un año después del escándalo mediático que atravesara la condesa en 2001, la Reina y su nuera en un momento a pura sonrisa al salir de la misa de Navidad celebrada en Sandringham. Isabel II y Sofía comparten, además, el amor por los caballos. Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

19 de junio de 1999. Convertidos en marido y mujer, Eduardo y Sofía dejan la capilla de St. George, ubicada en el castillo de Windsor. Los condes constituyen uno de los matrimonios más estables de la familia real británica
19 de junio de 1999. Convertidos en marido y mujer, Eduardo y Sofía dejan la capilla de St. George, ubicada en el castillo de Windsor. Los condes constituyen uno de los matrimonios más estables de la familia real británica Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

Sofía también supo ganarse la confianza y el cariño de su suegra. Tanto, que la Reina permite que la llame "mamá"
Sofía también supo ganarse la confianza y el cariño de su suegra. Tanto, que la Reina permite que la llame "mamá" Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

Con la cabeza en alto. Fanática de los sombreros y fascinators, Sofía supo hacer su estilo un sello personal.
Con la cabeza en alto. Fanática de los sombreros y fascinators, Sofía supo hacer su estilo un sello personal. Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

Y se anima a todos los colores y los diseños más originales.
Y se anima a todos los colores y los diseños más originales. Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

Conoció al príncipe Eduardo, el menor de los hijos de Isabel II, durante un evento organizado por ella misma en 1993 cuando trabajaba como relacionista pública
Conoció al príncipe Eduardo, el menor de los hijos de Isabel II, durante un evento organizado por ella misma en 1993 cuando trabajaba como relacionista pública Fuente: HOLA - Crédito: Getty Images

La tapa de revista ¡Hola! de esta semana
La tapa de revista ¡Hola! de esta semana Fuente: HOLA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.