Un arquitecto nos muestra su casa de cara al río

Arquitectura y decoración suman fuerzas para definir una casa generosa y sociable que mira hacia adentro y hacia afuera
Violeta Quesada
Pompi Gutnisky
(0)
7 de febrero de 2016  • 15:42

Una casa de fin de semana suele convertirse en un lugar para recibir. Dentro de un barrio privado en la zona norte del Gran Buenos Aires, en medio de un paisaje campestre y muy cerca del río, esta construcción proyectada por el arquitecto Facundo Arana no es la excepción. Mampostería, madera y hormigón fueron los tres elementos elegidos para materializar una composición que se expande para incorporar el entorno natural. El desafío estuvo en encontrar el equilibrio entre dos premisas: una vivienda que convocara la reunión pero, también, que ofreciera la necesaria intimidad para el disfrute pleno de cada sector. Entonces, se trabajó en los usos de las zonas intermedias con una constante: la flexibilidad. Así, el enorme espacio social de planta baja y los dormitorios en el primer piso suman 180m2 cubiertos que alcanzan los 380 cuando se añaden el deck, las terrazas, el quincho, el muelle, los patios, la pileta y las áreas semicubiertas. Todo sectorizado y con diferentes orientaciones para compartir un momento o para tomarse un rato a solas y leer un libro, dormirse con el rumor del río o contemplar el atardecer.

SIN PINTURA

  • "El uso de revoque plástico en interior y exterior ofreció una solución de tiempo y de texturas", explica el arquitecto Facundo Arana, responsable de todo el proyecto.

  • "Se trata de un material lavable y ‘pintable’ que, además, ofrece carta de colores, tonos especiales a pedido y variaciones de textura y dibujos según la forma de colocación y granulación".

  • "Impermeable, el revoque evita impregnación de humedad. Al ser plástico, absorbe los pequeños movimientos de asentamiento de la casa".

* Tras el portón de acceso, hacia un lado está la puerta principal y, hacia el otro, el quincho con parrilla bajo la pérgola.

* Siguiendo el deck que rodea casa, se llega a la pileta y a la galería posterior.

* En la entrada hay un pequeño hall de trancisión junto a la escalera que conduce al primer piso.

* La planta baja es un gran espacio que integra la cocina-comedor y a continuación un estar totalmente abierto a la galería.

* Arriba, un cuarto de huéspedes y el principal en suite con salida al balcón sobre la galería.

Texto: Lucrecia Álvarez.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.