srcset

Grandes Esperanzas

Vivió 6 meses en la calle, logró estudiar y ganó un concurso con un premio de $200.000

Alejandro Gorenstein
(0)
27 de mayo de 2019  • 15:45

"A los 18 años llegué a Buenos Aires sin conocer prácticamente a nadie. Me fui escapando de mi casa, de mi realidad. Soy homosexual y eso no estaba permitido en mi familia. Durante más de seis meses viví en la calle. Iba a los paradores para bañarme y dormir. A veces me sacaban las cosas, me robaban lo poco que tenía".

Así arranca el duro testimonio de Daniel Campos (30) que nació en Salta y se crió en esa provincia con la abuela.

Interesado desde niño por la gastronomía, y en especial la pastelería, a medida que se fue acomodando en la gran ciudad Daniel comenzó a conocer a diferentes personas que le fueron dando una mano. "Trabajé como bachero, no tenía dirección fija, cada día era algo distinto. Me pagaban el día y fui ahorrando. Con el tiempo, me animé a llamar a mi mamá y me fui a lo de mi tía que vivía en Buenos Aires".

"Con el tiempo me fui apasionando más por la cocina, por la pastelería"

En uno de los paradores le recomendaron que realizara un curso de panadería, gratuito, al que asistió con unos compañeros de la iglesia a la que asistía. Después de esa experiencia, Daniel conoció a un chico que trabajaba en un restaurante en el barrio de Palermo. "Me integré como bachero, pero hacía otras tareas como trabajar en la cocina y ocuparme del delivery. Con el tiempo me fui apasionando más por la pastelería. Después, pasé a trabajar en un local frente al hospital Ramos Mejía donde ayudaba en todo al dueño. Además, ahí conocí a mi actual pareja, que me incentivó a estudiar y a crecer", dice.

Como el lugar en donde estaba el restaurante se vendió, el dueño lo llevó a Daniel a su nuevo local donde pudo aprender y aportar lo que había visto en el rubro cocina. En ese mismo tiempo, su pareja lo anotó para estudiar Gastronomía, le pagó la matrícula y el primer mes. De esa forma, fue trabajando y estudiando hasta que se recibió. "Me afirmé como ayudante de cocina y a lo largo del tiempo fui adquiriendo conocimientos en distintas tareas".

"No lo podía creer"

Daniel comenzó a estudiar Pastelería Superior en el IAG y en paralelo entró a trabajar en un restaurante en Martínez, con mejores condiciones. Una vez que finalizó la carrera, se desempeñó en ese sector hasta que a finales del 2017 comenzó a notar que había mucha desorganización tras la renuncia de la pastelera. "No tenía lugar para trabajar, no se podía producir. Me empecé a angustiar, a bajar de peso. No disfrutaba lo que estaba haciendo, pero decidí quedarme cumpliendo con mi palabra porque había acordado estar presente para un evento", recuerda.

Después de esa última noche, Daniel decidió renunciar a su empleo. En realidad, era algo que ya lo tenía planeado. Y durante un tiempo permaneció desocupado.

"En ese momento mi pareja solicitó para mí, a partir de una publicación que vio, una beca para hacer una Tecnicatura Superior en Cocina Profesional. Tuve que concursar y se presentaban un montón de personas. Hacían varias entrevistas, más o menos tres o cuatro rondas. Y cuando me avisaron que había quedado no lo podía creer, fue una hermosa noticia", se emociona.

"El gourmet en la villa"

No habían transcurrido ni dos meses de aquel día cuando Daniel se enteró de la posibilidad de participar en un proyecto para emprendimientos gastronómicos que premiaba con $ 200.000 a quien resultara ser el ganador. Su pareja, un sostén muy importante, lo anotó con su proyecto: "El gourmet en la villa" (en Instagram: @el_gourmet_en _la_villa)".

Este proyecto ofrece panificados y repostería de estilo gourmet en zonas de bajos recursos a precios muy accesibles. Además, su emprendimiento propone la capacitación a todos aquellos que quieran aprender el oficio de la panadería.

En la final estaban Frankie Sade, Jimena Monteverde, Alejo de Masterchef, y "El gordo cocina", entre otros competidores. A pesar de estar algo nervioso, Daniel no se apichonó, armó su speech con la ayuda de su pareja que lo había "encerrado" una semana frente a la cámara para practicar. Todo su esfuerzo, sus ganas y su concentración hicieron que su discurso saliera fluido y, finalmente, ganó el concurso. "No lo podía creer, estaba obnubilado".

En el marco de la Semana de la Pastelería Artesanal (que busca promover las creaciones nacionales de los pasteleros, artesanales y con materias primas nobles), http://www.pasteleriaartesanal.com/, Daniel Campos cuenta de qué se trata su emprendimiento que tiene como objetivo acercar esta artesanía a su barrio. "La idea con 'El gourmet en la villa' es llevar tortas de vanguardia, estilo gourmet, a bajo costo, hacer productos aptos para celíacos y también poder dar pasantías, incorporar a gente que quiera aprender lo que es la pastelería como para incentivar a otros a armar sus propios proyectos. Y estar más cerca de la gente de la villa", se ilusiona.

Daniel y su pareja se encuentran definiendo el tema del local, acondicionando el lugar que tenían, comprando maquinarias, mientras, dice, la gente está esperando ansiosa para que puedan abrir. Hace 8 años que vive con su pareja en Villa Jardín, Lanús, sobre la ribera. "Estoy agradecido por la ayuda que me brinda toda su familia, me conmueve como se preocupan también por mi salud", concluye.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.