Buchones y vigilantes

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
30 de diciembre de 2018  

"Nosotros no digitamos nada, como ellos, que son vigilantes" (Del camporista Gustavo Matías, sobre la conducción de su sector)

"Son vigilantes. Hoy, La Cámpora es menos que Franja Morada. No existe. Para ensuciarme, se convirtieron en nazis, con eso de que 'miente, miente que algo quedará'", dijo el camporista Gustavo Matías sobre los máximos conductores de su sector, a quienes acusa de haberle "hecho una cama" para que lo denunciaran por abuso sexual.

"Vigilante", "ortiva", le dedicó desde la cárcel a Juan Grabois el exministro De Vido , por haber dicho que añoraba un gobierno como el kirchnerista, pero sin corruptos. La respuesta de Grabois llegó rápida: "Ni yo soy vigilante ni vos un héroe de la resistencia peronista".

Cada vez con mayor fruición, muchos dirigentes de las distintas versiones del PJ utilizan la palabra "vigilante" como sinónimo de buchón, botón, alcahuete. Cristina Kirchner también recurrió a ella cuando, para amonestar a sus protegidos de La Cámpora, relató públicamente que le hacían recordar una vieja anécdota de Perón. En un discurso pronunciado en 1953 y en recuerdo de otro de 1945, el General pidió a "los compañeros" que estuvieran "atentos y vigilantes". Y, luego, tras el exilio, se quejó: "Lástima que se fueron los atentos y quedaron los vigilantes". Cristina, para suavizar el cuento, pidió perdón a los policías por el "chiste" que le había vuelto a la memoria.

"No tengo vocación de vigilante. No tengo vocación de buchón", chillaba Hugo Moyano desde el palco, un día de paro camionero. ¿Quiénes eran entonces los buchones para Moyano? "Los que se exiliaron en el sur argentino a lucrar con la 1050". O sea, los Kirchner, mucho antes de que él se aliara con... Cristina.

Jorge Asís, locuaz exégeta peronista, criticó floreadamente a los "buchones" empresarios que declararon en la causa de los cuadernos de la corrupción. Dijo hace poco por televisión: "En este torneo de Pavarottis, de ver quién canta mejor, les quiero decir a los muchachos empresarios que tengan cuidado, que empresas extranjeras les van a comprar las suyas por monedas. [...] Si te la llevaste, si la hiciste, bancatelá". Tras lo cual elogió a Lázaro Báez porque "sigue sin hablar".

Qué paradoja la del PJ. Hubo una época en que se los peronistas se desgañitaban cantando "Viva la cana, viva el botón, viva Velazco [jefe de la Policía Federal], viva Perón". Juan José Sebreli pinta un gran retrato de esa época en Los deseos imaginarios del peronismo. Una obra que incomoda a "los muchachos" en su inagotable ambición revisionista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.